clima-header

Buenos Aires - - Viernes 24 De Mayo

Home Gente Deportes Magia negra en el fútbol: Expediente Racing , 1966

Magia negra en el fútbol: Expediente Racing , 1966

Una extensa sequía de 35 años sin títulos, la sospecha de un embrujo y distintas formas de erradicar el conjuro, provocaron incontables actos para anular esa intervención energética

Deportes
Gato negro

Podría ser tranquilamente el guión de una película de suspenso,en base a hechos reales. Lo cierto es que este hecho ocurrió y provocó innumerables formas de corregirlo, recordado por sus protagonistas de manera telenovelesca. En 1966 todo era felicidad para Racing y contrariedades para Independiente, equipo que perdió finales que pudo haber ganado sin dudas. En ese momento, ante la desesperación, algunos hinchas de la institución roja no encontraron mejor forma de solucionarlo que apelar a la magia negra utilizando conjuros ligados a la brujería. Los estadios de ambos equipos están ubicados a una mínima distancia y una noche siete hinchas del diablo, con la ayuda del sereno que se encargaba de custodiar el “Cilindro”, hincha secreto del equipo rival, accedieron al campo de juego y enterraron siete gatos negros muertos. Este enorme conjuro maléfico consiguió su objetivo: Independiente empezó a ganar todo, mientras Racing no solo ingresaba en un oscuro período sin títulos, sino que esa etapa lo halló descendiendo en diciembre de 1983.

Obviamente las distintas comisiones directivas de la Academia al acumularse años y años sin recuperarse, finalmente decidieron tomar cartas en el asunto para reparar esa poderosa maldición aplicada por el eterno rival. Desde 1967 y luego de aquella noche teñida de una conducta esotérica para inferir en lo energético, las cosas no se cansaron de salir bien a la institución roja, con varios títulos locales, sumando la Intercontinental en 1973, mientras su adversario vivía las peores penurias posibles. En 1980, Juan Carlos “el Toto” Lorenzo   asumió como nuevo técnico de la Academia, alguien que conocía la leyenda de los gatos, tomando como primera decisión la orden de desenterrarlos. En esa búsqueda solo hallaron seis cuerpos felinos, días donde se enterraron seis sapos para invertir ese conjuro.  Estaba sellado que la maldición todavía persistía y cancelarla demandaría más trabajo que todo lo realizado hasta el momento. Eso quedó totalmente confirmado cuando la derrota ante el Racing cordobés por 4 a 3 el 18 de diciembre de 1983 llevó al equipo porteño a la B.  

Maldición Lalín

Mientras la Academia sufría al jugar el Ascenso, del otro lado Independiente festejaba en 1984 otra Copa Intercontinental, ratificando que la maldición seguía firme y punzante sobre el equipo blanco y celeste. Entre los años 1997 y 1999 Daniel Lalín fue el 48 presidente de la institución académica, un decano de la Facultad de Economía de Lomas de Zamora que tomó las riendas del club para conseguir aquel mágico objetivo de ganar títulos y quebrar la maldición. Nadie olvida dos hechos que marcaron su gestión: el acto de exorcismo realizado el 14 de febrero de 1998, con un sacerdote tirando en todo el campo agua bendita, mientras una guardia de hinchas lookeados como el Ku Klux Klan se movían lanzando algo parecido a sal en el pasto. La otra es una imagen icónica de la tv, noche donde al presidente le embocaron un redoblante de la hinchada mientras ofrecía un discurso ante los medios. Ahí nacería “la maldición de Lalín” contra esos energúmenos, al decretarse la quiebra del club en el 2000, época donde los racinguistas miraban al cielo en un año donde todos parecían orinados por miles y miles de enfurecidos terodáctilos.      

Racing campeón mientras el país se cae a pedazos

Zorro viejo y un especialista en combatir los conjuros negativos, Reinaldo Carlos Merlo fue el “Padre Karras” responsable de romper la maldición existente. En medio de un año con las Torres Gemelas cayendo tras un ataque terrorista y la economía argentina dando inicio al proceso de renuncia de Fernando De la Rúa como presidente, el mediocampista de River encargó al personal de maestranza hallar el séptimo gato enterrado, maniobra en la que se removió todo el campo de juego, aunque curiosamente en medio del concreto se encontró el cuerpo del séptimo felino enterrado por los hinchas rojos. La maldición había sido cancelada, pero había que comprobar la posible existencia de efectos residuales, los cuales desaparecieron inmediatamente. El equipo hilvanó una sufrida pero efectiva tarea en el Torneo Apertura, ganando el campeonato en medio de un país donde la sociedad se batía a duelo con las fuerzas del orden a metros de la Casa Rosada, días en los que debió intervenir el Ministerio de Seguridad para que el partido final de Racing se jugara, en medio entre tantos eventos suspendidos por los graves incidentes surgidos del famoso “corralito”.

Después de 35 años de sequía, amarguras y temporadas cargadas de dolor, Racing volvió a celebrar un título de primera división, semanas en los que esos jugadores quedaron en la historia grande de la Academia como los “exorcistas” deportivos del maleficio, aunque todo el mundo sabía que el “sacerdote” cancelador de aquella maldición era Reinaldo Merlo, a quien la institución racinguista le construyó una estatua en agradecimiento por aquella proeza alcanzada.            

 

Imagen: Boripet

Fecha de Publicación: 13/04/2024

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

racing Racing disfruta de la punta sin olvidarse de la solidaridad
Día del hincha de Racing 20 años del día del hincha de Racing

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Argentinos de hace 13.000 años. Argentinos de hace 13.000 años

Estudios arqueológicos realizados en la Patagonia determinaron que los primeros pobladores de nuestr...

Nostálgicos
El Barrio

El Barrio

Nostálgicos
Las canciones que no están de moda

1 de febrero de 1930: Nacimiento de María Elena Walsh.

Historia
fundacion de buenos aires Ni fuerte ni ciudad

3 de Febrero de 1536: Primera fundación de la Ciudad de Buenos Aires.

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades