clima-header

Buenos Aires - - Lunes 02 De Agosto

Home Gente Deportes Víctor Antonio Legrotaglie: goles y victorias cuyanas

Víctor Antonio Legrotaglie: goles y victorias cuyanas

En el día de su cumpleaños, recordamos la trayectoria de un gran jugador: Víctor Antonio Legrotaglie, el mendocino. Este deportista tuvo su época de gloria y por eso celebramos esta efeméride con mucha alegría. Porque con sus jugadas nos regaló goles y sonrisas.

Deportes
Víctor Antonio Legrotaglie

Víctor Antonio Legrotaglie nos regaló las mejores glorias del fútbol argentino. Con su desempeño como jugador y como entrenador, logró sacarnos muchas sonrisas. Por eso, la mejor manera de celebrar su vida es recordando su trayectoria en el día de su cumpleaños. Este gran deportista nació en Las Heras, Provincia de Mendoza un día como hoy 29 de mayo de 1937. A lo largo de su carrera como deportista de alto rendimiento, se desempeñó en la posición de mediocampista.

 

Estar en el momento justo

Legrotaglie empezó a jugar al fútbol desde muy pequeño en el Club Sociedad Italiana 5 de Octubre. Ese club es conocido en la actualidad como el polideportivo Vicente Polimeni. Se trataba de una institución fundada por su abuelo y donde su padre y su tío lograron ser presidentes. En sus comienzos, este club disputaba la Liga Lasherina de fútbol existente por aquel entonces. Sin embargo estuvo poco tiempo allí.

Más adelante, Victor llegó a Gimnasia y Esgrima de Mendoza por casualidad. Fue gracias al “Chupino” Carlos Cardone, un conocido suyo y jugador del Lobo en ese entonces. Un día, el jugador le pidió que lo acompañara llevándole su bolso de entrenamiento. Era la forma de invitarlo a ver un partido, ya que los que hacían esta tarea entraban gratis al estadio. Ese día se disputaba un partido entre Gimnasia y Gutiérrez, correspondiente al Torneo Vendimia de 1953. Con tan solo dieciséis años de edad ya se encontraba en la línea de suplentes.

A los veinte minutos del segundo tiempo se lesionó uno de los delanteros. Así fue que el "Mona" Alfredo García (actual entrenador del Blanquinegro), le preguntó si quería entrar a jugar. Obviamente, Víctor no lo dudó y contestó que sí. Su debut improvisado le dejó dos goles para la victoria final del Mensana por 6-2. Con este partido que funcionaría como presagio, comenzó una carrera invisible, pero invencible. Y una vez que cumplió los diecisiete años, firmó su primer contrato profesional.​ 

Víctor Antonio Legrotaglie

 

Sorpresas te da la vida 

Otro dato curioso y de pura casualidad sobre la carrera de este jugador es que su familia era fanática de Independiente Rivadavia. Y obviamente intentaron que entre a jugar allí, y también en Huracán Las Heras, que le convenía por su cercanía. Sin embargo, en ambos lo rechazaron alegando que no le veían futuro en el fútbol por ser muy delgado. Evidentemente se equivocaron.

 

Un corazón gimnástico

Comenzó su carrera profesional en Gimnasia y Esgrima de Mendoza en 1953, donde logró ser el mayor ídolo y emblema de la institución. Por su paso en este club, llegaría al corazón de muchos argentinos. Luego en 1959, pasó a Chacarita Juniors donde obtuvo un campeonato nacional de segunda división. A mediados de 1960 regresó a Mendoza para vestir nuevamente los colores de Gimnasia, su primer amor. Tres años después tuvo un paso por Argentino de Mendoza para, un año más tarde, regresar al Lobo mendocino por tercera vez. Porque como dicen las malas lenguas, siempre se vuelve al primer amor. En ese período se mantuvo por tres años en Gimnasia y ganó un torneo regional de manera oficial. También levantó la copa de uno nacional no oficial, el Torneo Confraternidad organizado por Boca Juniors en 1965.

 

La estrella cuyana

En 1967, de forma fugaz, volvió a la Academia mendocina, pero a mediados de ese año se fue a San Juan para calzarse la camiseta de Juventud Alianza. De a poco se iba convirtiendo en la estrella cuyana del futbol. Sus jugadas cada vez tenían más brillo y sus actuaciones iban llegando de boca en boca a diferentes clubes del país. Su cuarta etapa en el Mensana llegó a principios de 1968 donde empezó a disputar el antiguo campeonato nacional. En 1973, jugó en Independiente Rivadavia, el clásico rival del Lobo. Sin embargo, esto no fue una traición, ya que para la época era costumbre entre los clubes mendocinos prestarse los jugadores para representar a la provincia a nivel nacional. Más adelante, en 1976, se fue a La Rioja para jugar en Américo Tesorieri y unos meses después se terminó retirando de manera profesional.

 

El más grande del futbol mendocino

Víctor Antonio Legrotaglie es considerado el futbolista más grande de todos los tiempos del fútbol mendocino. Incluso, los adeptos lo posicionan encima de los mediocampistas como Enzo Pérez y Hugo Cirilo Mémoli.  Víctor se destacó por su gran talento para tirar caños, pero su mayor destreza resultaron ser los tiros libres y los goles olímpicos. En toda su carrera, marcó sesenta y seis y doce goles con esas modalidades. Por eso, en su cumpleaños lo aplaudimos muchas más veces. ¡Feliz cumple, campeón cuyano!

Fecha de Publicación: 29/05/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Leandro Siendo futbolista pasé los mejores años de mi vida.
Los-jugadores-cordobeses Top 5 de futbolistas cordobeses por el mundo

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
General Manuel Savio Día de la Siderurgia Nacional. Savio, un patriota de acero

Cuando no había muchas chimeneas ni altos hornos, el general Manuel Salvio diseñó un plan maestro, c...

Espectáculos
Gogo Rojo El adiós a Gogó Rojo, una de las últimas vedettes de la legendaria calle Corrientes

La destacada figura santiagueña provocó con su hermana Ethel un fenómeno sensual en los teatros de r...

Empresas y Negocios
Peabody La historia de Do Sun Choi y Peabody: llegó de Corea sin nada y logró marcar la diferencia

Esta es la historia de un inmigrante coreano que llegó al país sin plata, sin documentos y sin manej...

Arte y Literatura
Silvina Ocampo Silvina Ocampo. Tan desarticulada

Desarticulada era una de la autodefinicaciones favoritas de Silvina Ocampo. Su escritura corroe las...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades