Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una beca para jugar al tenis en EE. UU.

Anita Álvarez Storni ha dividido su vida entre el estudio y el deporte. Ahora, consiguió una beca para jugar al tenis y estudiar en EE. UU. Todo sigue igual.

Anita tiene 18 años, juega al tenis en un alto nivel y terminó la secundaria el año pasado. La joven de San Martín, departamento ubicado a 40 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, tiene su futuro inmediato muy claro. Seguirá estudiando y jugando al tenis, pero en EE.UU. Es que Anita consiguió una beca para seguir su vida en ese país.

“El 14 de agosto vuelo desde Ezeiza”, confiesa Anita, quien asegura no haber tenido problemas para obtener el pasaje, en el marco de la pandemia. “En realidad no está todo tan cerrado. Cualquiera que quiera comprar un pasaje, puede. Nadie te pregunta por qué ni nada. Yo lo hice porque tenía esta necesidad especial. El vuelo tiene como único destino Miami. Yo de ahí tuve que buscar una conexión hacia Maryland”.

Obviamente, esa ciudad como destino no es casualidad. Allí está la universidad donde estudiará. “Voy a Mount Saint Mary´s University, en Maryland, a una hora de Washington”. Y llega hasta allí por una beca, que “surgió porque mi entrenador, Javier Viccia, tiene una empresa de reclutamiento de jugadores a través de la cual te aseguran una universidad americana. Las universidades que se interesan en vos se postulan y vos elegís. Dentro de las opciones que yo tenía, elegí esta porque me da el 95% de la beca”.

El tenis, su vida

Practico tenis desde que tengo 10 años. Empecé en El Trébol Tenis Club”. Sin embargo, antes pasó por varios deportes: “Desde chica me gustaron siempre los deportes. Hice mucho tiempo natación, hockey sobre césped y básquet. Pero llegó un punto donde ya no podía ir a todos lados. También estudiaba inglés, y se me juntaban los horarios. En principio me quedé con el hockey y el tenis. Pero, más tarde, el profesor Javier Viccia me dijo que él creía que tenía que entrenar más tiempo. Ahí dejé hockey e inglés y me dediqué al tenis”.

Y le llegó el problema que se les presenta a muchos jóvenes que practican algún deporte de alto rendimiento: escuela o deporte: “Incluso tuve que continuar el colegio a distancia, porque tenía que viajar mucho para competir. Viajaba dos o tres veces por mes por todo el país. Era mucho tiempo entrenando y jugando, no podía asistir a la escuela”. En buena hora, porque gracias a su perseverancia consiguió una beca tan especial.

Tenista profesional

Anita admite que ser profesional en el mundo del tenis es algo muy complicado. Sin embargo, si viene de rebote, bienvenido sea: “Ahora me voy con el objetivo de estudiar afuera, jugando al tenis. Si se da la posibilidad de ser profesional, bienvenido sea. Pero en este momento quiero usar el tenis como la llave para abrir las puertas afuera. La aspiración de ser profesional quedó un poco atrás cuando vi que se necesitan muchas cosas, sobre todo la parte económica”.

Además, la joven tenista se ha estado preparando respecto al idioma, para entender, al menos, los conceptos de la nueva carrera que comenzará: “Voy a estudiar negocios, orientado en finanzas. Con el inglés no me manejo al 100%, pero tuve que rendir dos exámenes y los aprobé. Sé que no es lo mismo rendir exámenes que ir y hablar con nativos. Pero es cuestión de adaptarse y abrir bien el oído. Pero sí, los primeros meses van a ser difíciles”. Y gracias a su preparación en inglés, consiguió una beca tan importante.

Finalmente, Anita comenta que la soledad no es algo que la preocupa. Es más, ya está acostumbrada: “Ya he estado sola 3 meses en Estados Unidos, cuando estuve entrenando. Pero no es lo mismo que irme tanto tiempo como ahora. Pero bueno, voy a estar con una chica de Puerto Rico que conozco, juega en el equipo conmigo y va a estudiar lo mismo que yo. Por eso no me siento tan sola”.

Rating: 0/5.