Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Armani garantía de seguridad?

Ojalá no lleguemos nunca a los penales, pero si no queda otra, tenemos motivos para esperanzarnos. Tener en el arco a Armani nos da seguridad.

Si bien estoy muy en desacuerdo en cómo se comportó el cuerpo técnico con Willy Caballero, no puedo evitar sentir un poco de tranquilidad tras ver el desempeño de Armani en su primer partido con el buzo de la selección. Dio bastante seguridad en un partido más que chivo. Y nada más y nada menos que en el minuto 82, tapó un mano a mano que, de haber entrado, definía el partido. Seguridad asombrosa. Después, no pude evitarlo, me puse a buscar información y, de casualidad, encontré un dato que me sorprendió.

Armani debutó en un mundial sin haber jugado nunca, ni partidos oficiales ni amistosos con la Selección Nacional. En la actualidad da su seguridad al arco de River. ¿Saben cuándo fue la última vez que un arquero de River debutó en la selección en el medio de un mundial? Ya se lo están imaginando, pero les ahorro la intriga: Sergio Javier Goycochea en Italia 90. ¿Quieren más coincidencias? En la etapa de grupos perdimos un partido (0-1 con Camerún), empatamos otro (1-1 con Rumania) y ganamos uno (2-0 con Rusia). Salimos terceros y clasificamos por la ventana. ¿Les suena? En octavos, el mítico triunfo contra Brasil (que merecimos perder por 3 goles) y después la heroica del Goyco: pasamos por penales con Yugoslavia y por penales con Italia.

Seguí investigando y mi alegría fue in crescendo: el 21 de mayo de 2014 Armani tapó dos penales en la definición entre Atlético Nacional y Junior y Nacional se consagró campeón de la liga Colombiana. El 26 de noviembre del mismo año, en la semifinal de la Sudamericana (ya una instancia más importante), otra vez tapó dos y su equipo dejó en el camino nada menos que al Sao Paulo. Y llegó a la final que perdería con River. Finalmente, en el 2015, volvió a tapar dos penales en la definición y el Atlético Nacional ganó otro torneo desde los doce pasos. ¿Querés más seguridad? Ojalá no lleguemos nunca a los penales, pero si no queda otra, tenemos motivos para esperanzarnos.

Rating: 0/5.