clima-header

Buenos Aires - - Viernes 26 De Febrero

Home Gente Deportes La leyenda del Trinche Carlovich

La leyenda del Trinche Carlovich

Carlovich era tan bueno que un día lo expulsaron y el árbitro tuvo que revocar su decisión. Una de las tantas historias de este personaje de leyenda.

Deportes
trinche_tomas-carlovich4 (1)

El 17 de abril de 1974, la selección argentina de fútbol se desplazó hasta Rosario para disputar un partido como parte de su preparación para el Mundial que tendría lugar en Alemania ese mismo año. El conjunto iba a enfrentarse a un combinado local, cuyo once inicial lo formarían cinco jugadores de cada uno de los dos principales equipos de la ciudad, los irreconciliables Newell's Old Boys y Rosario Central. La alineación se completaría con un tal Trinche Carlovich, que entonces militaba en Central Córdoba, equipo rosarino de segunda división. Decían que “acá es una leyenda”.

Empezó el partido y Carlovich, a quien solo los más fanáticos futboleros de la ciudad habían visto jugar, deslumbró a todos los presentes con un fascinante catálogo de pases y gambetas, como el doble caño que dicen que él inventó. Consiste en tirar un caño, esperar al rival, y entonces, tirarle otro en dirección contraria. No sirve para nada, pues vuelves a la casilla de salida, pero es bello como casi todo en la historia de Carlovich, el mejor futbolista de la historia. Al descanso, los rosarinos vencían por 2-0. Le estaban dando un baño a la selección nacional. Entonces, cuenta la leyenda, alguien del cuerpo técnico de la albiceleste entró en el vestuario de los locales y pidió que cambiaran a aquel tipo desgarbado que casi nadie conocía. “Está desanimando a los muchachos”. El Trinche no volvió a pisar la cancha. Los rosarinos terminaron venciendo por 3 a 1.

La leyenda de Carlovich es una de las más fabulosas de la historia del fútbol. Años más tarde, Menotti le convocó para la selección argentina. Cuentan que se fue a pescar y no se presentó. Cuando el seleccionador le preguntó por qué no había acudido le dijo algo de que el río bajaba muy alto. Según el propio Menotti, el gran Marcelo Bielsa, que ha sido entrenador de la selección argentina, el Athletic de Bilbao o Newell’s Old Boys, pasó dos años yendo cada semana a ver jugar al Trinche.

Inexpulsable

Era tan bueno que un día le expulsaron y el árbitro tuvo que revocar su decisión por miedo a que las dos aficiones lo lincharan. “Vuelve al campo o me matan”, parece que le dijo al futbolista. La única jugada suya que hay grabada –apenas jugó en primera– aparece en una película, Se acabó el curro (1983). El director necesitaba imágenes de un partido y fue a la cancha de Central Córdoba a rodar uno. En un momento de la cinta, entre el diálogo de dos de los personajes, se ve a un tipo tirar un regate fabuloso. Es el Trinche.

Fuente: El País

 

 

Fecha de Publicación: 25/03/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
argentina en Dinarca Una madrynense suelta en Dinamarca

En 2015, Mariana Cagnoli se casó un joven danés y, cuatro años más tarde, tomaron la decisión de cru...

Historia
medicina Te contamos por qué los meses de enero y febrero son importantes en la medicina neuquina

La vida y obra del médico Gregorio Álvarez, signadas por las plantas veraniegas que recolectaba en N...

Tradiciones
Vendimia Este es el tráiler de la película de la Vendimia 2021

Este año no habrá acto central, Vía Blanca ni Carrusel. En su lugar, una película ya está prácticame...

Tradiciones
San Expedito San Expedito: la peculiar tradición católica de los santafesinos 

La de rezarle a San Expedito es una gran tradición católica santafesina. Paradójicamente, su fiesta...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades