Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El "Niño Terrible" hace su debut profesional

Walter Ezequiel Matthysse, el "Niño Terrible", una promesa del box argentino.

El apellido Matthysse es un apellido ineludible del boxeo argentino de las últimas décadas. Walter, Lucas, Soledad han brillado en los cuadriláteros de todo el país y tuvieron también su chance internacional. Ahora le llegó el turno a Walter Ezequiel, el “Niño Terrible”.

Nacido en Trelew, Chubut, mucho antes de convertirse en una promesa del pugilismo, el “Niño Terrible" se hizo conocido por un video viral que lo tiene como protagonista a él y a su padre, aunque solo el joven aparece en escena.

El video, que tuvo cientos de miles de reproducciones en Youtube, lo tiene a él durmiendo y a una persona filmándolo. Momentos después le cae un chorro de agua para despertarlo. "¡Papá, eh, tonto!", y ahí se confirmó que Walter fue el protagonista de la broma. Pero el video no terminó ahí y el muchacho se levantó de la cama al grito de "'no ves que tengo calzoncillos nuevos? ¡Andate!".

El video fue furor, y hasta se hicieron remix a partir de la situación. Lo que nadie imaginaba –tal vez solo aquellos que saben que el apellido Matthysse está vinculado con el box– era que ese pibe que recibía el chorro de agua se convertiría años más tarde en un destacado púgil de nivel internacional.

Una familia dedicada al boxeo

El apellido habla por sí solo. Su padre Walter llegó a pelear por el título welter de la FIB. Su récord marca una carrera con 32 peleas. 26 victorias (25 de ellas por knock out), 5 derrotas y una pelea sin decisión, la recordada pelea ante Roberto Reuque que fue suspendida al terminar el segundo asalto porque ambos empezaron a agredirse mutuamente.

Lucas, su tío, fue campeón mundial interino superligero del CMB y también reinó como welter en la AMB. Disputó 43 peleas: resultó vencedor en 38 de ellas (36 antes del final), 5 derrotas y dos sin decisión. Su última contienda fue ante Manny Pacquiao, cuando fue derrotado por knock out en el séptimo round.

Soledad, su tía, fue doble campeona mundial y tiene un récord de 16 victorias, 11 derrotas y un empate.

Mario, su abuelo, también tuvo su recorrido en el ring. Quienes lo vieron boxear dicen que fue un púgil aguerrido que se le animó a todos, desde "Locomotora" Castro a "Pipino" Abeldaño. Concluyó su carrera con 38 victorias (18 por knock out), 13 derrotas y 7 empates en 58 peleas.

Hasta su abuela Doris tuvo su fugaz paso en el cuadrilátero. En un torneo provincial faltaba una competidora y Doris, que si bien nunca había competido practicaba el deporte, se animó a participar, y terminó imponiéndose y ganando el campeonato chubutense.

Walter Ezequiel, el "Niño Terrible"

Walter Ezequiel Matthysse nació el 8 de julio de 1988. Lleva el boxeo en la sangre y desde chico comenzó a practicar el deporte siguiendo el legado familiar. Mario Narváez –otro apellido que es sinónimo de box en Chubut– comenzó a formarlo a los 8 años.

A los 14 hizo su debut con un triunfo por la vía rápida y comenzó su extenso recorrido exitoso.

Fue campeón regional y provincial, y en 2018 confirmó que es cosa seria al consagrarse campeón mundial amateur del Consejo Mundial de Box en la categoría hasta 75 kilos. Tiene un récord de 63 peleas. Se impuso en 59 ocasiones (30 por knock out), cayó en 3 y registra un empate.

Junto a su tío Lucas, tuvo un paso por Estados Unidos que lo llevó a conocer –y a guantear– a grandes referentes del pugilismo internacional. Estuvo bajo las órdenes de Roberto García y conoció a Oscar De la Hoya.

Fogueado y siendo una esperanza para el boxeo argentino firmó su contrato con Sampson Boxing y Tello Box y ya está preparado para realizar su debut profesional. 

Será el 24 de octubre en San Pablo, Brasil, en una velada internacional donde el legado Matthyse seguirá construyendo su historia.

 

 

Rating: 0/5.