Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una imagen que se adelantó al presente. Charly festejó 71 años en silla de ruedas

Aquella postal de 1994 cuando el rockero aparecía en los espectáculos de “La hija de la lágrima” con el cabello rubio y en sillas de ruedas, duro anticipo del presente físico del artista.

En el arte de enmascarar una complicada situación de la realidad, el entorno del rockero Charly García no parece detenerse con sus comportamientos, conductas que lo único que hacen a esta altura de los hechos, es ratificar que el prestigioso cantautor atraviesa desde hace bastantes temporadas una delicadísima situación de salud. Los habituales medios de comunicación en los últimos días nuevamente ubicaron al rockero en el tradicional centro noticioso, habida cuenta del cumpleaños número 71 del fundador del grupo Sui Generis, cuyo festejo que se llevó a cabo en la sucursal palermitana del boliche jazzero Bebop en la Capital Federal. Esta fue la primera aparición pública del famoso intérprete, después que el bigote bicolor dijera ausente en el show de Bernard Fowler, el 50 aniversario del disco “Vida”, y otros lugares donde se lo había anunciado de manera extraoficial.  

La celebración del septuagésimo primer cumpleaños del notable artista transcurrió en las últimas horas del domingo 23 de octubre, habiéndose elegido ese local de música para dar cabida a los números invitados del agasajado, postergando así las tradicionales reuniones que el pianista desarrollaba en el Faena Hotel, cuando el famoso cabaret del complejo o su living bibliotecario eran bloqueados para dicha celebración. Coordinado por la pareja del cantautor nacido en Caballito, la lista de invitados diseñada por Mercedes Iñigo en las jornadas previas reunió a un montón de colegas, adicionando también otras figuras de la escena artística que se acercaron al lugar para felicitar al autor de “Peperina”.

La comunidad artística saluda a Charly

Unas cincuenta personas del espectáculo se dieron cita en el amplio local ubicado en la calle Arévalo, las cuales fueron llegando a esta convocatoria mucho antes de las 22, momento en que finalmente el homenajeado se hizo presente. Sin dudas lo más llamativo del arribo del compositor a su fiesta de cumpleaños, fue que el artista expresa en los tiempos que corren una limitadísima respuesta física, por la cual se halla postrado en una silla de ruedas que ya se volvió una constante en las actividades del músico. Mostrando a los presentes una reducida capacidad de movimientos, donde su brazo izquierdo mantuvo una elevada paralización en sus conductas motrices, el rockero saludó con la lata de una gaseosa apenas fue divisado por sus colegas y varios fotógrafos que lo esperaban.             

En relación a la salud del veterano artista, en marzo de este año, Charly García debió ser internado a raíz de haber sufrido muy graves quemaduras, heridas que fueron atendidas en el Instituto Argentino del Diagnóstico y Tratamiento cuando el compositor de “Rasguña las piedras” debió ser llevado de urgencia a dicho nosocomio, luego de lastimarse buena parte de su pierna izquierda. Las quemaduras acaecidas en circunstancias no aclaradas por el entorno del cantautor, pero que supuestamente habrían ocurrido cuando un cigarrillo inició un principio de incendio en una sábana que cubría la extremidad del tecladista.

El inicio de su romance con la silla de ruedas

La imagen del talentoso músico, ubicado en una silla de ruedas durante esta aparición con motivo de su cumpleaños número 71, no conforma la primera aparición del famoso artista ubicado en esta clase de tradicional transportación sanitaria. Charly García, a principios de los años ‘90s, luego de publicar el desprolijo álbum “La hija de la lágrima”, comenzó a concretar algunas actuaciones de este álbum ubicado en una silla de estas características, época donde el músico se había teñido el cabello de color rubio claro, en homenaje a Kurt Cobain, líder de la banda Nirvana fallecido en abril de 1994. En esa etapa de su carrera, el rockero atravesaba serios problemas con sus adicciones, época donde terminaría internado en una famosa clínica de recuperación, después de concretar bochornosas apariciones en el Teatro Opera, tocando el álbum que inició una década de lanzamientos muy lejos de su prestigio artístico.

Los medios de comunicación que difundieron imágenes del artista en su festejo número 71, ocurrido en el barrio de Palermo, también indicaron que el artista tiene un nuevo disco que se conocerá próximamente, pero no brindaron más datos al respecto. Lo real es que la nueva obra del cantautor porteño está terminada en un 85 por ciento, pero el músico aún no definió ciertas cuestiones estéticas para publicarlo, además de sufrir una gran demora por un aspecto que la prensa desconoce. El nuevo trabajo del artista incluye fragmentos de audios pertenecientes a otros músicos, los cuales demandan un tradicional proceso de autorización para poder ser utilizados en otras composiciones.

Sin señales de un nuevo álbum para este año

Consultados por la posible publicación de un nuevo disco del fundador de Seru Giran, los directivos de Sony Music Argentina admitieron que está en carpeta la salida de un nuevo disco del artista, pero que el rockero aún no les entregó el álbum terminado, por lo cual en primera lectura asoma confirmado que este año no habrá trabajo del intérprete, placa que podría conocerse recién en los primeros días de marzo con una gran campaña publicitaria en diversos medios. La demora y también decisión de no darlo a conocer en las semanas que vienen, es que los encargados de marketing de la compañía disquera entienden que sacar a conocimiento público un trabajo de esta importancia, con la cercanía de un campeonato mundial de fútbol, no recibiría la adecuada respuesta comunicacional de los medios habituales, como tampoco la muy perceptible y esperable respuesta de los incontables seguidores del talentoso creativo del bigote bicolor.         

 

Imágenes: Charly Garcia.com.ar / Télam / Clarin.com - Movilpress

Rating: 0/5.