clima-header

Buenos Aires - - Lunes 15 De Agosto

Home Gente Espectáculos Bruzzo x Bruzzo. Una biografía comentada

Bruzzo x Bruzzo. Una biografía comentada

Actriz notable de las tablas y los estudios, que impuso nuevas maneras de actuar, de encarnar a la mujer en lucha, de ofrendar testimonio en tiempos difíciles. Una rosa de acero.

Espectáculos
Alicia Bruzzo

Corría 1992. En el Teatro Cervantes una maestra de frontera recibía a una inspectora en un paraje perdido. La maestra estaba interpretada por Alicia Bruzzo. La actriz que supo ofrendar calidad y riesgo artístico en lugares disímiles,  y recibió la  popularidad de la telenovela “El Rafa” y el reconocimiento de la crítica en la pieza “Yo amo a Shirley”.  Aparentemente.  “La gente no confunde cultura con aburrimiento”, señalaba La Bruzzo en el estreno de “Alta en el Cielo”, basada en un capítulo televisivo de “Atraverse”, repetido tres veces a pedido del supuesto público indolente. Empeñada en “uno no puede permitirse pisar las tablas sin nada que decir”, Alicia cada noche en los primeros noventa recibía a una inspectora, Emilia Mazer, quien recriminaba el por qué la humilde docente rural egresaba alumnos, pobres, marginados, sin completar la fría currícula. Y la maestra contraponía una realidad superior, una necesidad que excedía las leyes y los reglamentos “-la obra- me permite no sólo hacer teatro, sino decir algo que quería decir, necesito denunciar algo que quería denunciar. Sobre todo en este momento que la realidad es tan dura” Una rosa de acero para tiempos difíciles.

“A la memoria me viene mi vereda, la calle Rondeau, lo que yo les decía a los taxis cuando llegaban hasta la puerta de mi casa, el último árbol grueso, ya que empezaban, a continuación, luego, los finitos. Me acuerdo de la calle Urquiza, el conventillo en el que yo iba a jugar con los gitanos, y mi amiga la Buzona; estaba también el parque donde quise aplicar una gimnasia nueva que había aprendido en Quilmes y con la que casi me rompo el alma”, recordaba Alicia risueña el diario Crónica, venida el mundo en el barrio porteño de Parque Patricios el 29 de septiembre de 1945. De una familia de buena posición, por el lado del padre, y raíces barriales y artísticas maternas, un tío fue el prestigioso escenógrafo Saulo Benavente, a los 19 años emprende un viaje iniciático por Europa, sin dinero, y allí aprendería pintura, otra de las pasiones de Alicia.

Alicia Brusso y Marzenka Nowak - Espérame mucho

Alto Teatro para todos

Bruzzo había partido imaginando un futuro de abogada y, en el retorno, transformada, encontró  al teatro en Pompeya. Su primer papel se llamó La Tigra en una presentación vecinal en San Isidro y, con la aprobación de la omnipresente madre, ingresó al conservatorio. Cambiando el apellido por Alarcón, en la escuela de arte dramático impedían actuar, se presentaba con Pipo Pescador, acompañando las luego famosas canciones infantiles con mímica, bajo los disfraces de Doña Patapan y Mentolina Trabalengua. Inicia una larga colaboración con Agustín Alezzo, en el descomunal suceso de principios de los setenta, “Las brujas de Salem” de Arthur Miller, “mi personaje era el de Abbie, el protagónico. Y ese elenco era monstruoso. Alfredo Alcón, Milagros de la Vega, Lalo Hartich, Alicia Zanca, Héctor Manso, Norma Bacaicoa…creo que fue el último éxito que tuvo el teatro. Hacíamos tres funciones los sábados: una locura. Salíamos del teatro a las dos de la mañana y había gente con banquitos para comprar entradas para el día siguiente...no se podía creer ¿Sabés lo que es un lleno total todas las noches en el teatro Blanca Podestá –actual Multiteatro-? Por esta obra, el agregado cultural de la embajada de Estados Unidos me becó un mes para ir a su país y desarrollar la actividad cultural que eligiese…le debo a Alezzo el haber podido participar de eso, porque en aquel entonces yo seguía estudiando con él. Fui su alumna durante siete años”, apuntaba la actriz que jamás dejó de perfeccionarse, “hay épocas de dar y hay épocas que recibir” Bruzzo alternaba este reconocimiento en el teatro “serio” con un ascendente carrera televisiva, primero con Narciso Ibáñez Menta, y luego en las telenovelas de Alberto Migré como “Nacido para odiarte” (1971). Allí encarnaba a una mujer violada que volvía por un revancha, caracterizada de rabiosa morocha, “trabajo cada telenovela como si fuera Shakespeare…estuve condenada a ser una intelectual en la tevé y una tilinga en el teatro” Parte a Italia a probar suerte a mediados de la década, nadie convocaba a una actriz libre de cuestionar directores y dramaturgos,  buscando un registro desprejuiciado y contemporáneo,  y regresa en 1979 para el teleteatro “Mama linda”.  

 

“Vas a poder hacer de todo”

1980 sería un punto de inflexión en su trayectoria. Además de comenzar la relación con el padre de su hija Manuela, el director Raúl Serrano, actuaría en “Mary Barnes. Historia de una esquizofrénica”, la pieza en el Teatro Bambalinas que aún en la actualidad marca un hito del teatro nacional. La Bruzzo interpretaría a Barnes, un paciente que lleva al límite las teorías de la antipsiquiatría, y ella misma, empujando al borde la representación y lo representable “creo que me cambió la vida. Llegué a pozos muy profundos y poder salir de ahí, te da mucha seguridad: sentís que a partir de semejante experiencia vas a poder hacer de todo”, refería a Diana Fernández Irusta. Y la  gran atención del público masivo arribaría esa temporada con el papel de Luisa, en la telenovela “El Rafa”. Esa sensual viuda de cabellos ondulantes y voz grave no sólo enamoró a Rafa (Alberto de Mendoza) y Cholo (Carlos Calvo), y a toda una generación de argentinos –reprimidos-, sino que terminó escandalizando al mismísimo gobierno militar, “con Abel Santa Cruz construímos un gran personaje, que sufría una tremenda soledad”. Luisa, que encendía las pasiones de Rafa y Cholo, padre e hijo.  “Uno no en vano elige las cosas: yo quiero hablar de mí como mujer, hablarle a las otras mujeres con cosas que nos son propias”, afirmaba la actriz, que demostraba potentes mujeres en la tevé, luego en “Situación límite” (1985-87), “Libertad condicionada” (1986) y “Atreverse” (1990-91) Por estos ciclos recibe varias distinciones, entre ellas el Martín Fierro.  

ALICIA BRUZZO - AYALA Pasajeros de una pesadilla

La actriz debuta en el cine en “Me enamoré sin darme cuenta” (1972), actúa con José Martínez Suárez y Alejandro Doria, pero la gran consagración  sería la mujer alcohólica de “Pasajeros de una pesadilla” (1984) de Fernando Ayala, “un personaje que era un escándalo, muy histriónica, y había que dosificar el desborde…la escena del suicidio llevó doce horas de realización” Por este papel ganaría el premio Cóndor, lauro que repetiría con “Una sombra ya pronto serás”  (1994) de Héctor Olivera.  “La rosa tatuada” (1985), “Cartas de amor” (1989) y “Yo amo a Shirley” (1991) son las aclamadas y premiadas apariciones del momento teatrales de la actriz, “-quise mucho a estos papeles- porque dejan la sensación que es posible cambiar, de que la vida no se acaba, y de que la felicidad es posible. Te abren el pecho…-son mujeres- que toman coraje, cambian sus vidas y deciden qué quieren ser”, remarcaba. En este pico creativo, “un actor tiene un fuerte compromiso cuando sube al escenario”, resulta una de las víctimas de la intoxicación masiva con jarabe de propóleos  en 1992. Alicia comienza a sobrellevar una seguidilla de graves problemas de salud, sobrepeso y polineuritis, que desembocarían en el diagnóstico de cáncer de pulmón en los dos mil. "Mi contacto con Alicia siempre fue por trabajo y por algo que nos emparentaba: la obesidad. Sin embargo, no éramos parecidas; ella no soportaba estar gorda. Un día, en una reunión de grupo en la Clínica del doctor Cormillot me dijo: 'Che, Giunta, si tenés tanta autoestima, ¿qué estás haciendo acá?'. Teníamos carácter fuerte y nos sacábamos chispas, pero nunca la sangre llegó al río. Después, cuando nos tocó filmar “De mi barrio con amor”, fue un placer. Ella a veces desaparecía y la encontrábamos comiendo un sándwich de milanesa en el bar de la esquina. Siempre la consideré una de las mejores y más bellas actrices argentinas”, contaba la actriz Ana María Giunta a Mariano D´ Andrea, en un artículo del 2010 donde los compañeros  de distintos proyectos recordaban, además de su talento y entrañable amistad,  que “era una mujer con una gran energía y un desarrolladísimo sentido del humor. Su risa era libre y muy contagiosa", en palabras de la actriz Stella Maris Closas.

ALICIA BRUZZO - LUPPI Pasajeros de una pesadilla

“Alta Comedia” (1992-97), con rating de más de veinte puntos, los sábados a la noche con un repertorio de clásicos del teatro y la televisión argentina y universal, marca de las últimas intervenciones regulares de Bruzzo, a medida que los trastornos de salud se agravan.   Un breve paso en “El deseo” (2004) significó la despedida de la pantalla chica, y “De mi barrio con amor” (1995), el último protagónico en cine con Luis Brandoni. En el Complejo Paseo La Plaza, la artista expuso una serie de obras plásticas que luego presentó en el Centro Cultural Recoleta,  “el arte digital es una forma de canalizar más lo que yo siento, lo que soy y lo que tengo para decir. Son diferentes lenguajes en donde está la posibilidad de expresar sentimientos, angustia y goce”, sostenía de sus acciones artísticas finales. La Bruzzo falleció el 13 de febrero de 2007, tras sufrir una descomposición generalizada en la querida casa de Mar del Sur, “cada tanto necesito el mar”, repetía  Alicia con alma de viajera. “Soy muy vital. Y me gustaría transmitir eso, como persona y como actriz. No peleo, lo tengo incorporado. Puede que haya miedo pero estoy en constante desafío con ellos” La Bruzzo, una mujer sin ataduras, ni paracaídas.

 

Agradecimiento-ImágenesGrandes de la Escena Nacional

Fuentes: Fernández Irusta, D. Alicia Bruzzo en Nuestras Actrices. Entrevistas. Segundo Acto. Buenos Aires: Ediciones del Jilguero. 1998; Pacheco, C. “La gente no confunde cultura con aburrimiento”. Entrevista Alicia Bruzzo en revista La Maga. Año I Nro. 24. Junio 1992. Buenos Aires; Filighera, R. en Diarioshow.com;  D´ Andrea, M. en Nuestrosactores.com.ar

Fecha de Publicación: 30/03/2022

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Juana Hidalgo Juana Hidalgo. Yo transmito con mi arte valores y principios
Mujeres en el baño “Mujeres en el baño”: Una atractiva relectura de una obra que desnuda una realidad que merece otra consideración

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Hugo del Carril Hugo del Carril x Hugo del Carril. Una biografía comentada

Uno de los artistas argentinos que marcó a su pueblo con un acercamiento original a los temas social...

Historia
Invasiones Inglesas Invasiones Inglesas. Los Cantos a la Patria naciente

Las invasiones británicas de 1806 y 1807 terminaron de socavar las estructuras perimidas del Virrein...

Arte y Literatura
Charco Press Charco Press: literatura latinoamericana en inglés

Carolina Orloff es una argentina radicada en Edimburgo, Escocia, que fundó la primera editorial de l...

Historias de gente
Circo Sarrasani. Circo Sarrasani. “¡Mamá! ¡Mi tía Trude parece un princesa!”

La saga del Sarrasani, el circo más querido de los argentinos, continúa en la entrevista a Karin Kun...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades