Buenos Aires - - Viernes 14 De Agosto

Home Gente Deportes Paolo Quinteros: el entrerriano que la rompe en el básquet

Paolo Quinteros: el entrerriano que la rompe en el básquet

De la talla de Manu Ginóbili, Paolo Quinteros da cátedra en el mundo del básquet. Te contamos la historia de este coloso del baloncesto.

Deportes
Paolo Quinteros-2-2 (1)

Menos conocido que Manu Ginóbili, Paolo Quinteros no se queda atrás. El entrerriano de 41 años sigue jugando al básquet y da cátedra de cómo continuar haciéndolo. Las trayectorias personales, dentro del mundo del deporte, son siempre un buen ejemplo para las jóvenes generaciones. Los “grandes”, como Paolo, llegan lejos gracias a su pasión, sacrificio y autosuperación.

Un buen ejemplo de determinación para el basquetbolista entrerriano fue en tiempos de la Generación Dorada. Tal vez, la Selección de básquet más famosa que tuvo nuestro país. “Sabía que era muy difícil entrar al grupo de la Generación Dorada. Tuve la mala y la buena suerte de que Manu Ginóbili y Carlos Delfino eran competidores de mi puesto. Así y todo, luché para ganarme un lugar y lo conseguí. Pude jugar unas Olimpiadas, ganar una medalla de bronce, jugué un mundial y un preolímpico en Mar del Plata. La Selección fue un camino duro, pero sabía que si trabajaba me iba a llegar”, recordó con orgullo Paolo Quinteros.

Paolo Quinteros

¿Picar o patear la pelota?

Como sucede con todos los jugadores innatos, el nacido en Colón era bueno en varios deportes. “Des­de muy chi­co ju­ga­ba al fút­bol y tam­bién al bás­quet, pe­ro de un mo­men­to a otro ele­gí. Y ‘la na­ran­ja’ era al­go que me apa­sio­na­ba. Es­ta­ba to­do el día en el club. Re­cuer­do que me te­ní­an que echar los pro­fes, por­que lle­ga­ba un mo­men­to en el que ya mo­les­ta­ba a los chi­cos”, recordó Quinteros.

En consecuencia, desde los 6 años, el pequeño Paolo no paró de picar la pelota todo el día. En el club del barrio, en la esquina de la calle y hasta dentro de la casa. No pasó mucho tiempo para que las ofertas de equipos de la Liga A le llovieran a chaparrones.

Jugar hasta los 35... mejor 41

El basquetbolista entrerriano se ha convertido en un modelo a seguir para todos los apasionados por el deporte. ¡Chicos y grandes! En primer lugar, porque cuando se acercó a su edad de retiro, optó por seguir haciendo lo que más le gusta. Para lograrlo tuvo que cambiar su forma de alimentarse. “E­ra un en­fer­mo de co­mer pan, de­jar eso fue tre­men­do, la le­che, de­jar el azú­car. Fue un cam­bio muy gran­de, pe­ro cuan­do ves los re­sul­ta­dos, no que­rés de­jar de ha­cer­lo. Es­to me sir­vió pa­ra pro­lon­gar mi ca­rre­ra”, confesó Paolo. Gracias a eso, hoy sigue jugando a los 41 años de edad, con las mismas ganas y energías.

Por otro lado, Quinteros jugó y ganó todos los títulos existentes. Fue campeón de la Liga, el Torneo Panamericano, la Liga Sudamericana y la Copa de Campeones. Fue elegido jugador revelación y hasta viajó por el viejo continente. Tuvo la oportunidad de picar la pelota y encestar en aros europeos, en León y Zaragoza. Tiempo después, regresó a nuestro país sin que se le caiga ningún anillo. Hace nue­ve años de­fien­de la ca­mi­se­ta de Re­ga­tas. “Nun­ca pen­sé que iba a du­rar tan­to tiem­po en un Club. Re­ga­tas es mi se­gun­da ca­sa, es­toy muy có­mo­do en Co­rrien­tes, y acá si­go”, dijo Paolo.

Fecha de Publicación: 09/04/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Julián Weich "El argentino debe ser más útil y creerse menos importante"

Julián Weich en una entrevista imperdible con Serargentino.com. Te la compartimos.

Argentinos por el mundo
Azul-tango Azul: tango en Nueva York

Azul es bailarina profesional y profesora de tango. El trabajo la llevó a Nueva York, donde hoy vive...

Tradiciones
Gaiman Un aniversario distinto en el primer municipio de Chubut

Gaiman, el primer municipio de Chubut, no tendrá su tradicional desfile para celebrar su aniversario...

Historia
San-Martín El hombre que, desobedeciendo, obedeció a San Martín

Álvarez Condarco, nombre de calles y otros bienes públicos. Pero detrás de un nombre hay un hombre....

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades