Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Sebastián Battaglia, un ganador entre ganadores

En el cumpleaños 40 de Sebastián Battaglia, te mostramos la vida del jugador que más títulos ganó en la historia de Boca.

En el día de la fecha pero de 1980 en Santa Fe, Argentina, nacía el jugador con más títulos levantados con la camiseta de Boca Juniors, Sebastián Battaglia. Fueron 18 campeonatos logrados en una carrera llena de alegrías que terminaría en un temprano retiro debido a las reiteradas lesiones. Sin embargo, este volante central se metió en la historia grande del club y ocupa un lugar importante en el corazón de la hinchada xeneize.

115 años de historia tiene el club Boca Juniors, ahora imaginen la cantidad de jugadores que vistieron su camiseta, que han demostrado con creces sus dotes futbolísticos. Pasaron varios jugadores valiosos y otros no tanto, algunos enseñando gambetas y goles inolvidables, mientras que otros le mostraban la pierna fuerte al rival, varios levantaron títulos y otros pasaron sin pena ni gloria. Sea cual sea el paso por el club, la hinchada siempre recordará a quienes le dieron una alegría, a quienes le cambiaron el día o el año por haber logrado un campeonato. Ahora cuando un mismo jugador le ha sacado varias sonrisas, la hinchada se te enamora. Aplaude hasta el hartazgo y corea bien fuerte el nombre del jugador para devolverle una de las tantas sonrisas que te ha regalado. Sebastián battaglia es uno de ellos y esta es su historia con la camiseta azul y amarillo.

Su debut se da el 31 de mayo de 1998 a los 17 años y su primer título llega en el Clausura de 1999 con poca participación entre los titulares. Debido a una lesión de “Chicho” Serna se gana la titularidad y comienza a demostrar ser el dueño del mediocampo. Para ese entonces, año 2000, Boca se consagro campeón del Apertura, la Copa Libertadores, jugando ambas finales ante el Palmeiras, y obtuvo la difícil Copa Intercontinental ante el poderoso Real Madrid. Nada mal para un pibe de 20 años.

Al año siguiente debido a una lesión en sus ligamentos disputó muy pocos partidos, aunque jugó de titular en la ida de la Final de la Copa Libertadores ante Cruz Azul, copa que finalmente ganaría Boca por penales. Ya en el 2002 y sin Carlos Bianchi como Entrenador, contaba con una gran cantidad de partidos pero el equipo de Oscar tabarez no estuvo a la altura.

El regreso del “Virrey” en el 2003 desató uno de los mejores años futbolísticos de Battaglia. Consiguió el Apertura donde le marcó un gol a River y la Copa Libertadores ante el Santos. El moño para cerrar el año vendría con la obtención de la Copa Intercontinental ganándole al Milán por penales. El dato, es que erró su penal pero Abondanzieri atajó dos para darle un histórico título a la vitrina xeneize.

Ante tantas copas el Villareal se hizo de sus servicios tratando de emular algo de lo que había ganado. Pero no corrió la misma suerte y en 2005 regresó a su casa, donde se sentía cómodo levantando trofeos. Con su vuelta, también retornó otra lesión que lo dejó varios encuentros fuera de las canchas pero no por mucho, ya que iba a conseguir un buen rendimiento y obviamente más medallas. Anota: Recopa, Apertura y Copa Sudamericana, todas en el 2005.

El 2006 trajo más títulos, dos más para ser exacto, pero también vino con una pubalgia que marcaria su destino hasta colgar los botines. Una nueva levantada de manos con la copa llegaría en 2007 ante la conocida Copa Libertadores, aunque su rol no fue tan protagónico. En los años siguientes alcanzó en 2008 el Apertura y la Recopa hasta dejar el fútbol en 2011 debido a reiteradas lesiones.

Su retiro se dio en la última fecha de aquel Torneo Apertura de 2011 cuando ingreso al campo en el segundo tiempo y ante una Bombonera llena. Fue ovacionado por la gente dándole una sonrisa de oreja a oreja, recompensando todo lo que el hincha ya había reído.

Rating: 5.00/5.