clima-header

Buenos Aires - - Jueves 13 De Junio

Home Gente Deportes Jorge “Locomotora” Castro y la “piña de Dios”, para ganar una histórica pelea

Jorge “Locomotora” Castro y la “piña de Dios”, para ganar una histórica pelea

La segunda defensa del título mediano del boxeador argentino, deparó una escena solo comparable con las mejores películas de Hollywood sobre este aguerrido deporte.

Deportes
Locomotora Roña Castro

Si la situación hubiese aparecido en un guión de esos que llegan a las productoras de Los Angeles después de los Oscars, probablemente algún ejecutivo lo habría aprobado pero diciéndole al autor “está un poco exagerado, nó”.  Por esas cosas del destino, “la batalla de Monterrey”, como se la denominó en las jornadas posteriores, fue un terrible combate que pudo haber marcado el final de las defensas del título mediano del boxeador Jorge “Locomotora” Castro, pero como salido de un libreto hollywoodense, una mano alteró lo que parecía una segura derrota. En esa poblada localidad de México, el peleador nacido en Caleta Olivia combatió en el ring side tejano para mantener su cinturón de la categoría mediano del CMB, frente al estadounidense John Jack Jackson, que no tenía nada que ver con Michael o su familia, pero que le pegó un flor de baile desde el quinto round hasta el octavo de ese choque boxístico. La pelea quedó en la historia no por la calidad técnica del duelo, sino por una gran picardía del púgil argentino, cuando las cosas se habían puesto castaño oscuro ese 10 de diciembre de 1994.       

El norteamericano, sin nada que perder, salió instruído desde su rincón a golpear, retroceder y mantener cierta distancia para evitar esos ganchos que la estrella sudamericana sabía aplicar de contragolpe. Del quinto al octavo, para Locomotora fueron cuatro capítulos de una pesadilla insoportable, momento donde la cara del valiente boxeador argentino acusaba de manera tenebrosa los impactos de su rival, que le pegaba a mansalva sin pausas ni respiros. El desafiante yanqui venía de ser campeón mundial en la especialidad welter-mediano con un invicto llamativo, púgil que solo necesitaba la mano de cierre para noquear al actual campeón y quedarse allí con su corona. Recordando el puntaje de los jueces hasta ese octavo asalto, los jurados marcaban 80-71, 80-73 y 79-74 todos a favor del estadounidense. El árbitro sudafricano Stanley Christoudolou, se acercó al rincón del argentino, con la firme decisión de parar la pelea.

Luis Spada, entrenador del peleador sudamericano, coach que vivía en Norteamérica, fue puntual y le pidió al juez un round más. El árbitro, que imaginaba que el púgil de Caleta Olivia caería casi si lo soplaban, sin demasiada convicción le otorgó lo que se denomina habitualmente el “round del campeón”, de decir una última oportunidad de mostrar que el boxeador puede seguir ofreciendo batalla. “Locomotora”, intentando confundir a su rival, al minuto y medio apoyó su espalda contra las cuerdas bajando sus brazos, buscando que el oponente pensara que estaba groggy. La genial maniobra, propia de algún spinoff de esos históricos films de box, confundió a Jackson que se desguarneció en el ataque con la decisión de voltear al titular del cinturón. Castro, ni bien observó que el yanqui se venía como un toro para embestirlo, sacó un cross de derecha que el estadounidense esquivó por milímetros. Lo que no pudo el desafiante, fue evitar una izquierda que lo atropelló como una formación de subte en plena aceleración, dejándolo expuesto a la secuencia de golpes que el púgil bonaerense comenzó a lanzarle.

 

 

Esta locomotora te lleva puesto

Jackson recibió primero una profunda mano en su mandíbula, cayendo pesadamente al suelo. Volvió a levantarse, pero “Locomotora” a puro amor propio lo encaró con lo poco que le quedaba, tirándolo dos veces, la primera casi cercana a un empujón, mientras que la segunda fue la decisiva de un asalto inolvidable, fruto de ese zurdazo letal en su cuerpo cuando su rival pensaba que tenía todo a su favor. Don King, inconfundible promotor de peleas de Norteamérica que lucía ese peinado punk de color blanco, se lo dijo a la cadena HBO que emitía la pelea.

“Este hombre es el verdadero Rocky...Porque Sylvester Stallone lo hace en el cine y cobra 20 millones de dólares, pero Jorge Castro lo hizo de verdad”,

elogiando al sudamericano en una gran velada donde antes pelearon Julio César Chávez y Félix Tito Trinidad. La publicación especializada “The Ring”, publicó que fue “La pelea del año” y “El round de la temporada”.

Castro, felíz pero conmocionado por las piñas que había cobrado, ingresó a los vestuarios con el rostro desfigurado y apenas se vio en el espejo, se puso a llorar. Tenía lastimaduras en sus labios que no le permitían mucho movimiento y volvió sereno a Buenos Aires con un protector que le cubría los ojos. Estaba muy cascoteado, después de esa “actuación” en el round más difícil de su carrera. Nacido en 1967, “Locomotora” recorrió una infancia a todo sufrimiento con necesidades, hermanos y mucha calle. Fue bautizado “Roña” porque siempre fue muy camorrero, “buscando roña” siempre a la primera excusa.

“Locomotora” desarrolló un historial de 144 peleas profesionales, con 130 triunfos, 90 por nocaut, 11 derrotas y 31 empates. Fanático de Boca, amigo de Maradona, quedó en la historia por esa pelea y después concretó dos defensas más, para luego perder el titulo. En los anales del boxeo recuerdan que el 27 de enero de 2007, le ganó por nocaut a José Herrera en su última pelea, realmente muy felíz con lo alcanzado en toda su carrera.

 

Imagen: Télam

Fecha de Publicación: 02/05/2024

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Tigresa-Acuña “La Tigresa Acuña”: una leyenda del boxeo
Un boxeador argentino regalándose

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Eduarda Mansilla La revolución silenciosa de Eduarda Mansilla

Pionera del periodismo argentino y el género fantástico, sus polémicos escritos vuelven en los años...

Empresas y Negocios
Una empresa que envuelve una evolución constante Una empresa que envuelve una evolución constante

El creador de Tetra Pak logró desarrollar el primer envoltorio compuesto de papel, plástico y alumin...

Historia
El gran sueño de la independencia El gran sueño de la independencia

31 de enero de 1813: Asamblea General Constituyente y Soberana del Año 1813.

Nostálgicos
Portero, no: Encargado. Portero, no: Encargado.

Portero, no: Encargado.

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades