Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Papa Francisco, un pontífice de historieta: se reunió con Spiderman para ayudar a los niños

Jorge Bergoglio apeló a la colaboración del superhéroe de Marvel Comics para promover un acuerdo de asistencia a nosocomios con pacientes infantiles, lugar que acudirán todos los ídolos mundiales de ficción para entretener a los más pequeños.

Cuando las cosas se ponen complicadas, hay que apelar a toda la ayuda posible, es lo que habrá pensado Jorge Bergoglio, el Papa argentino que curiosamente se las ingenia para ser noticia en los tiempos pandémicos que corren. Desde octubre pasado, las audiencias generales se habían cancelado por el agravamiento del cuadro sanitario en el Vaticano, un aspecto que naturalmente incomodaba al pontífice argentino, quien disfruta del tradicional encuentro con la feligresía en cada oportunidad que le resulta posible. Desde el miércoles 12 de mayo, esos encuentros se fueron retomando con cierta habitualidad, pero existía con cierto fundamento la sensación que los mismos estaba viciada de cierto temor tanto de los encargados de organizarlas, como de los fieles de prestar su presencia a las mismas.

 

En lo que constituyó una muy perfecta y estratégica maniobra de marketing y también de oportuna solidaridad con los más pequeños, este último miércoles el Papa Francisco hizo “lío”, como solía decir al comienzo de su papado, y en medio de la audiencia general con las personas que lo visitan, recibió nada más y nada menos que al Spiderman italiano, al que le pidió su colaboración con otros grandes superhéroes de ficción para llevar un poco de alegría y confort a los niños internados en nosocomios de la zona. Este miércoles, casi al mediodía, Jorge Bergoglio, es decir el Papa Francisco, saludo esta mañana a un hombre que portaba el disfraz de Spiderman en la audiencia general con los fieles, esa tradicional reunión que tiene lugar todos los miércoles en el patio de San Dámaso del Vaticano.

 

El encuentro entre la máxima figura eclesiástica y uno de los principales superhéroes de la factoría de Marvel Comics, multinacional de historietas, films y otros productos, fue con un tono totalmente solidario, buscando que esa reunión primero aflojara los nervios que existen tanto en el personal del Vaticano que organiza esos cálidos encuentros, como también en aquellos fieles que se acercan al mismo para transmitir sus impresiones a esta máxima figura religiosa. Mattia Villardita, un simpático joven italiano de 28 años que ha formado la entidad “Supereroincorsia” (algo así como “superhéroes en la sala”), dirige una asociación de voluntarios que se disfrazan de famosos personajes de cómic, para visitar a niños ingresados en los hospitales, tal como viene destacando el sitio de noticias Vatican News en los últimos meses.

 

El no tan inesperado encuentro entre ambas potencias mundiales en la madrugada europea transcurrió, para deleite de los ocasionales testigos de esa histórica reunión, en el atractivo patio de San Dámaso en el Vaticano, lugar donde ahora el pontífice recibe a la feligresía cada miércoles en las primeras horas de la mañana. En esa emotiva reunión, “Spiderman” le entregó al pontífice su máscara de superhéroe y reveló su identidad, conociéndose que el joven italiano Mattia Villardita encarna al héroe arácnido en suelo italiano. Francisco, que no le niega un rosario a nadie, quiso corresponder el gesto del ídolo de millones y en respuesta a la máscara le ofreció la tradicional cruz con las cuentas bendecida poco antes de esa reunión tan valorada por los creyentes, un momento de esta aparición publica de su Santidad para renovar la fe y llevar paz, esperanza y amor entre los numerosos seguidores de la grey católica.

 

Sin dudas, el encuentro entre Spiderman y el Papa Francisco, le puso una nota de color y también de distención a una zona  del continente europeo muy golpeada el año pasado por la pandemia, lugar donde se registraron cientos de muertos, algunos de ellos del Vaticano, afectados de COVID-19, en medio de la desesperación general ante el surgimiento de esta grave enfermedad generada a fines de 2019 en un moderno laboratorio de China , la cual mató a la fecha varios millones de personas alrededor del mundo. El pontífice, feliz con la iniciativa de reunirse en persona con uno de los superhéroes más queridos en los últimos tiempos de la industria del espectáculo, además de entregarle un rosario a “Spiderman”, un encuentro que apareció en todos los medios ocupando mucho espacio, le pidió al mismo que acuda al Policlínico Agostino Gemeli de Roma con una banda musical de la policía de ese estado para “provocar sonrisas a los pequeños que están en el hospital”, a lo cual el arácnido personaje asintió muy emocionado por el pedido del funcionario argentino que hoy preside el Vaticano.

La reunión entre el pontífice y el superhéroe que se adhiere a las paredes o lanza objetos con sus entretejidas redes venía siendo gestada hace varias semanas, pero recién ahora al llegar el verano europeo contó con el aval de los organizadores, quienes consideraron que el momento de mayor temperatura favorecería un encuentro público de las características que acontecieron hace muy pocas horas. El joven italiano Mattia Villardita se enfundó el traje del “hombre araña” hace cuatro años, movido por su propia experiencia, pues padece una enfermedad congénita desde niño y, según aseguró al ser consultado por los medios, le habría “encantado ver a Spiderman entrar por la ventana”. Ahora el joven, junto a sus amigos también vestidos de héroes de Marvel Comics, visitarán otros nosocomios con la finalidad de llevar fuerzas a los niños internados y mantenerlos esperanzados.

 

En este extenso tiempo, además de haber conocido al papa Francisco, Mattia Villardita fue reconocido con la Orden al Mérito de la República Italiana, distinción que le entregó el año pasado el presidente Sergio Mattarella, condecoración en la que se destaca firme el “fuerte altruismo y las numerosas iniciativas imaginativas con las que contribuye a paliar el sufrimiento de los pacientes más jóvenes del hospital”. Cabe recordar que las famosas audiencias que desarrolla públicamente el Papa Francisco, tuvieron una esperable, pero al mismo tiempo abrupta cancelación a fines del año pasado, las cuales tras numerosísimos chequeos y análisis permitieron ahora recuperarlas para la agenda papal. Las mismas se retomaron el último miércoles 12 de mayo en el patio de San Dámaso, en el interior del palacio apostólico, y no, como ocurría habitualmente en la plaza de San Pedro, buscando reducir de esta manera el número de participantes y el riesgo de contagio.

 

Fotos Papa Francisco: Departamento de Prensa del Vaticano 2021

 

Rating: 0/5.