clima-header

Buenos Aires - - Jueves 30 De Junio

Home Gente Deportes Los Pumas y una catastrófica derrota ante los All Blacks: ¿este sábado habrá revancha?

Los Pumas y una catastrófica derrota ante los All Blacks: ¿este sábado habrá revancha?

El equipo dirigido por Mario Ledesma vivió en Australia un inconmensurable traspié frente al plantel neozelandés, a quien volverá a enfrentar el fin de semana por la cuarta fecha del Rugby Championship que se desarrolla en Australia durante estas semanas.

Deportes

Cualquiera que lea el resultado horas o días después de ocurrido, sin dudas podría pensar que el partido no existió como tal, una situación donde un equipo monopolizó a voluntad las acciones del encuentro, conquistando 39 tantos en esos tradicionales 80 minutos donde esta vez un equipo marcaba un punto detrás de otro, mientras su oponente suplicaba en el fragor del encuentro que el partido se terminase lo antes posible. Sin un equipo de rugby supiese de antemano que el partido que disputará segundos después lo hallara derrotado por casi 40 tantos, probablemente encararía el planteo no para revertir semejante goleada, sino tal vez para intentar que el trámite no fuese tan fácil para su adversario.

Cuando el sábado pasado los equipos salieron al campo de juego australiano en el CBUS Súper Stadium de la localidad de Gold Coast, la ilusión de ver un partido relativamente equilibrado debe haber durado unos treinta segundos, antes que los neozelandeses tomaran el balón para arrancar un ataque que abrió de manera irrevocable el marcador a favor del equipo con jugadores vestidos de negro. Convertidos en verdugos impiadosos del plantel argentino en la tierra de los canguros, el equipo de Nueva Zelanda fue una aplanadora que de haber querido podría haber llevado a números aún más brutales el score de un partido que fue un despampanante monólogo con los campeones del mundo llevándose por delante a 15 jugadores que tenían ganas de estar durmiendo en el hotel, antes que exponerse a ese pelotón de fusilamiento con pelota ovalada en suelo australiano.

Pumas2

A contracara de otras recordadas épocas, incluso algunas de ellas bastante recientes, donde el equipo argentino asume una estrategia para sofocar los padeceres defensivos, frente a un rival impiadoso que parece un tanque con orugas conformado por quince gladiadores con vocación asesina, este último sábado los dirigidos por Mario Ledesma parecieron todo el tiempo extraviados y desconcertados ante un temible rival que sabía de antemano como debería ser la logística para no permitirle a su oponente ni el más mínimo intento de poner las cosas a su favor. Los Pumas, con esta desoladora derrota por un impresionante score ante los campeones del mundo, sumaron en la isla oceánica su tercer traspié en el “Rugby Championship”, algo que hace pensar que su presencia en territorio australiano dejará en verdad muy poco para el recuerdo.

Mario Ledesma nunca supo transmitir a lo largo del encuentro, las ideas necesarias para que el equipo mayor de rugby de nuestro país sofocara el incendio estructural que afectó sus cimientos desde el primer instante. Efectivamente y tal como se esperaba, los hombres de negro, casi simulando a la saga protagonizada por Will Smith salieron a imponerse con inagotable autoridad ante los argentinos. Su mecanismo fue instalar un juego implacable que implicara gran desgaste físico, buscando minar la resistencia rival, algo que desnudó la irregular preparación del equipo blanquiceleste. Con el seleccionado buscando atenuar los efectos de una marca defectuosa sobre los neozelandeses, las cosas fueron de mayor a menor y en el segundo tiempo los campeones se floreaban en el ataque pasando sin gran dificultad a los marcadores argentinos, casi como un molinete de subte liberado.

Pumas

Los primeros instantes, hasta que los All Blacks abrieron el marcador, dejaron traslucir un estilo de marca intensa buscando contener al durísimo equipo rival, planteo que por muy poco tiempo le concedió la posibilidad de tomar posiciones en campo maorí, maniobra de trabajosa aplicación, sin penales, avance que no significaba estar cerca de anotar. A todo esto, Nueva Zelanda fue descubriendo los puntos débiles de Los Pumas, los cuales con el articulado de sus fowards fue provocando un cincelamiento para perforar los lugares que el equipo de Quesada expuso como áreas de vulnerabilidad. Es verdad que el planteo del entrenador argentino les hizo perder algún tiempo a los campeones, pero todos los que en el court del CBUS Súper Stadium miraban con detenimiento, advertían que la posibilidad de try para los All Blacks estaba latente y así fue. La apertura del marcador llegó desde el avance derecho, espacio donde Rieko Loane se tiró para la primera conquista, luego de la dubitativa reacción de los argentinos por un knock-on que terminó siendo una mano del jugador Bautista Delguy.

Mostrando un sincronismo apropiado para cerrarle todos los caminos al joven equipo de América del Sur, los hombres de negro fueron recortando áreas de movimiento al plantel nacional en ese desgastante primer período. Los argentinos incurrían en penales, situación donde TJ Perenara movía veloz el balón buscando desconcertar al plantel de Ledesma, un primer tiempo donde Sevu Reece se las ingenió para marcar una nueva conquista cuando faltaba poco para cerrar la primera parte. En otro contragolpe, armado con gran precisión, el jugador Dalton Papali'i se escapó a la meta argentina dejando a los kiwis con tres tries para recluirse en camarines con un 22 a 0, que a esta altura de las circunstancias parecía en verdad que tenía misericordia con la pésima marcación del seleccionado nacional.

Los Pumas

La demanda física que implicó plantear una marca pegadiza en los All Blacks insinuaba a todas luces que pasaría factura en la resistencia corporal de los argentinos, situación que se corporizó a los pocos minutos del segundo tiempo cuando el plantel de Ledesma sufría muchísimo para evitar las filtraciones ofensivas de su rival. El jugador Luke Jacobson, un deportista muy ágil, tuvo a su cargo las últimas dos conquistas del conjunto que capitaneó Brodie Retallick, exponiendo la fragilidad defensiva de Los Pumas, cuyo objetivo fue por esos momentos resistir como fuera el vendaval maorí, temiendo una gran catástrofe que se concretó inapelablemente. Los All Blacks sabían que para aplastar a su rival debían en todo momento exhibir posesión de balón y así lo hicieron.

En un momento del encuentro, los penales comenzaron a cobrar presencia y el equipo de Sudamérica no pudo evitar lo que llegaría. El plantel de Ledesma aplicó casi 200 tackles y su rival, menos de la mitad, números muy claros que simbolizan la diferencia a favor de los hombres de negro en un partido que fue un demoledor monólogo sin reacción posible de su cascoteado adversario. Nueva Zelanda jugó al límite desde lo estratégico, maniobra que cercenó las chances argentinas de vulnerar la defensa rival, encuentro donde nada por esos 80 minutos pareció salirle bien al planteo del entrenador nacional. Sin dudas todo fue un organizado plan de demolición, gestado hábilmente por Ian Foster, quien pensó con un gran sentido de análisis lo que fue un partido perfecto, proponiendo una estrategia que en minutos fue arrasando con las débiles defensas argentinas, situación que cuando el árbitro marcó el final del partido, curiosamente encontró mucho más contentos a los Pumas que al enorme rival que tuvieron delante, como celebrando que las conquistas no rozaron por esas cosas del destino el centenar de goles. Igual, el 39 a 0 final del match lo dice todo o casi, entendiendo que los neozelandeses le hicieron previo a un equipo sin ideas ni juego.

Pumas

Argentina con esta nueva derrota, viene en el Rugby Championship sin puntos después de tres partidos perdidos en suelo australiano, exponiendo una línea de juego que no logró en los dos últimos matchs conseguir tantos en la valla contraria. El recuerdo de la victoria en Sydney el año pasado por 25 a 15 en el Tres Naciones es apenas una aislada postal, dentro de una secuencia de derrotas contundentes e inapelables inflingidas al equipo del técnico Mario Ledesma. El próximo sábado 18 de septiembre por la cuarta fecha del certamen, el equipo argentino volverá a enfrentar a los All Blacks en un bello court de Brisbane, pero lejos de pensar en conseguir un heroico triunfo ante los neozelandeses, la mente del DT y sus dirigidos será simplemente como neutralizar un planteo ofensivo rival que dejó a Los Pumas como gatitos abandonados en una avenida librados a la buena de Dios. Jugando sin mucho entusiasmo y atemorizados de recibir una goleada, cosa que finalmente ocurrió, el plantel de Ledesma le cedió demasiado protagonismo adversario, en un torneo que dejará heridas muy profundas y la necesidad de barajar y dar de nuevo para un seleccionado que había abierto un sendero de ilusiones, las cuales se estrellaron contra el murallón maorí en una catastrófica mañana donde las conquistas rivales casi ameritaron un contador con gran cantidad de dígitos para poder registrarlas. ¿Habrá revancha o replan de paliza? Solo el tiempo tiene la respuesta para semejante interrogante.

Pumas - All Blacks 18 Sept

Imágenes: Redes Los Pumas / Télam

Fecha de Publicación: 16/09/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Juegos Olímpicos Tokio Juegos Olímpicos Tokio 2021: ¿Una potencial estadía oriental con pocas medallas como fruto del prolongado encierro?

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Editorial
Adepa2022 Premios Adepa el Periodismo 2022. Lauros a un servicio público esencial

Hasta el 31 de julio tenés tiempo de participar en la convocatoria a colegas y estudiantes universit...

Editorial
Adolfo Prieto Adolfo Prieto. Sobre la indiferencia argentina

Continuando el rescate de pensadores argentinos esenciales, el crítico literario Adolfo Prieto en un...

Música
Tango Gardel Buenos Aires es Gardel

El Mudo fue, antes que nada, un porteño de ley. Un amor que empezó en pantalones cortos con su Bueno...

Historia
Eduardo Wilde Los descamisados, versión 1874

El descamisado no es un invento del siglo XX, ni exclusividad de un partido. Antes de mis descamisad...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades