Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Te voy a bancar siempre

Te amo, pulga. Gracias por todo. No te merecemos

Los otros días, leyendo el Olé (no se enojen, cada uno se autoflagela como mejor le parece), leí unas declaraciones que hizo Elvio Paolorosso, preparador físico de la selección argentina durante la segunda final de Copa América que perdimos con Chile. Antes de seguir, me gustaría aclarar, quizás de hecho ya lo haya aclarado en estas mismas columnas porque lo hago cada vez que puedo, que esa selección (los nombres eran prácticamente los mismos) jugó tres finales (un mundial y dos Copas América) y las perdió SIN RECIBIR GOLES EN CONTRA. Está bien, ustedes me podrán decir que tampoco hizo goles y no me queda más opción que darles la razón, pero no deja de parecerme injusto que nos hayamos quedado con las manos vacías dos veces por penales y la otra con un gol en el suplementario. Además, el partido con Alemania merecimos ganarlo (si quieren hacerse mala sangre mírenlo completo, está en Youtube, y van a ver que tengo razón) y el segundo con Chile también. El primero con Chile fue parejo, estaba para cualquiera, pero lo perdimos de la peor forma. En fin.Bueno, leyendo esas declaraciones de Paolorosso, me encontré con una infidencia. El día de la tercera final (cuando Messi dijo que no jugaba más en la selección y yo casi me muero de tristeza), a las 2 de la mañana, Paolorosso fue a la utilería vaya a saber para qué y se encontró con Messi, solo, “llorando como un nene que perdió a la madre” (mamadera la analogía). El preparador físico, según cuenta, lo abrazó y lloró con él un rato, hasta que se calmaron y se fueron a dormir. ¿Suma esta anécdota algo a la discusión –para mí idiota− de si Messi siente o no la camiseta de la selección? La verdad que no mucho, porque ese día también lloró en la cancha. Sólo quise traerla a colación como una oportunidad más de agradecerle al cosmos haberme hecho contemporáneo de Messi. Te amo, pulga. Gracias por todo. No te merecemos.

Rating: 3.50/5.