clima-header

Buenos Aires - - Viernes 12 De Agosto

Home Gente Deportes La dupla Messi-Pochettino se juega la credibilidad de su alianza en un partido durísimo contra el Real Madrid

La dupla Messi-Pochettino se juega la credibilidad de su alianza en un partido durísimo contra el Real Madrid

El París Saint Germain visita al equipo merengue en la revancha de la “Champions” con un escaso 1 a 0 favorable en la ida, un partido que si los franceses pierden por más de un gol provocaría una hecatombe en la estructura del club parisino.

Deportes
PSG

Las cartas están echadas y ya no hay vuelta atrás. Es la momentánea gloria o el infierno menos esperado antes de cumplir un año en su nueva casa deportiva. Lionel Messi este miércoles deberá encomendarse a todos los santos o genios embotellados, para conseguir un resultado que lleve tranquilidad al club que lo adquirió hace menos de un año por 142 millones de euros. Hay un solo objetivo en la instalado en la mente y corazón de todos los hinchas del París Saint Germain, se llama “Champions League” y si este miércoles casi al anochecer el equipo francés por esas cosas del destino llega a perder por más de un gol, se cae de maduro que la portada de los matutinos se la llevará un posible fracaso parisino en suelo español, defraudando la enorme ilusión de la parcialidad del equipo que este fin de semana en condición de visitante, volvió a perder con el Niza, equipo que ya lo marginó de la Copa Francia hace algunos meses. Aunque intenten disimular lo ocurrido y la grave existencia de un malestar entre los protagonistas, quedó muy claro que el PSG llega a la revancha con el Real Madrid de la peor manera posible, por más que en el encuentro de ida haya ganado a último momento con un gol de su máxima estrella Kylian Mbappé. Los hinchas franceses sin dudas están perdiendo la paciencia, porque saben que la revancha con el equipo merengue justo en este momento puede convertirse en la mecha para una explosión global incontrolable.

 

 

El último fin de semana, los parisinos enfrentaron al Niza como visitantes y mostraron en la cancha con gestos contundentes que hoy se han convertido en “Mbappé-dependientes”, dejando traslucir que lo que hacen en la cancha los sudamericanos Messi y Neymar no alcanza para poner a esta altura de las circunstancias la fuerte respuesta que el equipo necesita, luego de una inversión millonaria adquiriendo el pase del argentino, fichaje que le costó a los empresarios árabes la friolera de 142 millones de euros, una bicoca para ellos, pero todo un presupuesto para los equipos europeos a la hora de conformar una grilla profesional exitosa. El PSG expuso su tradicional vocación ofensiva intentando exhibir un protagonismo esencial, pero la fuerte muralla local de jugadores resistiendo esos ataques y esperando acuchillar a su rival, generó a poco de terminar el encuentro, un letal contragolpe que dejó a los parisinos sin un empate y el agrio sabor de no tener las ideas para resolver en el arco rival, los numerosos ataques de un equipo galo todavía sin consolidar del medio hacia delante su juego. Calvin Stengs puso una pelota exacta para el delantero Andy Delort, quien definió magníficamente ante la valla de Keylor Navas, dos jugadores que habían ingresado en el plantel anfitrión en la segunda etapa, para resistir la ofensiva parisina y también encontrar el hueco a una estrategia de los visitantes, equipo que cuando soñaba con una victoria agónica halló un contra-ataque realmente demoledor que dejó a los deportistas locales con otro triunfo ante un oponente que parece disminuir su calidad futbolística cada vez que se mide ante el Niza, su nuevo verdugo deportivo.

PSG

En el plantel parisino las cosas lucen alteradas y quienes deben ser los grandes “solistas” del concierto futbolístico, brillan por su ausencia o muy escasa participación, tomando en cuenta que quien más maniobró el balón durante el partido fue Marco Verrati, quien en la tarde del último sábado se convirtió en el sostén de juego de un equipo donde Vijnaldum y Danilo tienen poco contacto con el balón. Suspendido por una fecha, por acumulación de tarjetas amarillas, Kylian Mbappé demostró que su ausencia en el equipo dentro de las canchas es un problema mayúsculo para el entrenador del PSG. Neymar y Lionel Messi necesitan urgentemente alguien a quién brindarle una oportuna asistencia cerca del área contraria, buscando así marcar en la red contraria un dominio territorial que con el paso de los minutos si no hay definidores apropiados, se convierte en un antipático calesiteo al borde del área rival sin infligir daños al oponente. Los hinchas parisinos sufrieron mucho la inoperancia ofensiva de su equipo, justo con el equipo que lo eliminó de la antológica Copa de Francia, competencia donde el Niza fue más astuto en la definición, plantel que parece haberle encontrado la vuelta a su rival para convertirse en su sombra, justo en una delicada etapa de adaptación en el equipo de la “ciudad luz”. El fastidio de los hinchas de la institución parisina no quedó escondido, pues durante algunos pasajes del complemento los silbidos descendieron al campo de juego, cuando el mediocampo buscaba perforar ese murallón de piernas del dueño de casa, como si fueran barricadas de combate.

PSG Messi

El delicado cuadro de situación a horas que el París Saint Germain ingrese al bello campo del Estadio Bernabeu en Madrid para sostener la diferencia alcanzada hace pocas semanas como local, resulta traumático para dos personas en particular. Por un lado, Lionel Messi sabe que todas las miradas están puestas en que asome como el mago salvador del equipo parisino, pero sus últimas actuaciones lamentablemente están evidenciando una respuesta física y mental bastante deteriorada, condición que no le permite generar esas jugadas del pasado donde esquivaba rivales a velocidad subsónica para definir ante el arco contrario de manera inapelable. Los rivales no titubean en marcarlo con duras faltas, aunque eso en lo proyectado pueda insumir otros riesgos en la cancha, difícil postura que el argentino en estos partidos resiste silenciosamente, en pro de sostener un intenso andamiaje que perfore todos los recursos del contrario en alguna jugada aislada. El otro problema que afronta el exitoso atacante rosarino es la presión que carga por su reciente incorporación al equipo que lidera con comodidad la “Ligue 1” de Francia, torneo que salvo una insólita catástrofe debería ganar antes que culmine la instancia decisiva, sabiendo que si el PSG pierde en la noche madrileña por más de un gol, la noche se le vendrá encima con las recriminaciones de los hinchas y dirigentes del club. Los ojos de todo el mundo están sobre su figura y el ex delantero del Barcelona entiende sobradamente, que fue contratado por la dirigencia del equipo de París durante el año pasado para favorecer el enorme objetivo de conseguir la “Champions League” sea como sea. El otro involucrado en la tensa situación, se trata de Mauricio Pochettino, quien ante una derrota este miércoles podría tener que armar todas sus valijas en busca de otro club al cual dirigir. 

 

 

El español Sergio Ramos, consciente de lo que significa esa carga emocional para Messi y sus compañeros, a pesar de no estar al ciento por ciento de su malestar físico, viajará a la ciudad que lo convirtió en una de sus estrellas con la camiseta merengue, para respaldar al argentino y sus socios en un complicado duelo donde el Real Madrid buscará exponer su potencia ofensiva, intentando acaparar el protagonismo del duelo, para revertir el score del partido de ida en Francia, un magro 0 a 1 que puede cambiarse como local. Messi hoy es consciente que su regreso al fútbol del país que lo consagró como estrella indiscutida, puede afectarlo anímicamente, entendiendo además que si este miércoles el PSG pierde la chance de pasar a la siguiente ronda por el título, la situación en París alcanzará un tono durísimo en consecuencias. Junto a Messi hay alguien que sufre en silencio y es como la mayoría sabe, el entrenador del club parisino Mauricio Pochettino, quien entiende que si su equipo este miércoles 9 de marzo no pasa a la siguiente ronda, estará realmente muy cerca de perder su puesto en la entidad parisina, por más que el director deportivo del club Leonardo haya dicho en las últimas horas a los medios que no se pensó en reemplazarlo en el puesto que ocupa. El añejo DT rosarino sabe que se juega más de lo imaginado en la dura revancha con el Madrid, partido que podría significar su expulsión del club en una salida acordada de manera diplomática. Esa tensión no tan invisible para el entrenador del plantel francés, también lo tiene bastante incómodo, por más que en la liga local el club de la “ciudad luz” vuelva a quedarse con el título local, algo que los hinchas en los últimos meses dan por descontado, como magro consuelo, dirija quien dirija a ese poderoso club europeo.

 

 

¿Qué puede ocurrir si el equipo francés cae derrotado ante el Real Madrid? Las versiones cercanas al vestuario parisino indican que los directivos árabes de la entidad, dispondrán a poco de ocurrida esa eliminación de una “purificación focalizada”, determinaciones que en torno a optimizar todos los recursos y valores patrimoniales, deparará la venta inmediata a esa altura del año de los argentinos Leandro Paredes, Mauro Icardi y Ángel Di María, tres futbolistas que vienen exhibiendo un bajo nivel de competencia. El equipo francés haría foco en sostener el “tridente” fantástico que hasta ahora no funcionó, primero reteniendo a Kylian Mbappé a como dé lugar, después buscando jugadores bastante más jóvenes y de proyección asegurada en esa institución, para alimentar el juego ofensivo, pero el cambio más previsible sería el reemplazo de su director técnico Mauricio Pochettino, quien de no pasar a la siguiente ronda de la “Champions League”, naturalmente tendría en su puesto las horas contadas en ese cargo, ante los sucesivos fracasos de los últimos años jugando esa competencia. La revancha del PSG con el Madrid puede provocar la calma parisina, o poner en funcionamiento una inédita serie de fuertes explosiones en la institución gala, con consecuencias que hasta ahora son muy difíciles de determinar, en una institución que advierte que con mucho dinero invertido, todavía los resultados se hallan muy lejanos en la posibilidad de ser alcanzados en la exigente competición continental.                                                          

Messi

 

Imágenes: PSG

Fecha de Publicación: 08/03/2022

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Marcelo Bielsa Marcelo Bielsa despedido del equipo Leeds: Una vergonzosa ingratitud a la hora del té
AFA Edificio VOR Aunque todo se encamina a un futuro estreno, el sistema VAR podría quedar suspendido hasta nuevo aviso

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Invasiones Inglesas Invasiones Inglesas. Los Cantos a la Patria naciente

Las invasiones británicas de 1806 y 1807 terminaron de socavar las estructuras perimidas del Virrein...

Arte y Literatura
Charco Press Charco Press: literatura latinoamericana en inglés

Carolina Orloff es una argentina radicada en Edimburgo, Escocia, que fundó la primera editorial de l...

Historias de gente
Circo Sarrasani. Circo Sarrasani. “¡Mamá! ¡Mi tía Trude parece un princesa!”

La saga del Sarrasani, el circo más querido de los argentinos, continúa en la entrevista a Karin Kun...

Espectáculos
Gabriela Acher Acher por Acher. Una biografía comentada

De las mejores humoristas y autoras del Río de la Plata, y en plena vigencia, aplaudida en giras kil...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades