Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Notti magiche (Segunda entrega)

Goyco se convirtió en héroe

Habíamos dejado en el gol del Cani a Brasil, lo que nos depositaba, sin merecerlo, en los cuartos contra Yugoslavia, en esa época un rival duro. 0 a 0 en los 90, igual resultado en el alargue.

Y acá, esto sí el que lo vivió lo recuerda, aunque haya tenido 4 años en el 90, Goyco se convirtió en héroe. Venía de Racing, un arquero bastante mediocre, recuerdo las charlas con preocupación que se daban por todos lados luego de la lesión de Pumpido. En el mundial había sacado un par de pelotas buenas contra Brasil (también había tenido bastante suerte, cosa fundamental para un arquero) y contra Yugoslavia no había pasado ninguna zozobra.

En los penales, Serrizuela mete el primero y para ellos patea Stojkovic, que viene canchereando como un campeón y hasta hace jueguito en el punto del penal. La trucha del Goyco es terrible. Busquen el video en Youtube y miren la cara con la que empieza la tanda de penales y después miren la cara con la que termina. En 7 minutos se ve muy claramente el proceso de transformación de hombre en leyenda. Bueno, seguimos con Stojkovic. Patea casi perfecto, pero ese casi es muy importante y es la diferencia entre que entre al ángulo y pegue en el ángulo. Afuera. 1-0 Argentina.

Burruchaga mete el 2-0. El yugoslavo hace el suyo, 2-1. Y acá empieza la épica. Le toca patear a Diego, que, no se olviden, había ganado él solo contra Brasil (bueno, el Cani hizo el gol, digamos que Diego hizo el 80%). Erra: D10S también se puede equivocar (siendo sinceros, lo pateó muy mal). Patea el yugoslavo, mete. 2-2. Patea Troglio y pega en el ángulo opuesto en el que había pegado el yugoslavo. Acá recuerdo que pensé que habíamos perdido. Seguíamos 2-2, pero con un penal más y habiendo errado dos consecutivos, incluido el de Diego.

Sólo había una forma de ganar: si Goyco atajaba los dos que quedaban. Patea Brnovic. Ataja. Ahora tiene que meter Dezottiel suyo. Lo patea magistralmente: 3-2 Argentina.

Si Goyco se lo ataja a Hadzibegic pasamos. ¿A que no saben qué pasó? Nació una leyenda.  De verdad, insisto, vean estos registros en Youtube si necesitan que un día malo pase a ser un día bueno. La maniobra magistral de Sergio y la posterior euforia en el festejo con sus compañeros nos recuerda que todo es posible si le ponemos tripa y corazón. 

Si hacemos los números y no pensamos solo en la ataja heróica que recordé, en términos generales a Goycochea le patearon 11 penales en Italia '90: atajó 4, uno pegó en el palo contra Yugoslavia y le convirtieron 6. En la definición con Italia, antes de atajárselos a Donadoni y Serena, casi se los saca a Baggio y a De Agostini. Con el diario del lunes podemos observar que se venía gestando de a poco la semilla del héroe.

 

“En Yugoslavia es donde menos cerca estuve, porque atajé los dos, el que pegó en el travesaño creo que había ido para el otro lado, y en los otros me corrí. Pero con Italia, de los cinco que patearon, atajé dos, el de Baggio me pegó en la mano, y acerté el de De Agostini; en el de Baresi fue el único que le erré de palo (...) Viajé como tercer arquero y volví y me conocía todo el país", confesó el ex arquero de la Selección Argentina, tiempo después. Lo que pasó en Italia fue un quiebre en la carrera de Sergio, quien antes de viajar al primer mundo para jugar por la copa, atajaba en Millonarios de Colombia y no conocía a los jugadores rivales europeos. Entonces, ¿cómo fue que Branko Brnovic, Faruk Hadzibegic, Roberto Donadoni y Aldo Serena fallaron sus penales ante un desconocido? No tengo pruebas, pero diría que todo va en línea con la magia del Goyco. 

 

Rating: 0/5.