Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Llega el primer “Superclásico” con público, el problema será la cantidad

Después del esperado cambio de gabinete y la flexibilización de restricciones sanitarias, el domingo 03 de octubre a las 17 horas, River enfrentará a Boca en el Monumental, la primera confrontación futbolística con gente observándolo en las tribunas.

La semana pasada La Liga Profesional de Fútbol vivió un enorme momento de tensión al advertir que su objetivo principal ingresaba en un espacio de inesperada pausa. La crisis en el partido gobernante tras las PASO provocó no solo una revulsión estructural con la finalidad de reordenar su configuración, sino el congelamiento de todas las actividades a esa altura previstas por el Gabinete Nacional, escuadra política que entre otras cosas se había mostrado proclive a avalar el regreso del público a las canchas. Durante este fin de semana, Carlos “Chiqui” Tapia, presidente de la AFA, procuró establecer los vínculos que necesitaba ese organismo con los nuevos referentes designados por el partido gobernante el viernes pasado a última hora.

El objetivo era claro: la inminente vuelta del público a las canchas, una esperada forma de empezar a atenuar la crisis financiera que viven los clubes desde marzo de 2020, cuando la gente no pudo asistir a los partidos a raíz de las restricciones sanitarias por el arribo de la pandemia en esas semanas. La ratificación de Carla Vizzotti en el Ministerio de Salud y la designación de Juan Manzur, decisiones asumidas a fines de la semana pasada, sirvieron para que se agilizaran los trámites y reuniones que la administración Fernández ya había programado por variados aspectos. Una de ellas, prevista con los directivos centrales de la Liga Profesional de Fútbol, para definir el esperado regreso del público a los estadios, era uno de los temas que había quedado en suspenso, hasta que se confirmara formalmente el equipo de funcionarios que respaldaría el relanzamiento del gobierno luego de la derrota en las PASO.

El martes 21 de septiembre la conferencia de prensa ofrecida por Juan Manzur, el nuevo Jefe de Gabinete, juntamente con Carla Vizzotti, Ministra de Salud, sirvió para exponer la gama de flexibilizaciones que regirán desde los próximos días a nivel sanitario. Como era de esperar, entre todos esos anuncios apareció la decisión de autorizar el esperado regreso de la gente a los estadios de fútbol en todas las categorías. La decisión puntual es que los partidos de fútbol volverán a jugarse con la presencia de espectadores en los estadios será a partir del viernes 01 de octubre, fecha que coincide casualmente con la fecha número 14 de la Copa de la Liga Profesional, sobresaliendo obviamente el nuevo superclásico “River-Boca”, otro choque futbolístico entre los clásicos rivales que esta vez se jugará en cancha de los millonarios, estadio mundialista donde se efectuó la prueba piloto del regreso de la gente a la cancha, con el match que sostuvo la selección argentina capitaneada por Messi frente a su par de Bolivia, encuentro que sirvió de testeo para las pruebas sanitarias.

 

 

Después de varias idas y vueltas al respecto, después de lo analizado por la ministra Carla Vizzotti y sus asesores, surgió establecer un aforo del 50 por ciento inicialmente en todos los partidos y categorías, porcentaje que algunos vieron como suficiente y otros que como se esperaba, salieron a criticar señalando el número de hinchas a los que deben cobijar en sus estadios una vez que se autorice el regreso de la gente a las canchas. Justo en el fin de semana que se vuelve a jugar un nuevo “superclásico” entre los dos equipos más famosos del país, las autoridades de River Plate no se demoraron e hicieron saber que reclamarán que el porcentaje de aforo para ese partido y todos los que siguen, sea elevado de manera oficial por lo menos a un 60 por ciento, capacidad que le permitiría brindar respuesta a los abonados que la institución de Núñez tiene en la actualidad. Sustentado en ese número de hinchas que siguen aportando mensualmente la cuota de pertenencia a la institución, está confirmando que las autoridades del equipo millonario hablarán con la Liga Profesional de Fútbol y los referentes del área gubernamental a nivel nacional, para que finalmente el próximo domingo 03 de octubre a las 17 horas, el partido contra Boca permita el ingreso de 45 mil asistentes al Estadio Monumental.