Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El mamarracho de cada día

La doble vara nunca es buena, porque nivela para abajo

Días atrás, se produjo una mini discusión que me parece más que interesante. Jorge Batista, jefe del departamento médico de Boca, se enojó porque las autoridades de AFA (o de Boca, o de Boca y AFA, no me queda claro) le permitieron al famoso “Brujo Manuel” estar en el campo de juego, con pechera reglamentaria y todo. Bastante caliente (aunque después le bajó el tono a la discusión), dijo que este tipo de situaciones “marca la decadencia del fútbol argentino”.Quizás no sea para tanto y está bien que después le haya bajado el tono. Quizás la decadencia del fútbol argentino esté marcada por otras cosas, bastante más graves. Pero no por eso perdamos de vista que Batista tiene razón en lo siguiente: a los kinesiólogos y a los médicos de los clubes se les exige un curso anual para poder estar en el campo de juego. ¿Eso está mal? Claro que no. Está perfecto, es el famoso “subir la vara”. Pero entonces, ¿qué es lo que está mal? La doble vara, el problema argentino que atraviesa todas las esferas sociales, todos los ámbitos y asociaciones y colegios profesionales. ¿Cómo hacemos para que la gente haga lo que tiene que hacer (desde conseguir sus títulos habilitantes hasta pagar los impuestos, desde no pasar semáforos en rojo hasta no tirar basura en la calle) si algunos reciben castigos por hacerlo y otros no?Salvando las distancias, estos días estamos viviendo una situación similar. A los integrantes de un partido político les están allanando las viviendas e investigando hasta las propinas que dejan cuando toman un cortado en jarrito, y a los integrantes de otro partido, que tiene denuncias concretas y probadas sobre algunas cuestiones turbias en la financiación de sus campañas no sólo no se los indaga sino que se tapa la información. ¿Está mal la corrupción? Desde ya. Pero peor está que alguna corrupción sea el problema de la Nación y otra sea un detalle. La doble vara nunca es buena, porque nivela para abajo. Y eso sí es “la decadencia” de la argentina. Ya no de su fútbol, de su Nación en conjunto.

Rating: 0/5.