Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Rézola: el santafesino del canotaje 

Como no podía ser de otra manera, la ciudad de Santa Fe tiene a un representante estelar en el mundo del canotaje. 

Varias de las actividades deportivas y recreativas de la ciudad de Santa Fe están relacionadas con su entorno geográfico y natural. Así, el agua es protagonista del esparcimiento y la competencia local y regional. En este sentido, es un orgullo para la capital provincial que uno de los mejores palistas argentinos sea nuestro. Es un orgullo pero, a su vez y por lo dicho, no es una casualidad. En el canotaje nacional, Santa Fe tiene a un nombre destacado. Es Rubén Rézola, que nació en nuestra ciudad el 21 de abril de 1991. 

Rézola es integrante de la Selección Argentina de canotaje y medallista en los últimos Juegos Panamericanos de Lima 2019. En dupla con Miguel Correa obtuvo también la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de 2011 en la prueba K2 200 m. En los Juegos Panamericanos de 2015, obtuvo la medalla de oro en la categoría K2 200 m junto a Ezequiel Di Giácomo. También logró la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de 2019 en la modalidad K1 200 m.2  

Su actuación en las citas mayores también fue siempre destacada. En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en la prueba doble kayak (K2) en 200 metros junto a Correa, obtuvo un diploma olímpico tras obtener el 5° puesto en la final A. más acá en el tiempoo, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, fue 8° en la final B de la modalidad K1 200 mts. 

En 2020, el palista fue elegido por la Fundación Konex como uno de los 5 mejores canoistas de la última década en Argentina. Que no parezca poco. 

El representante santafesino de canotaje estuvo realizando una concentración en la ciudad de La Plata, con el objetivo de lograr la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. 

No se olvida de ser solidario 

Hace unos meses, Rézola fue tendencia en redes sociales gracias a una destacable acción solidaria. La tomó teniendo en cuenta lo difícil que fue 2020 para el mundo entero. Rubén decidió donar el bono único que el ENARD les brinda a los deportistas argentinos, para ayudar a los más necesitados por el coronavirus.  le pareció la mejor manera de generar conciencia, para intentar ayudar a quienes más lo necesiten y que padecen más fuertemente las dificultades del COVID-19. “La idea de esta iniciativa es que cada quien pueda solidarizarse con personas que arriesgan su vida todo el tiempo y que no tienen otra opción, a quienes más lo necesitan, a un amigo, familiar, conocido. A quien realmente crean ustedes que lo necesite. Ojalá mi aporte pudiera ser más generoso. créanme que es lo único que tengo y sé que ayudará a muchas personas si a esto lo hacemos en equipo. ¡El equipo ARGENTINO!” fueron sus palabras en Instagram. 

Mientras está en Santa Fe, el palista entrena en el emblemático lago del Parque del Sur. Siempre lo hizo en el tradicional Club Náutico El Quillá.  

Como estrella de estos deportes que no reciben tanto dinero como otros, Rubén debe encargarse de otras cosas personales. Estuvo estudiando para rendir finales, también hizo un curso de masajista y ahora, en enero, retoma las concentraciones normales. Había otras actividades con el equipo, nacional pero el santafesino decidió quedarse en su ciudad con permiso del entrenador. Es que debía cumplir sus otros objetivos, que son tan importantes como los deportivos.  

Puede resultar curioso resaltar estos rasgos en alguien que regularmente es destacado por organizaciones como la Fundación Konex. Esta, hace poco comunicó los distinguidos del deporte argentino. Entre ellos hay varios palistas, y como no podía ser de otra manera, lo está Rubén Rézola. 

Rating: 0/5.