clima-header

Buenos Aires - - Sábado 10 De Diciembre

Home Gente Espectáculos Cacho Fontana. Con seguridad

Cacho Fontana. Con seguridad

Pocos animadores calaron tanto en la retina, y los oídos, de los argentinos como Cacho, que se fue casi en silencio de radio. Perfil del revolucionario de los medios.

Espectáculos
Cacho Fontana

“Fue tan fuerte el estilo que creó que obligó a otros grandes a crear su propio estilo. Algunos lo lograron y otros no. Héctor Larrea lo logró, por ejemplo. Yo escuchaba ‘Buenos días’ y sabía que no me había equivocado en el dial, que estaba en Rivadavia escuchando a Cacho Fontana”, comentaba el locutor Oscar González Oro al diario La Nación. El periodista Ángel de Brito en sus redes posteaba el adiós al locutor fallecido el pasado 5 de julio, “La voz se convirtió en leyenda” La vorágine informativa, que tanto le debía en calidad y precisión -hoy ausente- a Cacho, se deglutió la triste noticia.

Para muchos un perfecto desconocido, el hombre de los medios que reinventó la radio en los sesenta junto a Antonio Carrizo, conjugando preparación, sapiencia y un tono distendido, quedó tan desdibujado en la amansadora mediática como el fallido festejo que se realizó en la Bombonera, minutos antes de un partido, donde los hinchas se preguntaban desconcertados quién era. Y Cacho era el conductor de “Odol pregunta”,  donde se premiaba el conocimiento sin máscaras ni cantos ni humillaciones. Era el revolucionario de la tevé y la radio, a tono con la modernizaciones tecnológicas y de estilo. Era la voz que otorgó la mayoría de edad a la publicidad argentina. Pero encima de todo era un hombre que admitió una y mil veces los errores aunque la masa/mersa chimentera, más la envidia de varios, condenaran al ostracismo a Cacho los últimos treinta años de vida. “No sé cómo será el destino, no puedo imaginarlo, pero a lo mejor este sea la última posibilidad de estar frente a cámara. Ustedes no saben lo difícil que es alejarse de este medio, que ha sido tan generoso con nosotros, que nos ha dado tanto”, las palabras casi de despedida en 2018 de Cacho Fontana con un premio a la trayectoria. Con esa voz, la mejor de la locución argentina por siempre.

Hombre de radio

Ritmo, coherencia, personalidad y creatividad. Podía entrevistar al premio Nobel Luis Federico Leloir, aquella transmisión de 1970 un hito en la tevé, a Ringo Bonavena antes de combatir con Mohammad Alí el mismo año, como a Juan Perón en el exilio de Madrid. Cuatro horas.  Arranca una notable carrera presentando a la orquesta de Juan D´ Arienzo en el Chantecler, Norberto Palese de Barracas, nacido el 23 de abril de 1932, rebautizado por el actor Carlos Carella como Cacho Fontana, y llega a un gran momento en “El Relámpago” con Luis Sandrini y Tita Merello en Radio El Mundo, aquel novedoso programa que transmitía desde la redacción de un diario. “La radio es el medio que mejor permite ejercitar la imaginación. Tiene una instantaneidad contundente” sostenía Cacho que luego de pasar una década en esos estudios, que luego serían Radio Nacional -hoy uno lleva su nombre en Maipú 555 y allí se despediría de los micrófonos en 2019-, pasa a integrar una camada galáctica en Radio Rivadavia. Sus primeros trabajos con José María Muñoz, en la transmisión del Mundial de 1966, darían el reconocimiento de público y medio por la dicción impecable, sus modales y su estilo rotundo y enérgico a la hora de comunicar. “Fontana Show” en Rivadavia, con María Esther Vignola y Rina Morán y guiones de Alberto Migré, Hugo Moser, Jorge Guinzburg y Abel Santa Cruz entre otros, lo mejor de lo mejor en los mejores momentos, marcó un hito en la manera de hacer radio. “Fontana, entendió mejor que nadie que la radio dejaba atrás a la ficción a manos de la televisión y que sus nuevas herramientas serían la información veloz, el flash al instante, el deporte, la utilización de la industria discográfica en reemplazo de la presencia de los músicos en vivo, la cobertura telefónica internacional, la conexión trepidante con el servicio, con la noticia”, en la ajustada reflexión en argentores.com.ar, del profesional que sigue marcando el éter; Beto Casella, Santiago del Moro y siguen pasando las voces.  

Cacho Fontana

“La voz portadora de la verdad”

Pero desde antes, 1959, Cacho había incursionado en la tevé, en la época magna de los locutores, y trabajaba en “El Show de Andy Russel”, el primer gran programa de entretenimientos argentino; en el que casualmente debuta en cámaras otro enorme de la radiodifusión, Antonio Carrizo. “Fue una de las primeras veces en las que se alcanzó un nivel tan elevado en los participantes. Era inusual porque no se trataba de aventureros que iba por el premio sino de especialistas en cada tema. Odol siempre consideró el hecho de dar un premio en dinero como algo simbólico, no querían enriquecer a alguien gratuitamente de la noche a la mañana”, recordaba Cacho del posterior “Odol pregunta”, con 19 años al aire, y que impuso una vara -¿irrepetible?- dentro por una caja boba no tan boba. Con seguridad.  “Cacho equilibraba, en su estilo de palabra y gesto, la sobriedad y cierta autoridad la marcación rotunda y acentuada: era la voz portadora de la verdad”, subrayaba Juan Sasturain en el diario Página/12.

En simultáneo el locutor participaba en el suceso de “La campana de cristal”, que inspiraría los engendros siguientes de programas benéficos con pruebas insólitas, y se afirmaba como El locutor de la publicidad nacional. Odol (contratado por el padre de Susana Giménez), Terrabussi, Piccardo, Peñaflor, Pirelli, Grafa, Tres Plumas, Yelmo y La Serenísima, slogans como “Digale sí” (Terrabusi), “Y péguele fuerte (YPF), “Con seguridad” (Odol), llevan su impacto discursivo y un innegable legado en los locutores. En tandas comerciales se puede escuchar aún a locutores que son hablados por el estilo Fontana.

 

“Quédate a ver, no te vayas de allí, el mundo en que vives te quiero mostrar" fue el tremendo salto que en 1977 produjo Cacho, que se encontraba en un impasse televisivo. Caso extraño de Fontana porque se lo considera Hombre de la Televisión, aunque sus participaciones fueron discontinuas y, hacia el final, casi inexistentes, salvo invitado en algunos programas para ventilar sus miserias. Volviendo a “VideoShow” en el histórico -demolido- Canal 11 de la calle Pavón, que contaba en el equipo a la recientemente fallecida Magdalena Ruiz Guiñazú y a Enrique Llamás de Madariaga, la utilización de “la máquina de mirar”, o se la cámara manual de video, produjo un salto  en cómo se hacía periodismo; en la peor etapa, los años oscuros de la dictadura militar. Carlos Monzón, Tato Bores y Susana Giménez fueron de los primeros entrevistados el 11 de febrero en el novedoso horario de 23 a 1; Cacho inventando una franja despreciada que en los ochenta, “NotiDormi”, y los noventa, “VideoMatch”, se transformaría en furor. Un polémico paso por la gerencia de Canal 11 (1979), y otro más en la conducción con Pinky de “Las 24 horas por Malvinas” (1982), en las cuales se recaudaron un millón y medio de dólares que nadie todavía sabe su destino final,  fueron las primeras señales de alarma en un paso intachable.

Cacho Fontana y Pinky

Cacho, Tesoro Nacional

Su matrimonio y divorcio con la modelo Liliana Caldini, madre de sus dos hijas -tuvo otra con la locutora Dora Palma en 1954-, se transformó en carne de tapas de revista, en lo bueno y lo malo. Un alto perfil a la picadora gruesa, “se van a reír pero espero que me crean. El Negro tenía un problema con su pareja y yo quería solucionarlo. Como no había lugar para encontrarnos -con Nancy Herrera-, lo hicimos en el mueble (un hotel de alojamiento) y nos sentamos alrededor de una mesa frente a frente, con una copa de champán. Pero la cama quedó armada como al llegar. Cuando salimos, teníamos a todos los fotógrafos encima”, diría Fontana metido en los problemas de pareja de Herrera y su amigo, Alberto “Negro” Olmedo, en 1987.  Sus romances y salidas se transformaron en tópico de las conversaciones en las mesas familiares y cafés, peligrosamente. 

Base Cacho Fontana familia

Luego vendría Marcela Tiraboschi en los noventa y las denuncias por maltrato y abuso, el locutor sobreseído por la justicia, pero no por los medios que ayudó a fundar. Una pendiente que tendría pequeños regresos, en su querida Radio Rivadavia en los noventa,  o la conducción por los 90 años de la radio argentina desde Tierra del Fuego (2010), retransmitida por cien emisoras. Aunque era tal su gravitación y pregnancia en los pasillos de radios y tevé que cuando A.R.P.A., la entidad que nuclea a las radios privadas nacionales, tuvo que optar por una personalidad representativa para ponerla en la tapa de su anuario por los ochenta años de la radio, fue Fontana el elegido.

Amaneció la hora de los interminables homenajes a cambio de la falta trabajo, que obligaron a Cacho, sumado a las dolencias físicas y emocionales, a recluirse en un geriátrico de Palermo. Habitación de por medio de su admirada Pinky. “Palese cuida a Fontana. Fontana fue un hombre que pagó mucho por ese nombre, por el seudónimo”, confesaría al periodista Pablo Mascareño del diario La Nación en 2019, Chacho fallecido el 5 de julio de 2022. Y en el diario, ni en la radio, ni el telé, menos en la redes, se realizó ni un segundo de silencio. Cacho repetía que la radio es un regalo para el oyente. Fontana fue un regalo para los argentinos.

Cacho Fontana y Pinky

 

ImágenesTélam / FB Grandes de la Escena Nacional

Fecha de Publicación: 01/10/2022

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Pinky Pinky. Cuando se prenda la luz colorada, hable.
Anibal Troilo Aníbal Troilo. Pa´ que bailen los muchachos

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Arg vs Paises Bajos Argentina en cuartos de final de Qatar 2022: Una victoria ajustada para renovar la esperan...

El viernes la “Scaloneta” jugará frente a Países Bajos a las 16 horas, un duelo que aparece más duro...

Espectáculos
Famosos en Qatar 2022 Los famosos no se cansan de alentar a la selección argentina en cada mundial

Aunque la cotización del “Dólar Qatar” amenazaba con desalentar la llegada de turistas al campeonato...

Medio Ambiente
tapir Sami La tapir Sami vuelve a la libertad

El mamífero de tres años fue liberado en la Reserva de Horco Molle y explorará su hábitat natural en...

Espectáculos
Museo historia rockera santafesina El Rock Argentino ceba su mate en el Paraná

Se presentó en Buenos Aires el Museo que recorre la rica historia rockera santafesina de sesenta año...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades