clima-header

Buenos Aires - - Domingo 11 De Abril

Home Gente Deportes La renuncia de Mario Pergolini en Boca amplificó una crisis que se agrava día a día

La renuncia de Mario Pergolini en Boca amplificó una crisis que se agrava día a día

El empresario y director artístico de Vorterix dimitió como vicepresidente primero de la institución xeneize, lo que provocó un inocultable terremoto entre todos los involucrados.

Deportes
Mario Pergolini

Muchas veces se utilizó, utiliza y utilizará la expresión “Boca Juniors es un cabaret”, frase acuñada por un conocido ex-jugador, alguien que tal vez trascienda mucho más por esta aseveración, que por sus acotados logros deportivos en dicha institución. Lo cierto es que la no tan sorpresiva renuncia de Mario Daniel Pergolini a la vicepresidencia del club de sus amores, junto a todo lo que destapó antes y después, ha adquirido en los últimos días la dimensión de algo mucho más grande, escandaloso e inagotablemente mediático que ese sitio saturado de alcohol, mujeres livianas y peleas de bravucones baratos. En medio de una temporada donde el éxito alcanzado por el plantel de primera en la ya desaparecida “Copa Diego Maradona”, un valioso logro en tiempos de pandemia que permaneció en la consideración bastante menos que un antiácido en un vaso de agua, la situación luego que el vicepresidente primero anunciara su dimisión es más grave de lo que parece. Los fans del equipo a una semana de la partida del conocido empresario, se preguntan si esto será el paso que dirija las cosas hacia una solución o apenas el encendido de una mecha que en las próximas semanas culmine con una detonación muy profunda y erosionante. El club de la Rivera que exhibe una popularidad incuestionable en todos los ámbitos sociales, hoy es sin dudas el lugar favorito de tiro al blanco que siempre aprovechan conocidos rivales y también aquellos a los que no les tiemble el pulso por efectuar “fuego amigo”. 

 

Después del sufrido triunfo del equipo de Miguel Ángel Russo frente a Defensa y Justicia, cuatro días después del expansivo escándalo que provocó obviamente la partida del joven vicepresidente primero, la institución xeneize anunció que Juan Román Riquelme haría su aparición por una cuenta de Instagram, lo que todos pensaron como la primera aparición del inconmensurable ídolo boquense para hablar de lo ocurrido. Nada de eso ocurrió en esa cuenta de red social denominada “Bocapredio”, donde la estrella futbolística habló escasos 100 segundos, aludiendo a cosas más de la nostalgia institucional que a los graves asuntos que colocaron al legendario equipo del mítico barrio porteño dentro del Volcán Krakatoa al este de Java. Los incontables seguidores del gran mediocampista habrán celebrado esa aparición como una muy sutil gambeta del ídolo a los medios, pero en realidad esos videos filmados para inaugurar la plataforma digital del club, lo único que hicieron fue certificar que aún con unos simples clips promocionales, la decisión de mojarle la oreja al ex dueño de la productora Cuatro Cabezas era un hecho consumado. Hablando de celebrar, todavía nadie parece haber aprendido que están prohibidas las reuniones sociales de más de diez personas manteniendo distancia, algo que obviamente no pasó en el cumpleaños de la hija de Tevez, el único ídolo que le queda a Boca todavía parado dentro de un campo de juego, quien celebró con su primogénita en una merecida fiesta, pero cuya organización estuvo fuera de tino ante los graves problemas sanitarios que atraviesa el mundo.                            

 

Mario Pergolini

 

En la institución los rumores habían crecido durante la noche del martes 30 de marzo en tamaño destacado, pero recién esas versiones cobraron otro sentido cuando finalmente al mediodía Mario Daniel Pergolini anunció su cuenta de Instagram para anunciar que había presentado su renuncia con carácter indeclinable a la vicepresidencia de Boca Juniors, un video que hizo explotar el polvorín acumulado durante semanas aludiendo a la insufrible relación que sostenía el empresario tecnológico con la gente del Consejo de Fútbol, una escuadra de ex-jugadores con la venia operativa de Riquelme. Durante esos segundos que grabó para transmitir la información, Pergolini confirmó la renuncia al cargo; aseguró que “no hay marcha atrás, no hubo peleas con nadie, pero no pude llevar adelante lo quería y ese es el motivo. No me he peleado con Jorge (Ameal, presidente de Boca) ni Riquelme (Juan Román, vice y cabeza del Consejo de Fútbol), personas que quieren lo mejor para Boca, pero uno tiene que entender a veces que lleva propuestas que no se pueden llevar a cabo o no encuentra las formas de que lo acompañen a uno”, argumentó el prestigioso y carismático conductor de “CQC”.

 

Además de esas expresiones, el animador televisivo señaló que “hay que saber dar un paso al costado, no quería que se arme este revuelo, entiendo por qué sucede, pero estoy acá para confirmar que presenté la renuncia indeclinable a la vicepresidencia primera del club. Quería dejar esto en mi cuenta y seguir apoyando a esta Comisión Directiva, a este presidente y al Consejo de Fútbol. Boca es lo que más amo en este planeta y quiero lo mejor para él, pero indudablemente yo no soy la persona que se lo puede brindar, por lo menos en este momento. La verdad que les agradezco a todos los socios e hinchas por haberme dejado ser su vicepresidente durante este tiempo”, cerró con su garganta algo afectada al tener que transmitir semejante noticia a los fans de ese equipo. Los segundos posteriores a esa video filmación jamás trascendieron, pero deben haber sido brutalmente dolorosos para una persona que, con una carrera totalmente hecha, arriesgó su prestigio por esta pasión deportiva, alcanzado un desalentador resultado tras numerosos meses en los que sus intentos por cambiarle la cara a la institución chocaron de frente con la dura óptica del Consejo de Fútbol.

 

Mario Pergolini

 

La partida de Mario Daniel Pergolini de la vicepresidencia primera de Boca ocurrida el miércoles 31 de marzo, se convirtió en el epílogo de una muy particular relación con el presidente Jorge Amor Ámeal, vinculación que aumentó su espacio de operatividad con las últimas elecciones, desarrolladas en diciembre de 2019, cuando la pandemia era aún una palabra en el diccionario que sonaba extraña de pronunciar por estos lados. Ahora, con los hechos consumados, caben algunas preguntas: ¿Ámeal manipuló a Pergolini al colocarlo de su lado sabiendo que necesita un voto mucho más joven y menos ubicado en el perfil señor de la institución, cuando en las elecciones no figuraba con un porcentaje de voto que lo tranquilizara en las urnas? Más allá de la incuestionable presencia de Juan Román Riquelme como candidato a vicepresidente segundo, algo que arrastró sufragios de manera demoledora, ¿recurrir a Pergolini era mostrar una renovación en la estructura dirigencial del club, algo que, a la luz de los hechos, parece haber quedado en la nada? Lo cierto es que, lejos de provocar tranquilidad en los hinchas xeneizes, las cosas allí en el estadio de la calle Brandsen cobraron una temperatura hace una semana inédita, tal vez por la ausencia de justificativos por parte del renunciante para sostener su decisión de no pertenecer más como directivo del la institución boquense, unidad que al momento de la concurrencia a las competitivas urnas, hace casi un año y medio le había reportado más del 50 por ciento de los votos en juegos contra el candidato de Daniel Angelici.   

 

Está muy claro que las formas e ideas que predicó Mario Daniel Pergolini, sin dudas en ese enrarecido clima chocaron una y otra vez con las de que realmente bajan línea en el club que logró los dos últimos títulos locales. El poder que supuestamente podía ejercer el animador televisivo y radial no tenía mucha imposición en la estructura operativa, crisis en la que la opinión o comentarios del joven dirigente era poco respetada. Sin dudas con el paso de los meses, esto se convirtió en una tropilla cavando contra los cimientos de una fábrica de pólvora, incesante perforación que culminó con la renuncia del joven conductor radial harto de los manoseos y desplantes del Consejo de Fútbol, equipo encabezado por Riquelme y varios ex-jugadores muy conocidos de la institución. Lo cierto es que todas las veces que el vicepresidente primero procuró contar con los jugadores para las acciones difusionales del club, desde el CDF lo mandaron a freír churros y se le rieron en la cara, actitud en realidad vestida de silencio y desconsideración para con dicho directivo. Pocas horas después que Mario Daniel Pergolini hiciese pública su renuncia al cargo que no le dejaron ejercer en plenitud, el presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, salió a poner paños fríos, pero no lo hizo con los términos ideales para aplacar el enorme incendio que había iniciado desde un video de Instagram. “Se fue porque no se sentía cómodo. Es normal que pase”, dijo el titular xeneize, pero sus palabras sonaron a cumplido y no mucho más. Los críticos a esta fórmula que obtuvo la presidencia del club de la Rivera a fines de 2019 no se quedaron atrás y largaron dura munición al respecto. “Lo que ocurrió es muy simple, se hizo una lista creada para ganar las elecciones, pero no un equipo equilibrado y firme para conducir a la institución, acá tenemos las consecuencias, la Comisión Directiva no existe más, Ameal perdió todo poder y consideración en Boca”, fue el comentario común entre aquellos que resignaron sus chances en la competición electoral del 2019.

Los cortocircuitos entre Mario Daniel Pergolini y el Consejo de Fútbol de Boca no solo estuvieron vinculados a lo estrictamente difusional de la institución, situación en la que el CDF xeneixe literalmente tomó las riendas del club, asumiendo un ejercicio de autoridad desde el predio de Ezeiza, detectable lugar desde donde asumen conductas independientes de las decisiones de la dirigencia , sin olvidar los maltratos y destratos hacia personas que se encuentren por fuera de ese círculo de confianza. Está claro que toda persona ajena a la estructura del CDF no tiene autorizado el ingreso a ese predio. Un día el vicepresidente se acercó para coordinar unas maniobras difusionales y la forma en que lo recibieron fue por lo menos vergonzosa. “¿Qué hacés acá?”, le preguntó Cascini a Mario Daniel Pergolini, lo que literalmente significó una declaración de guerra. Cualquiera podría entender que lo ocurrido mostró el nivel de descontrol existente en la actualidad, si un empleado destrata de esa manera al vicepresidente del club. Esto puso las cosas muy intensas, más cuando el clima venía enrarecido luego de varias reuniones del vicepresidente con su gente junto a la gente del CDF, buscando que los jugadores del club fueran entrevistados por el canal de la institución deportiva. En esas arduas reuniones, la respuesta del equipo que colocó Riquelme debajo suyo fueron lapidarias, cuando este grupo de tareas hizo saber que para dicha acción difusional prefería poner a su propia gente para coordinar y grabar el total de las notas requeridas. El vicepresidente primero en aquel momento aceptó dicho pedido, lo que fue tomado como una rendición adelantada de su poder ante esta unidad de personas que maneja el histórico mediocampista.

 

Los rumores de la renuncia de Mario Daniel Pergolini a la vicepresidencia de Boca fueron apareciendo en los primeros días de marzo, sostenidos off the record en la decisión que el directivo había tomado, pero sin definir la fecha de dicha dimisión. Cuando los mismos se corporizaron, el animador radial usó su ciclo matutino en Vorterix para invalidad aquellas versiones que sobrevolaban su puesto de trabajo en el club de sus amores. “Esta mañana recibí varios mensajes de Román (Riquelme), con la mejor onda, en los que me decía que en la tele estaban diciendo cosas que no son”, fue el esqueleto operativo del conductor a la hora de desactivar los rumores, pero, sin embargo, los cortocircuitos fueron cada vez más frecuentes y lacerantes. Las cosas se pusieron realmente cada día más pesadas, la imposibilidad de concretar los objetivos que se había propuesto chocaba de frente con la estructura del CDF, que virtualmente se le reía en la cara. La detonación más poderosa y desafiante llegó cuando apareció una nueva cuenta en redes sociales bajo el lema: "Más historias. Más fútbol. Más Boca. Desde este sábado vas a ver al club que amás como nunca lo viste", mensaje que partía de una flamante cuenta denominada “BocaPredio”. La publicación que salió por las redes oficiales de Boca, invitaba a los hinchas a seguir a la cuenta, fue abierta pero recién el domingo pasado se la puso en marcha con la aparición de Riquelme, quien a las 19 horas del 4 de abril apareció en dos videos grabados que no solo no aportaron claridad a la crisis existente luego de la renuncia del vicepresidente, sino que parecían cargados de una gran subestimación propia de las estrellas deportivas, amagues que una comunidad de imbéciles festeja desconociendo el verdadero resultado.

A una semana de la renuncia de Mario Daniel Pergolini, cuando el comienzo de extenso feriado de Semana Santa era una realidad, el ex-directivo asumió que era necesario dar la cara tras el portazo ejercido horas antes ante la sorpresa de ciertos medios y buena parte de los hinchas. En su programa de Vorterix llamado “Maldición va a ser un día hermoso”, el talentoso conductor y empresario de medios se refirió a la renuncia que había ejecutado con carácter indeclinable a la vicepresidencia de Boca Juniors. “En el día de ayer presenté mi renuncia al club de mis amores, al que voy siempre desde chico. Tuve la suerte de que con Ameal nos eligieran para conducirlo. Cuando uno se presenta a esto está asumiendo una responsabilidad. Soy una persona que ha pasado de estar a veces en la popular cuando era chico, en la platea cuando uno se vuelve grande y viene la posibilidad, pero nunca había estado dentro de la política del club. Mientras íbamos trabajando cuando estábamos en campaña y tuvimos la suerte de sumar a Román (Riquelme), que sin duda era el que definía todo esto, yo plantee qué cosas podía aportarles desde mis conocimientos. La fórmula eran ellos. Con la gracia de los dos de ambos, agradecido, honrado y orgulloso y no son palabras que pongo porque sí. Me dijeron que querían que me quede justamente por no estar vinculado con la política y aportar otra mirada”.

Mario Pergolini

 

“Durante este año y meses muy atípico he aprendido mucho. Y en el medio creí que era un buen momento para llevar esta visión que tenía, y que no pasaba por el fútbol. Como fanático de Boca. uno tiene que hacer las cosas que sabe. Si no lo sabe hacer se tiene que correr. Y por ahí pasa mi decisión de ayer. Escuché muchas cosas, y son entendibles. Por supuesto que la decisión es la suma de un montón de cosas, y no una cosa chiquita. No hay cosas tan estridentes para decirlos. Lo que si noté es que no podía llevar a cabo esta visión que tenía de lo que podía hacer el club, y que seguramente en algún momento lo va a terminar haciendo, pero no de la manera que a mi consideración me parece que deberían ser correctas. También yo vengo de un palo donde necesito ser más ejecutivo y dar órdenes. A lo mejor no son mis tiempos, y no se puede llevar a cabo en los tiempos que yo creo. La verdad es que yo puedo aportar desde lo que creo que fui exitoso y me ha ido bien. Lo puedo hacer desde el marketing y la tecnología, y por supuesto que a medios. Hay una combinación en la que uno tiene que entender que un canal no es solo un canal, una cuenta no es una cuenta. Hoy las marcas no nos piden tanda o presencialidad solamente. Se lo estamos dando porque el marketing de boca funciona increíblemente, como también las otras áreas, pero desde donde yo no puedo aportar”.

 

Mario Pergolini

 

“Si uno no puede llevar a cabo lo que quiere hacer y no lo puede hacer, uno se tiene que correr de los lugares y no quedarse solamente porque el lugar es bueno y porque es importante Lo puedo decir después de haberlo vivido. Es increíble lo que produce estar en un lugar tan respetado y que va a sentimientos tan grandes como los que genera Boca. Yo creo que se pueden hacer muchas cosas tecnológicas, que creo que las van a terminar haciendo. Pero no de la forma que a mi me parece que son las correctas. No pasa por “El canal de Mario”. Yo creo que Boca debe hacerlo, como todos los clubes lo tienen. Los canales comos e entienden hoy en día no solo YouTube o lo que se pueda hacer en el programa, sino también la interacción con las redes sociales. No voy a ser tan ingenuo de decir “estamos todos bárbaro”. Para mí las comunicaciones deben ir todas en conjunta y tienen que tener una forma de llevarse a cabo, y sobre todo en el último año y medio nos ha ido muy bien. pero tiene que haber ciertas coherencias. Y cuando no se puede estar dentro de esa coherencia, creo que eso se rompe y no lo puedo llevar a cabo. porque me es complicado y no tengo qué aportar. Y cuando uno no tiene qué aportar... se tiene que ir. Yo lo hice con la televisión, que me fui cuando si quería podría haberme quedado hasta ayer”.

 

“A mi no me gusta ocupar lugares por ocupar, por haberlo conseguido y dormirte en eso por el solo hecho de haberlo logrado. No tiene sentido. Se lo he explicado a la gente que he acompañado, con la que tuve una charla muy grata. Por supuesto pasional y a veces en distintos tonos. En algunas cosas coincido y en otras no. pero lo que puedo decir es que la verdad me veía limitado, y lo mejor que puedo hacer es correrme y dejar que las cosas fluyan. Porque sino uno pasa a ser el que frena todos los movimientos. No solo los que yo quería llevar a cabo, sino los que otros querían hacer con otros modos, y que tienen el mismo derecho que yo para llevarlos adelante. Como no lo pude hacer, no lo pude llevar adelante y me quedaba todo a mitad de camino, me voy. Sin dudas que haya otro canal de comunicación, que cuando lo ves que está armado que no es como lo harías vos, con todos caminando como modelos, no es lo que yo pretendo. Lo que no quiere decir que esté mal. Pero no es lo que yo haría. En ese caso hay que correrse velozmente y hay que dejar hacer. Entiendo que esto pega. ¿'Estoy enojado? No. En todo caso estoy frustrado. Me pone un poco triste no poder lograr algo en un lugar que tanto querés y donde seguiré yendo y en donde seguiré aportando desde donde sea. Ya lo hablamos con Jorge. Si yo puedo aportar, lo haré siempre, como hice y hubiera hecho si no hubiera formado parte de la fórmula”.

 

Mario Pergolini

 

“Boca es un club muy intenso, con muchas voces e intereses distintos. Pero lo que no tengo dudas es que quien lo está llevando adelante, Ameal, es un tipo que realmente piensa en boca y lo pone por sobre todo. Incluso por cosas que le proponen otros. Y por el lado del fútbol mucho no me puedo meter. la verdad es que está un poco más apartado y se manejan de una forma que por ahí no coincido, como hacer estas cosas de una manera integral. Insisto: uno no puede quedarse en un lugar solo porque es bueno. El lugar era buenísimo. te ponen en un lugar para hacer... Y yo no podía hacer. Yo no encontré la forma para hacer. Los pocos o muchos votos que llegaron porque yo estaba y confiaron en mi trataré de poder seguir sumando como hice en otras oportunidades. Si alguno se desilusiona les pido mil disculpas. La verdad es que no tengo la capacidad para generar empatía en lo que creo que hay que llevar adelante, sobre todo en lo que es tecnología y comunicación. A mi no me parece que una aplicación sea solo una aplicación. Me parece que e algo que tiene que estar al servicio de los socios. hay que hacerlo. Seguramente esta comisión lo va a hacer. tanto en el fútbol como Jorge. Que es lo mismo, pero realmente ahí se ven dos cabezas”.

 

“Más allá de los enojos momentáneos que producen las frustraciones de uno, hay decisiones que hay que tomar más temprano que tarde. No sirve de nada estirarla, porque lo único que hace es perder tiempo y se desgastan mucho más relaciones que ya estaban desgastadas. La verdad es que no era este el caso, pero no me gusta ocupar lugares porque si, o que haya distintos intereses. Esto es Boca, nosotros somos un segundo dentro de toda su historia. Esto es lo más sincero que creo que podré contar. No daré notas. Porque esto es muy grande y va también la pasión en esto. me gustó caminar por la cancha. Me gustó todo. Pido disculpas si alguien me cuestiona que dije que me iba a comprometer a algo que no pude hacer. Pero las quieren hacer de otra manera. Y para que se haga de otra manera me tengo que correr yo. Si quieren comunicar de manera separada, adelante. No es mi visión. no sé como llevarlo adelante así, con cosas más integrales. Me parece que la gente que maneja la comunicación debe ser de Boca. o mínimo hinchas de Boca. No es agarrar una agencia, agarrar a cualquiera y poder hacerlo. Me parece que se le puede dar instrucciones en una cosa global. Pero esa es mi visión, y a lo mejor no es una buena visión. Y de otro modo no la puedo llevar adelante. Lo hablé ayer con el presidente. Es un tipo bueno, sincero, frontal. Y lo que pone adelante de su vida a Boca. Ni tengo que decir nada de Riquelme. Ídolo indiscutible, que también quiere lo mejor para Boca”.

 

“Lo concreto es que no tenemos las mismas visiones, o al menos no en este momento. Y yo no tengo la misma visión de ellos. Yo soy el que no sabe como servirles a ellos para que esto funcione. No más que esto. No escucharán más nada de mi sobre este tema. Estamos en buenas manos, no tengan dudas. Va a haber chisporrotazos, como en todos lados. En algunos se esconden debajo de la alfombra. La verdad es que estamos en buenas manos. Somos muy pasionales los bosteros, amamos muchísimo el club, nos involucramos, nos representa. pero uno no tiene que quedarse en un lugar porque sí. Yo no puedo. Es más fuerte. Me pasó cuando vendí mi compañía y estaba en la tele. Y me fui. Es bueno, malo, no sé. Me trajo mil problemas, sin dudas. Pero tengo que hacer las cosas que puedo hacer. Cosas que me dan fuego para seguir haciendo. A lo mejor soy un inútil. Pero esta decisión lo tenía que tomar. Si uno no sirve para lo que fue elegido, se tiene que ir. Gracias”. El casi discurso que se prorrogó durante unos quince minutos y que merecía ser transcripto en su totalidad, muestra un control de sus emociones ejecutado al entender que lo ocurrido no merecía una controversia que provocara más polémicas y la ola mediática de opiniones poniendo más leña al fuego, horas en las que el animador en esa tensa situación aclaró que no concedería notas a ningún medio, buscando así bajar de cuajo los decibeles ante la gravedad de lo ocurrido en el cruce de calendarios mensuales.   .

Mario Pergolini

 

¿Cómo están las cosas a una semana de la renuncia de Mario Daniel Pergolini? Hasta la noche del martes, la invisible tensión que se respiraba el jueves santo, pareció aflojar ese volumen, pero no a una escala que llevara tranquilidad absoluta. La imagen de Riquelme y Ámeal presenciando un entrenamiento del plantel horas antes del partido que Boca versus Defensa y Justicia, debe leerse como un concreto respaldo del presidente al vicepresidente 2do con las limitaciones del caso. Jorge Amor Ameal mostró su endeblez física durante el mes pasado cuando estuvo afectado por inconvenientes respiratorios, problema que llevó a pensar que no eran solo rumores las versiones de un traspaso de poder, pero con la veloz recuperación del directivo, los rumores cambiaron de color, cuando desde algunos medios se señaló que este primer mandatario boquense podría abdicar el poder, cediendo todo a Juan Román Riquelme y compañía. Dicha maniobra adelantaría obviamente los tiempos que el notable deportista tenía en cuanto a presentarse como candidato a presidente, pues las versiones de una batalla electoral en pocos años por el cetro del club ante un Carlos Tevez que no descarta ser candidato para ese lugar dirigencial desde la oposición que de alguna forma corporiza las huestes de Daniel Angelici. Buscando desviar la atención en las últimas horas con supuestos pases, se conoció una gama de versiones que apuntan a la llegada de jugadores como Edinson Cavan, Sergio Romero y Lucas Torreira como futuras adquisiciones para la primera del equipo de la Ribera, pero estos pases todavía se hallan en un océano de discusiones y complicadas negociaciones en las que el tiempo y el cierre de la temporada europea tendrá la palabra final.    

 

Con el dolor y la incomodidad de haber dejado un lugar al que había anhelado acceder a fin de cambiar ciertas cosas del club de sus amores, Mario Daniel Pergolini se mantuvo a todas luces fiel a sus principios. Primero no dando vueltas ante la crisis existente, dándole al asunto una resolución acorde a su muy destacado pasado profesional. Si no le tembló el pulso una noche para sacarse su saco y concluir la faena televisiva después de tantos años al frente de “Caiga Quien Caiga”, tampoco debía esperarse una demora en sus reacciones ante la concreta imposibilidad de llevar a cabo los cambios y modificaciones que anunció en la previa de ser consagrado vicepresidente primero en Boca Juniors. Preocupado sin ocultarlo ante las consecuencias de desistir de sostener una firme resistencia al mentado Consejo de Fútbol que comanda Riquelme, el popular y conocido conductor televisivo se bajó de un espacio dirigencial deportivo que siempre anheló muy a su pesar. Buscando en estas horas que el silencio y la calma vaporicen lo ocurrido, el empresario que hoy dirime los destinos artísticos de Vorterix buscará olvidar el mal trago que significó este extenso y desgastante período alternando su trabajo en dicha emisora, sus emprendimientos en los videojuegos y la función dirigencial deportiva. Habrá que chequear a futuro con muchísima más tranquilidad si decide ventilar los motivos que lo llevaron a tomar esta decisión, pero hoy sus horas transcurren ocupado en su estructura comunicacional ubicada en la Avenida Lacroze a pocos metros de su similar Alvarez Thomas. Asumiendo su imposibilidad para efectuar los cambios que deseaba, los cuales quedaron truncos en este choque dirigencial, hoy el talentoso ejecutivo de la industria de comunicación se apoya en su familia y grupo de contacto para que esta mala experiencia no trunque sus deseos de cambiar la estructura difusional de un equipo donde las cosas por ahora se mantienen a flote. Habrá que ver qué sucede con Miguel Ángel Russo si los resultados no favorecen a Boca y ni hablar de otro cruce con River por la Copa Argentina, en caso que se den los resultados. El pesado clima asoma inocultable, semanas donde más explosiones podrían darse en la activa institución xeneize, de acuerdo a resultados y la partida de jugadores como Buffarini, sin olvidar el bochorno que significó tanto la partida de Pol Fernández el año pasado como la de Abila en las últimas horas al fútbol estadounidense.             

Fecha de Publicación: 08/04/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Boca del Mundo Boca del Mundo
150 años de la República de La Boca 150 años de la República de La Boca

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
carnaval humahuaqueño 4 simbologías del carnaval humahuaqueño

Cada pequeña acción en torno al carnaval tiene su explicación e historia. En esta nota te contamos l...

Argentinos por el mundo
Tatín López Salaberry Tatín López Salaberry, embajador del tango

Años después de desempeñarse como diplomático en Costa Rica, Oscar López Salaberry es un auténtico e...

Historia
Rita Latallada de Victoria Rita Latallada de Victoria: una entrerriana que no para de enseñar

Te contamos la historia de un ícono de la sociedad entrerriana. Una mujer que revolucionó a la socie...

Arte y Literatura
Carlos Busqued Carlos Busqued: en el filo crepuscular

Recientemente fallecido, el escritor chaqueño con solo dos libros tiene un lugar prominente dentro d...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades