Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El conflicto en la LPF no tiene fin: Marcelo Tinelli impugnó en la justicia la nueva lista

Inconfundiblemente mortificado por lo que consideró a fines del 2021 un golpe artero a su gestión, el empresario y conductor televisivo devolvió munición contra Cristian Malaspina, quien en su momento pidió su dimisión, que ahora encabeza la única lista.

En lo que constituye una guerra abiertamente declarada, la postal de la última semana en este marzo tan convulsionado a nivel local y extranjero, sin dudas la proporcionó el actual presidente de la LPF (Liga Profesional de Fútbol), el empresario y conductor de tv Marcelo Tinelli, quien apenas se conoció la unión electoral para reemplazarlo en los comicios de la próxima semana, decidió impugnar la lista única que se presentó en dicho organismo para reemplazarlo, después de un extenso conflicto que comenzó a fines del 2021. Se torna en este caso necesario recordar puntualmente que el famoso dirigente deportivo y animador televisivo, viene llevando las riendas de esta entidad hace pocos años, un cargo que recibió por la respuesta de sus colegas hace algunas temporadas, para desarrollar una fuerte serie de modificaciones, muchas de las cuales a la fecha no se cumplieron. Las quejas de todos sus pares en los últimos meses se potenciaron, especialmente por la ausencia del directivo bolivarense en las principales presentaciones de este organismo, entre ellas la entrega de los títulos a los equipos campeones de la última temporada, secuencia de faltazos que este prestigioso dirigente nunca justificó. El último testimonio de esto halló al conductor de tv recluido en su chacra de Punta Del Este, la noche que River venció a Colón en el torneo de los campeones, premiación que realizaron directivos de menor rango.  

 

A fin del año pasado, con la cercanía de las fiestas de cierre de temporada, más de quince clubes se reunieron internamente para acordar el pedido de remoción de Marcelo Tinelli al frente de la Liga Profesional de Fútbol, comunicación que le hicieron llegar poco antes de la Navidad indicándole que debía llamar a elecciones en las próximas semanas, nota a esta altura de los acontecimientos que provocó un temblor en la oficina del reconocido y popular animador televisivo. A fines de enero el empresario esquelino bolivarense tomó la decisión de alejarse de la LPF, llamando a elecciones. Cuando finalmente los equipos que integran esta liga confeccionaron una lista única para el comicio, Marcelo Tinelli se presentó ante la justicia para denunciar irregularidades en la Liga Profesional. Paralelo a esto envió una carta a todos los clubes a través de la cual brindó concretos detalles de su salida del organismo y denunció "irregularidades" en su salida de la LPF, carta que este directivo remitió a sus colegas dentro de las últimas semanas al frente de esta entidad de la estructura futbolística que busca renovar el contexto de esta actividad deportiva.

La carta que envió a los dirigentes, dice lo siguiente: “Me dirijo a Ustedes a raíz de la grave situación institucional que atraviesa la Primera División del fútbol argentino, producto de una serie de acontecimientos muy desalentadores. Como dije en la carta que les envié en diciembre pasado, en la última semana de 2021 se gestó un artero golpe, no sólo a mi persona sino a las autoridades de la Liga Profesional de Fútbol Argentino de AFA (“LPF”). El paso del tiempo no hizo más que confirmar que aquello no era otra cosa que un golpe institucional. Como parte de ese intento de destitución se dio inicio a un proceso electoral plagado de todo tipo de irregularidades y anomalías. Entre ellas, podemos destacar que nunca se llamó a Asamblea para considerar la actual gestión, punto más que importante para respetar la institucionalidad. Además, la única lista presentada para la renovación de autoridades no cumple con los requisitos mínimos establecidos por la reglamentación vigente. El candidato a secretario, Hernán Arboleya, es dirigente suplente en su club, siendo que el Reglamento General de la LPF (alineado con el Estatuto AFA y de otras asociaciones) no permiten que miembros no titulares de una Comisión Directiva de un Club formen parte de la Mesa Directiva de la LPF. Asimismo, al cierre de listas, ningún candidato presentó la documentación respaldatoria y exigida por la Reglamentación. Es por eso que, al momento de enviarles esta carta, ya impugné la conformación de la citada lista” (además de solicitar la nulidad de todo el proceso electoral).

 

“Reitero que cuando se hagan las elecciones de renovación de autoridades de manera correcta, respetando los pasos estatutarios y cuidando la institucionalidad, yo no seré candidato en ninguno de los cargos de la LPF. Pero de ninguna manera puedo dejar mi cargo en el medio de una campaña sucia de semejantes dimensiones, sin que se considere mi gestión y la de aquellos que me acompañaron en la Mesa Directiva. Como si todo lo conocido fuese poco, en los últimos días tomé conocimiento de acciones que preocupan de cara al futuro de la Primera División. Quienes pretenden ocupar -a como dé lugar- el cargo de presidente y secretario se apersonan en la sede de la LPF para darle instrucciones a los empleados y ocupar oficinas asignadas a los actuales integrantes de los equipos de trabajo, sin considerar que hay autoridades vigentes y que ellos todavía no han sido proclamados. Dichas indicaciones son contrarias a las que dan a los mismos empleados y colaboradores las actuales autoridades de la LPF. Esto significa una nueva falta de ética grave y un atropello a todos los dirigentes, empleados y colaboradores. También veo con mucha preocupación que se tomen decisiones sin consultarle al Comité Ejecutivo de la LPF como el no sorteo de los árbitros, justo en una fecha tan especial como la de los Clásicos. Además, a partir de la semana que viene con la controvertida implementación del necesario VAR en el fútbol argentino, tampoco habrá sorteos de referees”.

En la segunda parte de la comunicación, el texto señala que “aprovecho para volver a la carta del 27 de julio del año anterior (la cual adjunto) en la cual el tema del VAR y las designaciones arbitrales era un pedido realizado unánimemente por todos los dirigentes de la Primera División. Con esta decisión tomada en las últimas horas se le da la espalda a lo solicitado por los clubes. Me gustaría repasar lo que se le solicitó en julio de 2021 en la carta que se le envío al Presidente de la AFA, Claudio Tapia: Independencia de la LPF para tratar modificaciones en sus reglamentos; explotación y gestión comercial exclusiva de la LPF de los derechos audiovisuales locales e internacionales y todo aspecto comercial relacionado a la Primera División; independencia para la administración y gestión para celebrar contratos operativos, administrativos, económicos, comerciales y deportivos; tener relación autónoma con los titulares de los derechos audiovisuales locales; auditoría y control de servicio de los titulares de los derechos audiovisuales internacionales, además de la implementación de la OTT; revisión de sponsors, aplicaciones, E-Sports y pelota oficial (entre otros) en los que tengan injerencia los equipos de Primera División; explotación, comercialización y administración del juego online”.

 

“Además confirmar lo establecido en el artículo 82, apartado 6, inciso c del estatuto de AFA donde se afirma como única contraprestación económica de la LPF a la AFA para el sostenimiento de su estructura la transferencia/asignación del 18% de los ingresos totales obtenidos por la LPF; implementación, costos, fecha de comienzo y cuestiones operativas para la instalación del VAR; participación activa en el proceso de designación de árbitros; trabajo continuo y coordinado para la actuación del Tribunal de Disciplina; establecer una reunión periódica mensual entre dirigentes de AFA y de LPF; análisis e implementación de la cobranza por participación de los clubes en torneos Conmebol; que la LPF tenga relación con Conmebol y FIFA en lo relacionado a cuestiones deportivas y económicas; establecer una agenda de temas a abordar con autoridades gubernamentales (Decreto 1212, costos de transferencias de jugadores - 15%-, derechos de formación, costos de seguridad, aforos y ART de los jugadores); y cantidad de equipos en el certamen de Primera División en el futuro (único tema que sí se pudo resolver en la Asamblea de fin de año de la AFA). Los invito a releer cada ítem y a que reflexionemos juntos: ¿Cuáles de todos estos puntos estaban a mi exclusivo alcance como presidente de la LPF para poder solucionarlos, lograr avances o concretarlos? Pongamos algunos ejemplos: ¿Qué puedo hacer desde mi cargo de presidente de la LPF si cuando voy a negociar por los derechos audiovisuales nacionales, los titulares de esos derechos, por escrito, me dicen que lo están viendo con Claudio Tapia? ¿Cómo hago para avanzar en los puntos relacionados al Decreto 1212 si es un tema que involucra a todas las categorías y no sólo a la Primera División? Más allá de que hay temas que atraviesan a todas las categorías del fútbol nacional, la Primera División tiene sus tiempos, su dinámica, sus necesidades, su agenda. ¿Hasta cuándo vamos a continuar así?”.