clima-header

Buenos Aires - - Sábado 02 De Julio

Home Gente Deportes Lionel Messi y Mauricio Pochettino, una relación que nunca termina de acomodarse

Lionel Messi y Mauricio Pochettino, una relación que nunca termina de acomodarse

La reciente derrota del Paris Saint Germain por la Champions frente al Manchester City, terminó de provocar un cortocircuito en el vínculo de la nueva estrella parisina con el legendario entrenador, un técnico que varios conjuntos desean contratar para el 2022.

Deportes
Messi

La enorme e inocultable cara de disgusto de Mauricio Pochettino este miércoles cuando el árbitro marcó el final, decretando la clara victoria 2 a 1 del Manchester City ante el París Saint Germain, encuentro que cerró la zona de la Champions donde ambos participan, fue la mejor postal para simbolizar la enorme incomodidad que siente el entrenador rosarino con su connacional y co-provincial jugador Lionel Messi. Si bien los rostros de felicidad el último fin de semana habían sido postal elocuente, después de la victoria 3 a 1 del PSG sobre el Nantes, potenciada por el primer gol del delantero recientemente adquirido por la entidad francesa, el malestar que por dentro mastica el director técnico a pocos meses del ingreso de esta nueva y fulgurante estrella deportiva, resulta muy difícil de disimular casi al cierre del calendario 2021,con el equipo parisino liderando a esta altura muy cómodo el campeonato local y teniendo asegurada su participación en los octavos de final del torneo continental, donde a pesar de la derrota el equipo de las superestrellas ya está clasificado.

Pochettino

Haciendo gala de un silencio estampa que se parece en muchísimos casos a la silenciosa rigurosidad de no emitir conceptos que tenía en otras épocas Alfio ”Coco” Basile desde sus tareas como DT de muchísimos conjuntos de balompié, Mauricio Pochettino, que hasta el momento venía con la tranquilidad de seguir obteniendo el título local frecuentemente, no halla la forma de ocultar lo incómodo que se siente por estas horas con la llegada de una fantástica figura como el ex-número 10 del Barcelona, delantero que no rindió como todo el mundo esperaba. En sus reflexiones menos exteriorizadas; Pochettino siente que la “Pulga” debería estar funcionando como un mecanismo de relojería dentro del gran equipo que tenía armado hasta el momento en que el rosarino decidió abandonar el club catalán, para recalar en la “ciudad luz” y así sumarse a un plantel de estrellas que le cuesta al equipo presidencial de jeques árabes importantes cifras de euros cada temporada. Nadie a esta altura puede sentirse satisfecho con lo ocurrido, menos cuando a mitad de semana el equipo inglés de Pep Guardiola se tomó desquite del partido de ida, ganándole al PSG con una comodidad en la cancha que no estuvo totalmente reflejada en el marcador final.

Messi PSG

El malestar de Mauricio Pochettino pasa por estas horas, con muchas de las cosas que por estos meses debió tolerar, aspectos sobre los cuales no tiene control y que afectan de una forma muy preocupante el rendimiento de su equipo, plantel de figuras que no rindió en el segundo semestre del 2021 acorde a las expectativas desatadas tras la llegada de Messi a la delantera parisina. Primero debió readaptar el estatus físico del jugador que militaba en el plantel culé, tras un parate de un mes entre su última presencia en una cancha jugando para Argentina en la Copa América, deportista que no podía exponer ubicándolo desde el vamos en la cancha sin una mínima adaptación a todos sus compañeros. Ya esa pausa que insumió la inserción del delantero, participando paulatinamente de los partidos, provocó a los pocos segundos un rictus en sus expresiones, admitiendo que tener a una estrella sin el nivel esperable no era la mejor de las noticias a esta altura de los acontecimientos. Fueron cuatro los partidos hasta que el rosarino jugó de arranque un encuentro y recién durante el último fin de semana, la “Pulga” marcó el primer tanto con la casaca 30 del equipo parisino en el torneo local, demasiada espera para algo que debió ocurrir mucho tiempo antes.

Messi 30

Agravando toda esta situación, Pochettino no ocultó a cualquiera que lo consultara, que cada convocatoria de sus jugadores para participar de las eliminatorias de “Qatar 2022”, le fue generando una úlcera emocional de fuerte calibre, entendiendo que justo cuando todos sus jugadores conformaban una unidad sincronizada en su equipo, debían marcharse para jugar con sus respectivas selecciones. Esta bronca y fastidio se corporizó cuando Messi en uno de esos viajes volvió seriamente lastimado de su rodilla izquierda. Como en un juego de serpientes y escaleras, el foul de un jugador colombiano al delantero rosarino lo dejó al reciente atacante incorporado al PSG fuera de las canchas un par de fechas, provocando a esa altura de las circunstancias una comprensible furia en el DT al comprobar que jamás podía plantear una línea de juego con tantas modificaciones semanales en su formación, tanto para los compromisos del campeonato local, como en los decisivos encuentros que el Paris Saint Germain debió desarrollar por la Champions, torneo que figura como gran prioridad en la temporada 2021-2022 para el entrenador y los millonarios dueños de esta institución parisina.

Messi Brasil

Otro detalle que molestó al exitoso entrenador deportivo del equipo de Paris, sin dudas fueron las declaraciones que formuló Lionel Messi después del empate frente a Brasil por las eliminatorias ocurrido en la cancha sanjuanina. Haciendo alusión a que para él todas las prioridades de su carrera pasan primero por jugar con el equipo argentino, más allá del malestar que esto pueda provocar en el club que lo adquirió en agosto, asomaron para el DT como una indirecta políticamente muy poco correcta, entendiendo que el delantero no manifiesta el entusiasmo que debería sentir por jugar en un equipo como el PSG. Estas y otras declaraciones, donde no descartó volver al Barcelona de aquí a un tiempo, fueron en el estómago del entrenador deportivo una acidez imposible de aplacar, quien además hizo bastante para que la estrella rosarina llegara al club parisino, cuando Messi quedó a fines de julio sin equipo tras la decisión del Barcelona de no renovarle el vínculo contractual.

Messi

Lo ocurrido en la derrota este último miércoles frente al Manchester City por 2 a 1, match donde el equipo parisino sufrió una contundente caída como local, agravó muchísimo los ánimos del técnico del Paris Saint Germain, sabiendo que su triada ofensiva con Mbappé, Neymar y Messi jamás rindió a la altura de las circunstancias, tomando en cuenta que hoy este equipo cuenta con cinco o seis delanteros top en el fútbol mundial. El PSG ya tenía asegurada su clasificación, pero el hecho de quedar segundo en su zona ahora lo expone a tener que enfrentar en la siguiente instancia de octavos de final de la Champions a varios equipos muy fuertes que ganaron sus respectivos grupos en este torneo continental. Con la mente puesta en cerrar de la mejor manera posible los compromisos que quedan en el resto del año, Mauricio Pochettino entendió de triste manera, que sus ilusiones por tener un súper equipo capaz de lucirse en ambas competencias territoriales, hoy es una ilusión sin sustentos firmes, más tomando en cuenta que a principios de año nuevamente varios de sus jugadores deberán participar de la instancia final de las eliminatorias, para jugar el próximo mundial de selecciones, con el riesgo que eso puede implicar en su equipo.

PSG

Mostrando un nivel de diálogo aceptable, pero tal vez no el apropiado por muy diferentes actitudes de ambos en este último semestre, la relación entre Mauricio Pochettino con su nueva figura Lionel Messi deambula en una irregular transición, donde las cosas nunca terminan de acomodarse, algo imprescindible para un equipo fuerte que además de estar obligado a revalidar el título local, tiene como principal prioridad obtener de una buena vez la Champions, antes que los directivos de la institución parisina comiencen a hacer sentir su hartazgo ante las potenciales debacles del club que regentean. El entrenador en su interior confía en que estas semanas, pueden ser decisivas para inculcarle al exitoso atacante rosarino que los objetivos prioritarios se encuentran en París y no en Argentina, por más que Messi tenga pendiente en su haber la conquista de un campeonato mundial con la selección de nuestra nación. En ese tira y afloje entre ambas personalidades, se irá moldeando una relación que hasta ahora mostró discretos cortocircuitos, incomodidades muy inocultables y una gama de resultados deportivos nada satisfactorios, tomando en cuenta que la institución parisina desembolsó 142 millones de euros, por un jugador que aún no rindió acorde a lo esperado por los hinchas, dirigentes y su exitoso entrenador.

Mauricio Pochettino

Imágenes: PSG

Fecha de Publicación: 27/11/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

River River logró su postergado título local, pero en un torneo sin rivales de peso
Kun Aguero Horas decisivas en Barcelona: Sergio Agüero podría anunciar esta semana su retiro del fútbol

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Editorial
Adepa2022 Premios Adepa el Periodismo 2022. Lauros a un servicio público esencial

Hasta el 31 de julio tenés tiempo de participar en la convocatoria a colegas y estudiantes universit...

Editorial
Adolfo Prieto Adolfo Prieto. Sobre la indiferencia argentina

Continuando el rescate de pensadores argentinos esenciales, el crítico literario Adolfo Prieto en un...

Música
Tango Gardel Buenos Aires es Gardel

El Mudo fue, antes que nada, un porteño de ley. Un amor que empezó en pantalones cortos con su Bueno...

Historia
Eduardo Wilde Los descamisados, versión 1874

El descamisado no es un invento del siglo XX, ni exclusividad de un partido. Antes de mis descamisad...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades