clima-header

Buenos Aires - - Viernes 09 De Diciembre

Home Gente Deportes Si Messi no gana con Argentina el “Mundial Qatar 2022” ingresará en una encrucijada crucial para su futuro

Si Messi no gana con Argentina el “Mundial Qatar 2022” ingresará en una encrucijada crucial para su futuro

Después de recibir una estruendosa silbatina el domingo en el Parque de los Príncipes, el jugador rosarino reflexionó con su familia su futuro profesional, dura situación en la que resolvería dejar la práctica oficial de este deporte en pos de su resguardo personal.

Deportes
Lionel Messi

En el álbum de figuritas de la destacada vida deportiva del jugador rosarino Lionel Messi, quedan muy pocas imágenes que faltan completar de ese libro de exitosos recuerdos y sin dudas, la más difícil de obtener en los últimos 20 años es la de levantar la Copa del Mundo con el seleccionado de nuestra nación, algo que por ahora no sucedió por muy diferentes situaciones en los últimos cuatro campeonatos mundiales de los que tomó parte. Este año el ex-delantero del Barcelona, que pasó al París Saint Germain en agosto de 2021, tendrá una nueva chance para conseguir ese objetivo, probablemente la última oportunidad para concretar ese sueño postergado. Las señales para conseguir ese objetivo, asomaron mucho más fuertes que en otros momentos de su carrera, pues durante el año pasado, junto a sus compañeros de la blanquiceleste, el delantero rosarino logró la “Copa América, un título que se le venía negando al futbolista desde que se incorporó de manera constante a este seleccionado mayor de nuestra nación. Depositando su apoyo en el técnico y la totalidad de sus compañeros, el atacante santafesino parece haber conformado con sus colegas del momento un equipo que inspira a sostener la ilusión de una conquista en “Qatar 2022”.

 

Su muy exitosa carrera en el club catalán Barcelona sin dudas es una de las trayectorias más importantes en la historia mundial del fútbol, pero esa fantástica secuencia de títulos y conquistas desafortunadamente nunca se correspondió con la obtención del principal trofeo mundial para los seleccionados nacionales, una carga que viene arrastrando desde el 2006 cuando fue convocado por primera vez para integrar la selección argentina. Todo ese trayecto vistiendo la camiseta de nuestra selección mayor, desafortunadamente jamás le permitió conseguir un logro vinculado con su país y por más que su trayectoria tiene a esta altura éxitos muy valiosos a nivel internacional, la deuda con su nación jugando en el equipo de su país, exhibe un gran reclamo deportivo que los hinchas le vienen solicitando desde ese primer torneo internacional de naciones jugado hace 16 años. El año pasado, en ocasión de abandonar el Barcelona Fútbol Club, Lionel Messi vivió una alegría que puso una cuota de esperanza en su máximo deseo de ganar un mundial para Argentina, hecho generado por el título conseguido a nivel continental por la blanquiceleste en la edición 2021 de la Copa América jugada nada menos que en Brasil. Esa imagen abrazado a todos sus compañeros levantando el trofeo, justo cuando la pandemia comenzaba a descender a modo pausado en la zona, fue la postal que lo ilusionó pensando que en esta temporada ese anhelo mundialista puede verse hecho realidad por múltiples circunstancias.

Messi Copa America

En agosto de 2021, Lionel Messi vivió dos sensaciones muy contrastantes: por un lado consiguió un objetivo deportivo a nivel local que lo potenció anímicamente, pero casi al mismo tiempo, las negociaciones para proseguir en el Barcelona fracasaron y debió casi a las apuradas entablar negociaciones con otros equipos para mantenerse en actividad justo a un año del campeonato de naciones en territorio árabe. El destino y el poderoso interés de los dirigentes árabes que manejan el equipo francés del PSG expuesto para contarlo en su plantilla, le permitieron en pocas semanas debutar en su nuevo club, olvidar la tristeza de una partida imprevista en el equipo donde consiguió sus mayores éxitos, pensando al mismo tiempo que un cambio de horizonte y el haber obtenido un título con la selección se convertirían en una nueva fase de su carrera. En Francia, la dirigencia parisina puso al contado los 142 millones de euros para obtener el pase del jugador, considerando que esta incorporación sería clave para que el PSG lograse de una buena vez por todas el título que aparece pendiente en la vitrina del Estadio Parque de los Príncipes. Con la mente ubicada en llegar en perfectas condiciones a la “Champions League”, el atacante rosarino tropezó con una adaptación lenta y los desajustes de un fútbol europeo con muy distinta clase de marca, como también otro estilo de juego, aspectos que le pasaron inmediata factura a un activo delantero, que antes militaba en un equipo que jugaba de memoria pensando en él como eje principal de todas las jugadas ofensivas.

 

 

Los partidos que disputó con el París Saint Germain por el campeonato local, fueron dura señal de alerta que todo no estaba tal como pensaba el delantero santafesino. Incontables cruces e inconvenientes con el técnico rosarino Mauricio Pochettino, signaron mucho ese arranque otoñal en Francia, mientras el fuerte equipo parisino se alejaba en la punta de la “League 1”, competencia gala por antonomasia. Los problemas comenzaron finalmente a la hora de afrontar los compromisos por la “Champions League”, un torneo donde en esta primera fase por grupos alternó actuaciones destacadas y partidos olvidables, performance que comenzó a preocupar a los hinchas parisinos, al advertir que la nueva adquisición del equipo de la ciudad luz no rendía a la altura de lo esperado. Afortunadamente el equipo de París logró pasar a la fase de octavos de final, pero el bolillero lo ubicó en un choque con el Real Madrid, su rival de toda la vida cuando militaba en el fantástico equipo culé. Las semanas previas al partido de ida, a jugarse en el Parque de los Príncipes, transcurrieron cargadas de mucha tensión por distintos factores y el partido finalmente no resultó como se esperaba. Una pésima y olvidable actuación del jugador con la camiseta número 30, se erigió como la peor performance del rosarino en la última década, tal como destacaron los principales medios europeos. Para coronar una tarde sencillamente espantosa, Messi en el segundo tiempo dispuso de un penal para abrir el marcador y encaminar a su equipo hacia un buen resultado en la ida, pero el delantero ejecutó tan mal ese disparo desde los doce pasos, que el arquero Curtois acertó en volcarse a su izquierda atajando ese tiro penal. Por suerte, faltando escasos segundos para terminar el partido, una enorme patriada de Kylian Mbappé le permitió al PSG irse victorioso de un partido que tenía firmado el empate hasta ese jugador que hizo la estrella francesa.

Messi PSG

La enorme presión para el partido de vuelta no se hizo esperar, semanas donde los medios franceses, lejos de apaciguar con críticas menos lapidarias, lo castigaron con términos que obviamente impactaron de lleno en el jugador argentino. Sin el equilibrio emocional que la revancha ameritaba para ese duelo, el team francés llegó a Madrid bastante asustado en su precaución deportiva, ofreciéndole una imagen muy vulnerable al equipo merengue en los restantes 90 minutos de juego. Sin embargo, otra maravillosa patriada en el área rival del genial Kylian Mbappé, permitió que el París Saint Germain se pusiese adelante en el marcador ante la sorpresa de los hinchas merengues. El arranque del segundo tiempo fue, técnicamente un perfecto manual de terror, porque después de ponerse en ventaja de una forma sorpresiva, los franceses cometieron tantos errores que se caía de obvio que habría espacio para una remontada madrileña. Quien encendió ese reguero de insólitos yerros fue el arquero visitante Gainni Donnarrumma, que lejos de despejar un pelotazo difícil, hizo lo desaconsejado jugándola lateralmente, con tanta mala fortuna que el balón fue tomado por los madrileños, veloz ataque que culminó con un zapatazo de Benzemá iniciando así un histórico hat-trik en 17 minutos para su exitosa cosecha personal. De ir ganando la serie por dos goles de ventaja a quedar eliminado con un 3 a 1 en suelo español, la peor de las pesadillas pareció emerger en el horizonte de Messi, quien después de ese partido recibió infinita munición de todos los medios europeos, que lo fustigaron sin piedad con devastadores conceptos, calificando su estadía en el campo madrileño como “un jubilado que recorre abúlico es césped”.

Messi-Mbappe

Lo que no esperaba, por lo menos en la proporción que ocurrió este último fin de semana, es que la parcialidad francesa en su primer partido en el Estadio Parque de los Príncipes, decidiese silbarlo a lo largo del encuentro frente al Bordeaux cada vez que tocaba el balón en cualquier sector de la cancha. Abucheado como la casi totalidad de sus compañeros, el rechazo que los hinchas parisinos manifestaron tras la eliminación de la Champions, hizo que los jugadores del equipo parisino tomasen conciencia que ni siquiera obteniendo otra vez el torneo local, podrán dejar en el pasado el inconmensurable desastre del partido de vuelta jugado en el Santiago Bernabéu. Nunca en su carrera el jugador rosarino vivió una situación tan traumática y por más que mantuvo su postura incólume para encarar el duelo ante el Bordeaux con resultado positivo, la experiencia de sentir tanto rechazo y bronca de los hinchas parisinos, generó una inédita situación en la trayectoria del atacante rosarino, jornada que al regresar a su hogar deparó una charla familiar acerca de lo ocurrido. Todos pensaban que la desafortunada eliminación solo sería un inconveniente para resolver con la siguiente edición del torneo continental, pero a juzgar por las consecuencias ocurridas, el futuro puede verse muy difícil y complicado a esta altura de su carrera deportiva.

 

 

Entre las novedades que dejó la eliminación del PSG en suelo madrileño, lo primero que se conoció es que ya es un hecho concreto que el delantero francés Kylian Mbappé se irá en pocas semanas al Real Madrid, equipo que mejoró su oferta económica para conseguir la llegada del gran jugador francés. La otra novedad, que naturalmente podía ocurrir tras una debacle como la ocurrida, es que el técnico Mauricio Pochettino terminará antes de lo previsto su labor como técnico en el PSG, institución que ya está contactando a varios entrenadores, para definirse a la brevedad, apenas la dirigencia arregle un acuerdo amable y pacífico con el entrenador rosarino para su desvinculación. Otro asunto que tampoco es menor, es que la dura derrota ocurrida en el Santiago Bernabéu aceleró todos los planes de la dirigencia del equipo parisino, en cuanto a la purificación del plantel. Tras la derrota vivida en el match de vuelta contra el difícil equipo merengue, los directivos quieren desprenderse de jugadores del plantel que significan alta erogación patrimonial y pésimos resultados deportivos, postura que ubicaría a jugadores como Ángel Di María, Mauro Icardi y el flojo arquero Gianni Donnarrrumma ubicados en la vidriera comercial para su comercialización antes de fin de año. Los dirigentes del club parisino podrían también renunciar, en lo que constituiría una absoluta renovación del cuadro parisino, situación que contemplada por Lionel Messi en la paz de su hogar junto a su familia, depararía una serie de decisiones muy trascendentales.

 

Sabido es que el único desafío que afronta el jugador rosarino en esta temporada tras lo ocurrido será su participación en el “Mundial Qatar 2022, competencia a jugarse desde la tercera semana de noviembre en los Emiratos Árabes. Allí Messi dispondrá de lo que hoy se considera su última chance de consagrarse campeón con la Selección Argentina, torneo que puede marcar el premio mayor a nivel local para su carrera y la revancha a bastantes décadas de frustración, pero al mismo tiempo puede ofrecer una nueva decepción en una temporada donde luego de la eliminación del PSG en la “Champions”, no tendrá el nivel de exigencia o importancia que un jugador de elite como él necesita para llegar de manera correcta a una competición internacional tan decisiva como traumática para aquellos que toman parte de la misma. Si Argentina queda eliminada antes de la final o no logra en ese último partido definitorio alcanzar ese objetivo largamente deseado, el jugador rosarino contempla dos opciones profesionales. Por un lado cumplir con el final de su contrato a la espera que la nueva “Champions” con el PSG le brinde un esperado, desquite deportivo, un desenlace que justo se daría a finales de mayo de 2023 cuando finalice su contrato con la institución parisina. Pero otra opción que maneja el deportista y es la que descartaron la casi totalidad de los medios, es que el delantero argentino tome la determinación de dejar la práctica oficial del fútbol, evitando así nuevas decepciones como la vivida hace pocos días en el Parque de los Príncipes, brutalmente abucheado por el público parisino. Está claro que el delantero argentino estaría obligado a terminar su contrato con el equipo de París, pero no se descarta que, abogados de por medio, se busque un acuerdo económico para compensar al equipo francés, descartándose que el delantero santafesino se mude al fútbol de la liga estadounidense, uno de los planes que contemplaba Messi tras finalizar su contrato con la institución gala.                         

Lionel Messi PSG

Shockeado por una manifestación pública que parece haberlo golpeado más de lo que los analistas contemplan, el futuro del delantero argentino quedará sujeto al destino de esos siete partidos que potencialmente contempla la participación argentina en el inminente “Mundial 2022” en Qatar. En caso que el destino y las circunstancias no le permitan a la selección argentina obtener el título en territorio árabe a muy pocas horas de las fiestas de fin de año, Lionel Messi no descarta llamar a una conferencia de prensa el viernes 23 de diciembre para anunciar oficialmente su retiro del fútbol, decidido a comenzar el 2023 sin las presiones de otros tiempos, buscando cierta paz que la actividad deportiva no le brindó en los últimos meses después de su mudanza al fútbol francés y las consecuencias de una eliminación, que a juzgar por los rebotes de la misma, podría provocar que el argentino decida poner punto final a su exitosa carrera como futbolista en el exterior.                   

 

ImágenesPSG Español / Messi

Fecha de Publicación: 18/03/2022

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

PSG Messi Messi y Pochettino, una dupla que pasó del cuento de hadas a una gran pesadilla de terror
Marcelo Bielsa Marcelo Bielsa despedido del equipo Leeds: Una vergonzosa ingratitud a la hora del té

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Arg vs Paises Bajos Argentina en cuartos de final de Qatar 2022: Una victoria ajustada para renovar la esperan...

El viernes la “Scaloneta” jugará frente a Países Bajos a las 16 horas, un duelo que aparece más duro...

Espectáculos
Famosos en Qatar 2022 Los famosos no se cansan de alentar a la selección argentina en cada mundial

Aunque la cotización del “Dólar Qatar” amenazaba con desalentar la llegada de turistas al campeonato...

Medio Ambiente
tapir Sami La tapir Sami vuelve a la libertad

El mamífero de tres años fue liberado en la Reserva de Horco Molle y explorará su hábitat natural en...

Espectáculos
Museo historia rockera santafesina El Rock Argentino ceba su mate en el Paraná

Se presentó en Buenos Aires el Museo que recorre la rica historia rockera santafesina de sesenta año...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades