clima-header

Buenos Aires - - Martes 16 De Agosto

Home Gente Espectáculos Acher por Acher. Una biografía comentada

Acher por Acher. Una biografía comentada

De las mejores humoristas y autoras del Río de la Plata, y en plena vigencia, aplaudida en giras kilométricas que hacen reír a hombres y mujeres, Gabriela Acher es una estrella a seguir.

Espectáculos
Gabriela Acher

“Decidí seguir mi estrella”, confesaba Gabriela Acher en los noventa, con una trayectoria que detentaba exitosas temporadas televisivas y teatrales en Uruguay, Argentina y España. Muchas basadas en la potencia e inteligencia de sus personajes originales, que detrás de un sonrisa, cobijaban el pensamiento de la artista de avanzada. “Liberador para uno y para los demás”, así Acher ejerce el humor, ella de las más notables humoristas en el Río de la Plata, con el desparpajo que demuele hoteles, empezando con los propios, y la lucidez para marcar a otros, lo que viene. O lo que falta. Con un carrera inversa a los demás artistas, explosión mediática en los ochenta a una dedicación amorosa a la escritura y el teatro intimista, Acher mira con esperanza un camino que ella ayudó a despejar, negándose a ser una cara bonita de la tele, e imponiendo su convicciones y trabajo, incluso a compañeros, parejas y más yerbas, “El patriarcado nos hizo creer en otras cosas: en el poder de la fuerza, en el poder del dinero. Para mí es un poder obsoleto, un poder que ya ha demostrado que es más destructivo que creativo. Es un poder que no tiene futuro para la humanidad”, reflexiona Gabriela, con la risa hermana que señaló que el mañana tiene cara de Mujer.  

“Mi papá era tenor y cantor de la sinagoga de los sefaradíes en Uruguay, cantaba divino. Toda mi familia cantaba, mi mamá, mi hermana, dos tíos que vivían con nosotros. Yo soy la que peor canta. Y mis tíos también eran muy graciosos, uno de ellos formaba parte de un grupo que se llamó La Troupe Ateniense, que eran del Club Atlético Atenas. Tenían un grupo de hombres que hacían humor, El Loro Collazo, gente que en el Uruguay suena muchísimo, con unos espectáculos extraordinarios, eran todos hombres disfrazados de mujeres. Las primeras cosas de teatro que yo vi, que fueron ellos, resultaron impactantes en el humor” ", contaba Acher a  Sebastián Scherman de la revista Tumeser. Gabriela nacida el 5 de agosto de 1944 en Montevideo menciona que encontró temprano los primeros brotes de feminismo, “yo era muy cuestionadora, no sabía desde dónde ni por qué, y aunque no le ponía nombre advertía que había un mensajes y conductas muy misóginas. Creo que había en mí, innato, un claro sentido de justicia. Me llamaba la atención el lugar que ocupaba mi papá, en la mesa y en la casa, toda la cosa patriarcal”, puntualizaba.

"Ahí empezaron mis dificultades como mujer humorista”

Telecataplum

Muy joven estudia danza y canto por su cuenta, y empeñada a seguir su estrella, Gabriela en 1961 conoce a Eduardo D'Angelo, una de las estrellas del visionario “Telecataplum”, quien la presenta con los guionistas Jorge y a Daniel Scheck. Incorporada en distintos segmentos, “Era aprender y aprender. Me tocó una estrella al entrar en ese grupo y fue mi primera experiencia porque antes no había trabajado ni como actriz ni como nada porque era muy chica. Fue fantástico, logramos hacer cosas maravillosos, yo pude destacarme haciendo imitaciones de cantantes, hice de Mina que era famosísima en ese momento. Mina estuvo de moda con un programa en la RAI que se llamaba “Studio Uno”, que ella conducía e invitaba a los grandes actores que cantaban, hacían sketches. Nosotros imitábamos muchas cosas y de eso también. Lamentablemente lo único que queda son las fotos porque el programa se grababa en unas cintas anchas que se borraban para seguir grabando, que se haya perdido ese material maravilloso es un dolor que no puedo resistir. La única memoria de “Telecataplum” que queda soy yo”, señalaba entristecida a Liliana Podestá del diario La Nación, en 2021. Acher participó activamente en papeles e ideas en las continuaciones creativas del colectivo de la risa oriental, “Jaujarana”, “Hupumorpo” y “Comicolor”, debutando en cine con Jorge Porcel y Alberto Olmedo, y tiene un destacado rol en la segunda película de María Luisa Bemberg, “Señora de Nadie” (1982).

Acher-Brando Señora de nadie

A fines de los setenta alternaba la televisión, participó en la primera versión de “Mi cuñado” (1977), con el teatro junto a grandes, José Cibrián, Lito Cruz y Antonio Gasalla. "En la obra “Abajo Gasalla”, había un sketch que era una escuelita: Antonio era la maestra y Cecilia Rosetto, Mirta Busnelli, Nené Malbrán y yo éramos sus alumnos. Yo le estaba diciendo un parlamento algo así: la muchacha de la casucha está pasándola mal. Entonces él se enganchó y dice: "¿La muchacha morocha de la casucha? Al otro día arranqué: La muchacha morocha de la casucha... retrechera... Así empezamos, hasta que hicimos un sketch adentro del sketch, largo, con "ch", cada noche era más largo. Eso nos divertía" recuerda. Otra fuente fue un programa con Claudio García Satur, “Dos y Bartolo”, donde el personaje ya se llamaba Chochi, y abusaba, claro, de la ch. Al tiempo, en “Comicolor” de Canal 7, Chochi explotó y apareció en la tapa de los personajes del año en Gente de 1982, teniendo luego Gabriela un espacio en la revista; las primeras notas publicadas de la actriz, un anticipo de los libros. Pero la envidia y la misoginia, “ahí empezaron mis dificultades como mujer humorista”, acota, hicieron que a la temporada siguiente la condición para renovar contrato sea que deje de escribir sus propios libretos.

Gabriela Acher-Gasalla

Gabriela plantó bandera de principios, precursora del feminismo,  y dejó todo para viajar a España, donde Chochi se convirtió en "Charito, mucha marcha", porque Chochi sonaba a chocho que es mala palabra””, un suceso televisivo y publicitario durante dos años. En Europa, “tuve a Rodrigo y después me quedé pegada al nene…Cuando Rodrigo ya tenía tres y pico, vino Oscar Martínez a buscarme para hacer “El último de los amantes ardientes”. Retorné con esa obra de Neil Simon, luego de desaparecer de la televisión y la escenas locales…mi feminismo no me impidió haber querido estar con mi hijo chiquito…esta dedicación seguramente relantó mi carrera en algún punto, pero me profundizó como persona…Me fue muy bien con el trabajo, gané un Estrella de Mar. Y a continuación, me llamaron del programa de Tato y estuve esos dos años con Bores que fueron muy gratificantes”, adelantaba de un periodo que marcó a la actriz.

Hagamos el Humor, de los mejores programas de la historia de la tevé

La actriz participa en “Tato Diet al borde del ataque de nervios” (1989-1990) dejando la frase memorable, espetada al Cómico Nro. 1 de la Nación, “usted es un machista leninista”, o escenas delirantes como “la suelta de machos”, nacidas en su creatividad desaforada. Semejante envión, sumado a un Premio Martín Fierro, motivó que los directivos del canal 13 ofrecieran un programa propio. Lo que no se imaginaron eran los consejos incendiarios de la Doctora Diu, que cosificaba a los hombres, en un acto de justicia para “avivar gilas”, o la crítica feroz a la farándula con la vedette Lorena del Valle. El programa se llamó “Hagamos el Humor” (1991), con libretos de Maitena y Hugo Paradero, y todavía es referencia del humor argentino en la mejor tradición de Niní Marshall. “Me puso frente a mí misma y frente a los otros ya con un perfil muy definido. Un perfil que yo misma no sabía que estaba dentro de mí tan neto…me ayudó a esclarecer el camino…fue como una licenciatura en el tema de la mujer, sin proponérmelo. Y una forma de ampliar el panorama…en ningún momento yo me propuse un producto complaciente, no me puse a pensar qué cosas podía conformar al público. Solo sabía que quería hacer algo de calidad, con mucha exigencia al trabajar el humor, que transmitiera ideas inequívocas”, indicaba a Moira Soto sobre una propuesta de apenas seis meses al aire, debido al despliegue creativo que renovaba sketches semanalmente, y que “agotaron” a la humorista. De Juana Molina a Dalia Gutmann, las nuevas generaciones de humoristas mujeres recogerían al guante. O más bien, el látigo de la Doctora Diu.

Acher mostrará una fugaz continuación dentro de “VideoMatch” (1992), fallida debido al escaso tiempo del segmento de la doctora, y el aplanador “Pum, para arriba” de Marcelo Tinelli. El humor inteligente y fino de Gabriela precisaba de otros tiempos y los encontraría en “los libros -que- me volvieron a conectar con el mundo. La escritura me salvó. Aparte la gente se encontró con mi verdadero”, señaló la ahora escritora de bestseller, entre la autobiografía, la sicología y la filosofía, “El príncipe azul destiñe” (1992), “La guerra de los sexos” (1998), y el último, “¿Qué hace una chica como yo en una edad como esta?” (2016). Títulos que son disparadores de los unipersonales, con los cuales recorre Argentina y el mundo hace más de 30 años. Género teatral que reinventó la carrera de Acher; que no necesita segundos en pantalla y redes, y sigue siendo de las actrices más populares y convocantes.

Acher-Oreiro

La risa, sana

Para su último espectáculo, que agotó entradas en el remozado Teatro Regina en 2022, afirmó a Eva Marabotto, “Presento este unipersonal como una charla Ted dirigida a las nuevas generaciones de mujeres, a las de 40, a las de 50, a las de 60, a las de 70. Les cuento de un estudio genético de la universidad de Taho Lindo, en la Baja California, realizado a 150.000 mujeres en esa franja de edades que reveló que gracias al hecho de que las nuevas generaciones se han divertido un 1.500 por ciento más que sus madres y abuelas. Han logrado provocar una mutación en su ADN, y atrasar 20 años el gen del envejecimiento. Entonces, la pregunta es... ¿los 60 son los nuevos 40? ¿Los 50 son los nuevos 30? ¿Los 40 son los nuevos 20?”, desafía.

Acher-Mi primera boda

“A mí me gusta llamar al feminismo la única revolución sin sangre de los otros. Ahora es una revolución difícil como todas las revoluciones que conocemos en la vida. El enemigo es el patrón, el que aprieta y que no te deja vivir. En este caso la revolución es contra tu novio, tu marido, tu amante, tu padre, tu hijo. Son vínculos muy queridos, muy importantes para las mujeres. Es con ellos con quienes tenemos que luchar para que entiendan la necesidad que tenemos nosotras de una vida con derecho a todo como la tienen ellos. Entonces es una revolución difícil que va a llevar mucho tiempo”, a Constanza Kong, y agrega Acher, “Pensé que me iba a morir sin ver al feminismo aparecer en esta zona del mundo. Yo decía: el feminismo no llegó a Latinoamérica y me voy a morir sin verlo. El hecho de que las mujeres se hayan despertado, sobre todo las jóvenes, para mí es una gratificación muy grande. Por otra parte, me doy cuenta de que la historia no se mueve en línea recta, sino en péndulo. Entonces inevitablemente el feminismo también va a estar en la punta del péndulo hasta que encuentre su equilibrio. En el medio va a pasar una generación, va a pasar un tiempo, no es que de movida ya se encuentra en el punto de equilibrio perfecto. Pero el hecho de que las mujeres empezaron a tener conciencia de sus derechos y a defenderlos es una gratificación grande”, enfatiza una pionera y maestra de la marea verde.

“El humor fue la supervivencia, mi salvoconducto, me salvó de mí misma, me salvó de no ser una víctima, porque cuando pude reírme de mi propio dolor, de mis propias angustias, contradicciones y equivocaciones, salí del lugar de víctima, puse la cámara en otro lugar, y cuando se hace esto se ve otra película -a Marta Iglesias de la revistafusión- Y eso fue lo que me pasó con el humor” Ríase con Gabriela.

 

Fuentes: Soto, M. Gabriela Acher. Nuestras Actrices. Tercer Acto. Buenos Aires: Ediciones del Jilguero. 1999; Marabotto, E. Gabriela Acher: la feminista del humor ahora se ríe de la edad en Télam; Kong, C. Gabriela Acher: “No tuve que corregir nada de mi humor porque soy feminista de la primera hora” en infobae; Podestá, L. ¿En qué anda Gabriela Acher? Las razones detrás de su decisión de dejar la TV y sus inicios rodeados de celos y prejuicios en La Nacion
Imágenes: Télam / FB Grandes de la Escena Nacional 

Fecha de Publicación: 05/08/2022

Compartir
Califica este artículo
4.50/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Alfredo Alcon Alcón por Alcón. Una biografía comentada
Alicia Bruzzo Bruzzo x Bruzzo. Una biografía comentada

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Hugo del Carril Hugo del Carril x Hugo del Carril. Una biografía comentada

Uno de los artistas argentinos que marcó a su pueblo con un acercamiento original a los temas social...

Historia
Invasiones Inglesas Invasiones Inglesas. Los Cantos a la Patria naciente

Las invasiones británicas de 1806 y 1807 terminaron de socavar las estructuras perimidas del Virrein...

Arte y Literatura
Charco Press Charco Press: literatura latinoamericana en inglés

Carolina Orloff es una argentina radicada en Edimburgo, Escocia, que fundó la primera editorial de l...

Historias de gente
Circo Sarrasani. Circo Sarrasani. “¡Mamá! ¡Mi tía Trude parece un princesa!”

La saga del Sarrasani, el circo más querido de los argentinos, continúa en la entrevista a Karin Kun...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades