Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Hay que mejorar los cimientos

A partir de la salida de Pekerman de AFA, las juveniles dejaron de ser una prioridad

Pasó el mundial de Rusia, quedamos afuera con la selección que finalmente salió campeona del mundo (todavía me cuesta entender cómo pudimos perder un partido en el que hicimos tres goles) y de a poco se fueron aquietando las aguas. Lo cual, quizás, sea un error. A veces, los momentos álgidos son los ideales para entender qué es lo que no funciona y, en consecuencia, cómo mejorarlo. Si después de una lluvia en la que el techo nos demostró que está lleno de goteras nos relajamos porque, ahora que no llueve, no hay más agua en el living, la estamos pifiando. No dejó de mojarse porque hayamos solucionado el problema. La próxima tormenta va a pasar lo mismo. Con la Selección está pasando algo similar. ¿Y cuáles son los cimientos de cualquier equipo de fútbol? Las inferiores. Hasta el alejamiento de Pekerman, había un trabajo serio y sostenido con las selecciones juveniles argentinas (el mismo Pekerman salió campeón tres veces). Pero a partir de su ida de AFA, luego de quedar eliminado en el mundial de 2006 (con Alemania por penales), podría decirse que las juveniles dejaron de ser una prioridad. ¿Cómo es posible lograr una selección mayor de excelencia si las inferiores están libradas a su suerte? En estos momentos se está jugando el torneo juvenil de Valencia, donde participa nuestra selección sub 20. El equipo dirigido por Lionel Scaloni debutó con una buena victoria por 4-0 frente a Venezuela. Todavía está dando vueltas qué va a pasar con la continuidad de Sampaoli (cuya desvinculación fue, por lo menos, desprolija, como todo lo que hace la AFA en los últimos años) y, por ende, quién va a dirigir las inferiores. Esperemos que todo se solucione para que logremos, de una vez por todas, armar un proyecto a largo plazo. Como quedó demostrado en este primer partido, talento sobra. Lo que hace falta es seriedad y compromiso.

Rating: 0/5.