Skip to main content

El estadounidense que cambió Nueva York por Mendoza

La caída de las Torres Gemelas y los constantes conflictos internacionales llevaron a David English a cambiar su vida. El estadounidense eligió Mendoza.
Así nos ven
David English
| 27 diciembre, 2019 |

David English tiene 48 años y hace 17 que vive en Mendoza. Nació en Nueva York, pero el 11 de septiembre de 2001, su vida, como la de miles de estadounidenses, cambió para siempre. Asegura que el hecho de ver los aviones estrellándose en el World Trade Center y, paralelamente, la gente jugando al tenis en Manhattan, como sin enterarse de lo sucedido, le hizo replantearse su vida.

Según sus palabras, la combinación de una economía diversificada, el clima, las montañas y la vitivinicultura, lo hicieron elegir nuestro país y Mendoza. Asegura, además, que los argentinos tenemos hospitalidad y muchas otras virtudes. Y por ello se siente más argentino que estadounidense. “Una vez al año voy a Estados Unidos por 10 días a visitar a mi familia. Pero lo hago como turista, veo mi propio país con ojos de extranjero. Y apenas llego ya estoy extrañando a mis amigos”.

“La primera vez que vine a Argentina fue en 1998. Estuve por Mendoza y casi toda la Patagonia y me enamoré. Apenas pasó lo de las Torres Gemelas no lo pensé dos veces. Ya tenía planes de volver de vacaciones. Pero cambié de planes y decidí instalarme”, contó el hombre. Que, finalmente, en 2002 se instaló de manera definitiva en esta provincia.

Su vida en Mendoza

Se dedica a establecer contactos y estrechar relaciones entre universidades de su país y las casas de altos estudios de Argentina y de Mendoza, sobre todo. También asesora a futuros inversores que quieren poner su dinero en viñedos de Maipú, Luján o el Valle de Uco.

Y en su discurso el denominador común son los elogios para nuestra sociedad: “Siempre destaco los aspectos positivos de los argentinos. Veo que tienen una visión optimista pese a cualquier cosa que esté pasando. Hay solidaridad, tolerancia, buen trato a los extranjeros e inmigrantes en general. A mí en Inglaterra, en Canadá y en Australia me han insultado solamente por ser norteamericano. Acá eso no pasa”, reconoce el estadounidense.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X