clima-header

Buenos Aires - - Lunes 22 De Abril

Home Gente Espectáculos “Argentina, 1985” y el sueño trunco en los Oscars

“Argentina, 1985” y el sueño trunco en los Oscars

La cúpula de film presenció la entrega en el teatro de Los Ángeles y el resto del equipo fílmico siguió la premiación en un restaurant porteño. Te contamos cómo se vivió.

Espectáculos

Fue una jornada inolvidable en muchos sentidos, pero también cargada de la inocultable decepción que significó para los responsables de la película culminar la jornada sabiendo que el sueño de ganar un Oscar con la película seleccionada, finalmente quedó trunco con el triunfo de “Sin novedad en el frente” (“All quiet on the Western Front”) en la categoría de “mejor película extranjera” o en idioma no inglés. Con una logística especial, el equipo del film “Argentina, 1985” se dividió en tres bloques. En Los Angeles, Estados Unidos, la delegación estuvo compuesta por el director Santiago Mitre, su pareja Dolores Fonzi, los actores Peter Lanzani y Ricardo Darín, este último con su esposa Florencia Bas, quienes ingresaron al Teatro Dolby en Hollywood. Algunos productores de la película aguardaron el desenlace en un hotel a metros de la conocida sala donde se estregaron las estatuillas.

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Santiago Mitre (@sanmitre)

 

La experiencia de participar nuevamente en la categoría de los Oscars reservada a filmes extranjeros, sin dudas generó una expectativa muy destacada, por eso la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Argentina decidió que semejante noche donde otra vez el cine argentino participaba por el màximo premio, ameritaba una reunión en Buenos Aires, con todas las personas que hicieron esa realización nominada al famoso premio que se concede en Hollywood a principios de la primavera estadounidense. El domingo 12 de marzo desde las 20 horas, todos los involucrados que no viajaron a los Estados Unidos se reunieron en “Million”, el prestigioso restaurante de la periodista y conductora Ernestina País, quien casualmente esa jornada celebraba su cumpleaños. El conocido edificio de la zona de Retiro con varios pisos, fue totalmente ploteado en la planta baja con monitores, gigantografías del film y la institución artística nacional.

 

Sentimientos especiales a miles de kilómetros

A más de 9800 kilómetros, mientras en Buenos Aires comenzaban los preparativos para seguir por tv de cable la entrega número 95 de los Oscars, en el mismísimo Teatro Dolby  ocurría un hecho no menor. Por esas cosas del destino, después de recorrer la prolongada alfombra roja con los medios acreditados, Ricardo Darín y Santiago Mitre se encontraron nada más y nada menos que con el mismísimo director y productor Steven Spielberg, una sorpresiva situación donde el mítico realizador se acercó para felicitarlos por la película nominada. Atónitos al principio y emocionados después, el talentoso actor argentino ante los elogios de Spielberg le propuso que hicieran una película juntos, instantes donde todo pareció extractado de uno de los capítulos de Peter Capusotto. “¿Vos estuviste bebiendo?” fue la respuesta del responsable de “Los Fabelmans”, broma que terminó con una foto de los tres posando para el celular del intérprete argentino. Unos segundos después, la actriz australiana Cate Blanchet también los felicitó, hecho que Darín comentó a los medios.

Oscar Buenos Aires

Ya con todos sentados en el Teatro Dolby esperando el arranque, en Capital Federal unas cien personas disfrutaban del cóctel organizado por la academia argentina, lugar donde el actor Norman Briski capitalizaba las notas televisivas, mientras los monitores mostraban las primeras imágenes con Jimmy Kimmel anunciando el arranque de la premiación. Fue en ese momento, donde Ernestina País, muy rápida de reflejos y conocedora de cómo los argentinos disfrutan ese cautivante evento, coordinó veloz el armado de una amplia mesa al fondo del lugar para que los artistas hiciesen su bunker de observación. Los integrantes de la película “Argentina, 1985” apenas arrancó la emisión se acomodaron en ese lugar en el famoso restaurant, sitio donde las intérpretes Victoria Carreras y Malena Solda miraban sus celulares para interiorizarse de todo lo que pasaba en Los Ángeles. Las actrices Anahí Martella y Paula Ranseberg fueron las primeras en sentarse allí, sumándoseles luego el recordado actor de “La Fiaca” y Carlos Portaluppi, quien previamente atendió a todas las cámaras que lo aguardaban.

Argentina 1985 Oscar

Declaraciones para bajar la ansiedad y los nervios

En la transmisión realizada por la cadena TNT, la delegación argentina solo apareció en la cobertura de la alfombra roja, último instante donde las cámaras de ese canal los tomaron al ingresar al Teatro Dolby, porque luego por distintos motivos, nunca fueron enfocados  con las incontables cámaras ubicadas dentro de la sala. Buscándo bajar la ansiedad y los nervios que rodeaban a una situación así, Ricardo Darín había dicho a varios medios que “la moneda está en el aire y ahora resta esperar”, aunque en el fondo sabía que las chances de ganar se habían reducido severamente luego que “Sin novedad en el frente” ganase con enorme contundencia en los Premios Bafta. “La película alemana es buena y muy fuerte”, destacó el actor de “El hijo de la novia”, intentando descomprimir sus vivencias dentro de la máxima fiesta.

En Argentina, a medida que pasaban las categorías y fruto de los elementos etílicos que podían disfrutarse para combatir el calor, los concurrentes se habían soltado un poco y en los cortes comerciales de la transmisión televisiva, los asistentes comenzaron a cantar sin titubeos “Muchachos”, pero con la letra cambiada a la cuestión, tramos donde la hinchada porteña remarcaba que con “la Mitreneta todos la vuelta vamos a dar”. Había electricidad en el ambiente y algunos, cuando la película alemana que competía con la argentina salía en pantalla por otra nominación, silbaban de forma tribunera para reprobarla, conducta de tono futbolístico que no pasó a mayores, hasta que finalmente llegó el momento que todos habían esperado. Para entonces ya había actuado David Byrne (Talking Heads) cantando la canción del film coreano que se llevaría los principales premios, un artista que recibió el respaldo de los presentes en la fiesta de Retiro por sus actuaciones en nuestra nación.

Reacciones contrapuestas ante el resultado final

Pocos minutos antes de las 23:00 horas de Buenos Aires, todos los corazones latieron con mayor velocidad cuando Antonio Banderas y Salma Hayek ingresaron juntos al escenario  del Teatro Dolby para presentar la categoría de “mejor película extranjera”. Ricardo Darín que no avizoraba un buen desenlace para la producción argentina ante la potencia del film alemán, titubeó como muchos suponiendo que una pareja latina podría anunciar para gran felicidad de los sudamericanos el triunfo de la producción argentina. Después que pasaron algunos segundos con las imágenes de las películas nominadas, la mexicana Hayek fue la encargada de anunciar que “Sin novedad en el frente” había ganado. Inmediatamente las cámaras de la transmisión enfocaron a la delegación germana, que estaba a pocos metros del grupo de “Argentina, 1985”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Prime Video LATAM (@primevideolat)

 

En los Estados Unidos, a diferencia de las premiaciones de nuestra nación, los nominados en las distintas categorías permanecen en la ceremonia hasta el final, en claro contraste de lo que sucede con el Martín Fierro cuando muchos se retiran bastante fastidiados con los resultados adversos. Mientras en el Teatro Dolby la delegación argentina sobrellevaba esa decepción que figuraba en los cálculos, en Buenos Aires la reacción fue diferente, porque el elenco aceptó de buena manera posar para una foto grupal con todos los integrantes de la academia argentina de cine, pero inmediatamente la totalidad de los intérpretes y todos los involucrados abandonaron la fiesta porteña, cuando todavía se seguía ofreciendo gran parte del gran cóctel preparado para agasajarlos.

Finalizada la ceremonia en Los Ángeles, la delegación argentina rechazó amablemente el convite de asistir al “The Governor’s Ball”, fiesta para agasajar a los candidatos, mientras la prensa ubicada en Hollywood intentaba dar con el paradero del equipo nacional, algo que finalmente ocurrió cuando dos corresponsales hallaron a Ricardo Darín en el hotel que se alojaba en West Hollywood. Consultado sobre el resultado adverso, el actor dijo que “esto podía pasar, lo teníamos en cuenta, ahora voy a reunirme con toda la delegación en un restaurant, para estar con todos ellos, como la persona mayor del grupo tengo que ir a sostenerlos, es lo que corresponde. En términos de truco, esta fue una mano en la que no ligamos nada”, esgrimió el intérprete, pocos minutos antes de trasladarse a “Tatel”, local gastronómico perteneciente a los deportistas Rafael Nadal, Pau Gasol e Iker Casillas que había preparado un sector para recibirlos a todos después de la fiesta.

 

 

Imágenes: Télam

Fecha de Publicación: 16/03/2023

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Argentina, 1985 Argentina, 1985: la película más esperada del año participará en el Festival de San Sebastián
Peter Lanzani Peter Lanzani. “Argentina 1985 es un film que dialoga con las nuevas generaciones”

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Emprendedores
desafio led shine Emprendedores argentinos y un desafío que potencia a otros emprendedores

Dos amigos emprendedores se unen para generar un desafío que potencia las habilidades de los maquil...

Nostálgicos
El chocolatinero El chocolatinero

Era un integrante del elenco que trabajaba en el cine. No se consumían bebidas ni pochoclos, eran ot...

Historia
Julio Argentino Roca Julio Argentino Roca. Un Zorro que imaginó la Argentina

Durante cuarenta años fue el estadista excluyente de la Nación por hacer. El tucumano, dos veces pre...

Editorial
Colegio tomado Hay que prohibir la militancia en las universidades y colegios

Uno de los dos grandes males de la Argentina moderna es la Educación. Esa que nos llevó a ser potenc...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades