Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La última vez que Maradona enloqueció a Paraná

Hace doce años, Diego Armando Maradona pisó por última vez la capital entrerriana para jugar un partido que despertó la pasión de todos.

Corría el 27 de julio de 2008 y la ciudad estaba en vilo por la llegada del mejor jugador del mundo. Al tratarse de un territorio relativamente chico, la presencia del Diez no podía pasar desapercibida. Maradona era la figura central de la exhibición de showbol, un espectáculo que reunía a figuras del fútbol argentino y paraguayo. La cita fue en el estadio Presbítero Bartolomé Grella del Club Atlético Patronato de la Juventud Católica y asistieron casi 5 mil personas. Tenía 47 años para aquel entonces, y lógicamente no era el mismo del 86. Sin embargo, esto último no impidió el excelente desempeño que hizo llorar a los presentes.

Durante la jornada, el astro se mostró carismático y sonriente. Lo acompañaron en el encuentro Sergio Goycochea, Diego Chiche Soñora, Fernando Cáceres, Fernando Gamboa, Alejandro Mansuso y Gabriel Amato. También lo hicieron Alberto Carranza, Marcelo Gómez, Héctor Almandoz y José Turu Flores. Allí, el equipo argentino se impuso por 9 a 6. De todas formas, el resultado es lo que menos importó. Es que el evento les dio la oportunidad a muchos de ovacionar a figuras como el Goyco. Asimismo, a ver de cerca a ex jugadores muy renombrados. Pero quien acaparó la atención durante los 44 minutos del partido, sin dudas fue Pelusa.  

La conferencia de prensa

El seleccionado se hospedó en el Maran Suite de la localidad, donde brindaron una entrevista muy amena. Se trató del primer contacto que Maradona tuvo con los paranaenses y se lo observó cómodo y cordial. Respondió a todo lo que se le preguntó y se explayó sobre diversos ejes que no necesariamente involucraban al futbol. Previo al momento, una multitud lo esperaba hacía horas para saludarlo y sacarse una foto con él. Las personas que pasaban en autos y motos no paraban de tocar bocina y el lugar se convirtió en una fiesta. Inclusive, los presentes comenzaron a cantar "Y ya lo ve y ya lo ve... el que no salta es un inglés". A la par, Diego agitaba.

A lo largo de la conferencia de prensa, el Diez no se calló nada. Hizo alusión a sus deseos de ser entrenador, lo cual sucedió efectivamente tiempo después. Recordemos que lo concretó, tanto en la Selección como en Gimnasia y Esgrima La Plata. Aunque también dirigió a tantos otros, ¿cómo olvidar su paso por Mandiyú de Corrientes? A su vez, se refirió a Messi y dijo si bien cada uno tenía un temperamento diferente, el rosarino defendía la camiseta. Además, en la instancia conversó sobre sus hijas Dalma y Gianina, donde las definió como maravillosas y reveló que quería cuidarlas siempre.

La despedida

Al terminar su gira por la ciudad, Maradona brindó unas palabras con emoción antes de retirarse. “Gracias Paraná por venir a bancar a esta Selección Argentina de Showbol. Estamos muy contentos. Gracias por venir a la cancha y será hasta siempre. Gracias con el corazón. Nos han tratado como si estuviéramos en casa. Chau”. Fue la última postal que los hinchas y amantes futboleros de la zona tuvieron del Diez, y supieron apreciarlo. Hoy, son testigos de un inolvidable momento que vale aún más con su ausencia.

Rating: 0/5.