Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Horacio Cabak y Hernán Drago dominan la TV: dos tipos audaces

Consagrados modelos del mundo de la moda, finalmente disfrutan el estrellato televisivo desde distintos formatos de programa.

Tienen todo lo que anhelan una gran mayoría de argentinos: son atractivos, tienen mucha facha y pinta, buena imagen pública y obviamente miles de mujeres muertas de amor por ambos. Emergentes del competitivo mundo de la moda, recién después de mucho tiempo la televisión abierta tras ciertos cabildeos, pareció asignarles un protagónico y destacado lugar en la comunicación audiovisual en esta cuarentena. Pero sus caminos no fueron un fino recorrido de rosas y perfumadas fragancias.

 

Horacio Cabak y Hernán Drago conocen de memoria lo que es pelearla fuerte hasta llegar al sueño que esgrimieron desde sus comienzos. Aunque sus caminos parecen distanciados por una cuestión cronológica, provienen de la misma localidad. Ambos emergieron en la órbita mediática común que podían conquistar: la moda. Oriundos del terruño bonaerense, crecieron competitivamente en Olivos, pero de a poco se las ingeniaron para crecer en un ámbito muy exigente.

 

Sobresaliendo por su aspecto físico y presencia, no tardaron en convertirse en reyes de las pasarelas y las campañas publicitarias. Ambos llegaron al complicado mundo televisivo y ya nunca la abandonaron, curiosamente unidos por aparecer en un programa que pareció la plataforma apropiada para hacerse un lugar y crecer poco a poco. “El show creativo”, la idea televisiva de Juan Gujis para difundir avisos publicitarios, los halló desempeñando la co-conducción junto al empresario con éxito inmediato en la pantalla chica.

Horacio Cabak y una adopción televisiva inmediata

La enorme retroalimentación que sus presencias en la tevé generaron en el mundo de la moda, sin dudas fue inmediata. Apareciendo primero sobre las pasarelas y posteriormente asumiendo la conducción de desfiles por el interior del país junto a otras figuras, tuvieron su oportunidad en la mentada “caja boba” y no la desaprovecharon.

 

Horacio Cabak no desaprovechó el convite sabiendo que la carrera de modelo podía tener una limitación cronológica. Desde su debut como notero en Canal 9 allá por 1984, trabajó como animador central o co-conductor en al menos en 25 programas. En la última década consolidó su profesión en “La jaula de la moda“ o varios programas especiales de ElTrece relacionados con su trabajo inicial.

 

Recientemente decidió no ceñirse a un foco televisivo y durante la cuarentena se lo pudo ver reemplazando a Alejandro Fantino en su ciclo vespertino, productivos tiempos en los que no le tembló el pulso para ser un panelista más en “Polémica en el bar”. Ahora, en sus ratos libres, su gran explosión mediática lo encuentra en twitter provocando reacciones de impacto muy popular.

Hernán Drago y las curiosas mieles del reconocimiento tardío

El modelo oriundo del destacado territorio bonaerense, seis años menos que Cabak, tardó un poco más en lograr su esperado estrellato en la pantalla chica. Tal vez convencido que debía aprovechar cada año desfilando, haciendo conducción de eventos en el interior o las habituales campañas de gráfica, recién en el 2009 comenzó su firme romance con la tv.

 

Cinco años acompañando a Juan Gujis en el “El show creativo“ lo pusieron en la mira de las famosas productoras, algo que explotó fuerte en 2014 cuando lo convocaron para “Tú cara me suena”, un ciclo de imitaciones musicales que le dio un espacio destacado. Durante el último lustro creció firme con varios ciclos de cable, pero su llegada al programa de Guido Kazka “Bienvenidos a bordo” este curioso año de cuarentena resultó decisiva.

 

Bailando desenvuelto sin temor y participando de exigentes pruebas físicas, su presencia en el ciclo prime-time de ElTrece fue su consagración, especialmente cuando incursionó en el humor acompañando los gags del animador principal. Sin aprovechar sus conocidas ventajas estéticas, al mostrarse natural provocó una seducción televisiva inmediata que la productora del ciclo aprovecha al máximo. De rebote, su tarea como ocasional panelista en el ciclo de Pampita Ardohaìn por cable creció a niveles increíbles.

La cuarentena los puso a prueba y supieron sacar provecho

Convertidos en indiscutibles galanes que no se inmutan por transitar las cinco décadas o su perímetro inferior, ambos entendieron que la cuarentena no debía ser impedimento para una necesaria reinvención. Sin desfiles o conducción de eventos, aprovecharon este momento especial de la televisión para lograr destacado protagonismo.

 

Cabak no desaprovechó la oportunidad de reemplazar a Alejandro Fantino, afectado de la enfermedad top de esta temporada. Su presencia en la zona vespertina de América fue tan exitosa, que, tras el ocasional reemplazo, las autoridades del canal del cubito decidieron de inmediato sumarlo a “Polémica en el bar”, donde se luce como un gracioso parroquiano de esa entretenida mesa de café en la franja prime-time.

 

Drago arrancó en “Bienvenidos a bordo” y los productores del ciclo revisando el minuto a minuto advirtieron su impacto en pantalla. De un par de apariciones semanales, el ciclo lo encontró como miembro estable todos los días. Jugando el rol de partenaire de los chistes de Guido Kazka, sus escenas bailando provocan las miradas femeninas y la complicidad de la audiencia al advertirlo desacartonado del look de “varón guapo inconmovible”.

 

Horacio Cabak y Hernán Drago, lejos de incomodarse con los avatares de una televisión en cuarentena alterada de cuajo, supieron aprovechar las oportunidades. La respuesta que ambos alcanzaron parece haber provocado nuevos frutos. Varias productoras estudian la chance de ofrecerles programas propios a ambos para el 2021, una temporada en la que la tv todavía deberá debatirse con las limitaciones generadas por la cuarentena sanitaria.    

                                                                                                        

Rating: 0/5.