clima-header

Buenos Aires - - Lunes 21 De Junio

Home Gente Deportes Maradona en Nápoles, el romance eterno entre el ídolo y la ciudad bastarda

Maradona en Nápoles, el romance eterno entre el ídolo y la ciudad bastarda

Te contamos cómo fue que la ciudad se transformó de bastarda a rebelde, a partir de la llegada de Diego Armando Maradona.

Deportes
Diego Maradona Napoli

Diego Armando Maradona fue una de las personas más adoradas de la historia argentina. Su carisma, humildad y habilidad, dentro y fuera de la cancha, lo convirtieron en el ícono del fútbol mundial. A pesar de también sumar detractores, a Maradona se lo conoce en muchísimos rincones del mundo. Es sabido que una de las ciudades que se desvive por el Diego, es Nápoli. Desde allí, Maradona forjó a fuego y gambeta una relación inédita con el sur de Italia. Además, los conocedores de la redonda afirman que, dentro de la cancha, el Diego del Nápoli fue una de las mejores versiones. 

Diego rey de Nápoles

La historia de Diego aquí comenzó en el año 1984. Luego de vivir momentos dificilísimos como lesiones y el primer contacto con las drogas, Maradona se fue de Barcelona con más pena que gloria. Los dirigentes españoles le ofrecieron el doble de dinero de lo que ganaba y Diego les respondió: “Voy a una ciudad que me está esperando, porque prefiero ir detrás de la pelota que detrás del dinero”. A lo Diego, así comenzaría un romance inédito. 

maradona en nápoles Presentación

Nápoli, antes de Maradona, era una ciudad bastarda, ni fenicia ni italiana, o por lo menos en la literalidad. Si bien es la capital del sur, su cosmopolitismo incesante y las mafias más poderosas allí instaladas hacen que Nápoli sea repudiada por los del norte poderoso. Esto la convierte en una ciudad rebelde, que sigue sus propias reglas; características que coinciden con el genio del fútbol mundial. Además, por aquellos años se estaba viviendo mucho agite en las calles, muchos colores y una suerte de despertar cultural musical. Ambiente más que propicio para que Maradona se sintiera cómodo. 

El recibimiento al 10 fue único, a estadio lleno, y duró mucho tiempo. Ni Diego ni los hinchas se iban. Ese año, el equipo venía de salvarse del descenso por un punto y siempre quedaba eclipsado por los grandes del norte. Diego estuvo dos años sin ganar nada, pero realizando jugadas increíbles y enalteciendo los colores cada vez más. Un tercer puesto en la previa al Mundial 86 sería la antítesis de lo que sucedió después. 

Maradona en Nápoles

Maradona volvió como campeón con la Selección y desató un torbellino dentro de la cancha. Se volvió imparable, invencible, su zurda fue arte y su gambeta, orgásmica. El equipo ganó su primer scudetto en 1987, la Copa de ese mismo año, la Copa de la UEFA en el 89 y la Serie A y la Supercopa de Italia en el 90. Cuatro trofeos bastaron para que Maradona se transformara en la máxima referencia extranjera del sur de Italia. Levantó el pueblo al que todos miraban con desdén, lo hizo enorme y eterno, le birló a los poderosos el oro que más anhelaban y se disfrazó de superhéroe para que lo amaran por siempre. Sin proponérselo, hizo que napolitanos y argentinos se hermanen por la misma pasión y, ahora, lloren desconsolados por la misma tristeza.

El homenaje

La adoración y la pasión inexplicable que desata el 10 en esta ciudad son tales que el homenaje allí realizado por su muerte fue tan conmovedor como en Argentina. En la previa del partido Nápoles vs. Rjecka por la primera fecha de la Europa League, miles de hinchas se congregaron en las afueras del estadio. Con la cara llena de lágrimas y embadurnados en celeste y blanco, realizaron una caravana de bengalas. Al ritmo de “olé olé olé Diego” y el clásico napolitano “ha gusto Maradona”, fanáticos de todas las edades recordaron a su máximo ídolo

Uno de los momentos épicos de la tarde fue cuando el jugador Lorenzo Insigne se acercó junto al histórico utilero Tomasso Starace (muy querido por Diego). Subsumidos en una notable tristeza, sumaron una ofrenda floral en la caravana. En redes sociales, el club publicó distintas referencias al Diez en blanco y negro. Además, el alcalde de la ciudad anunció que el nombre del mítico estadio San Paolo pasará a ser Diego Armando Maradona.

Dentro del campo de juego, los jugadores realizaron la entrada en calor mientras, en las pantallas gigantes, se proyectaban imágenes de Diego haciendo lo que mejor sabía hacer. A la cancha salieron todos, inclusive el DT Genaro Gatusso, con la camiseta número 10 y un MARADONA en mayúsculas inscripto en la dorsal. Esta camiseta dejó de usarse en el club hace años, también en honor al Diego. El partido terminó 2 a 0 a favor del conjunto local, pero es inevitable que los napolitanos sientan un sabor amargo, tal como en nuestro país.

Fecha de Publicación: 01/12/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Maradona Ser Maradona: la metáfora de un país
Diego Maradona Diego Armando Maradona: la pelota no se mancha

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Valentín Saal Salió a China y no volvió

Valentín Saal es un administrador de empresas mendocino que trabaja en China. Vía Instagram nos cont...

Argentinos por el mundo
El viaje de Pampa El viaje de Pampa

Belén, Roberto y Pampa, salieron a la ruta en una combi modelo 59. Te contamos su historia.

Argentinos por el mundo
Viajaros “La Tota por América”: una pareja riojana recorriendo el mundo

Acompañados por su perro caribeño, la pareja riojana sostiene que no son turistas ya que viven la ci...

Salud y Estética
Yoga Challenge - Tercera práctica ¿Te animás a la tercera clase del reto yogui?

Patrizia nos trae una clase más para que continuemos con el reto yogui, esta vez con una práctica un...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades