Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El básquet y el empoderamiento se unieron para simbolizar una imagen

Antonella González juega al básquet y su foto amamantando a su hija en el entretiempo de un partido recorrió todos los rincones de internet.

Conocer acerca de la hermandad a temprana edad. Madelaine, a quien apodan con cariño Mady, aprende, juega y hereda el amor de su mamá por el básquet. No sabemos si al crecer vaya a decidir seguir el mismo camino, pero sí que va a contar con un retrato inolvidable. Uno suyo siendo amamantada en una cancha, durante el entretiempo de un partido, por quien la tuvo en la panza. Más allá de representar un emocionante recuerdo para sumar a la historia familiar, la foto envía un mensaje fuerte a todas las mujeres. Antonella va a poder contarle a su hija también sobre la importancia de conjugar la maternidad con los proyectos personales.

El marco de la imagen

La jugadora forma parte del club Tomás de Rocamora de Concepción del Uruguay, que participa en la Liga Argentina femenina de básquet. El equipo tiene el orgullo de estar representando a la provincia de Entre Ríos. Ante un encuentro con Vélez, al cual derrotó, lo que más llamó la atención fue lo sucedido al finalizar el primer tiempo. Luego de la charla técnica junto a sus compañeras, y al momento de hacer la entrada en calor, Antonella se dirigió hacia la tribuna. Allí, decidió quedarse en el banco de suplentes para alimentar a Mady y fue capturada por la cámara.

"Una imagen que resume la pasión por el básquet y por ser madre, y el sacrificio que ellas hacen". Esas palabras utilizó la Confederación Argentina de Básquet (CABB) para reconocer el momento entre madre e hija. La fotografía se viralizó rápidamente como suele pasar en los tiempos actuales de hiperconectividad. Fue sacada por un amigo de la joven que había ido a alentarla y después la subió a Twitter. También fue el encargado de contarle las repercusiones positivas que estaba generando en la red y quedaron asombrados por la atención que recibió.

Un aporte a la visibilización

Además de jugadora y madre, Antonella es Licenciada en Psicomotricidad y trabaja de manera autónoma. Asimismo, enseña hockey, el cual juega entre los ceses de las temporadas de básquet. Lo que no imaginó es que fuera a terminar en el ojo público por algo que considera totalmente cotidiano. En este sentido, afirmó sentirse sorprendida por la trascendencia que obtuvo la foto y la manera en la que recorrió internet. En diálogo con Infobae, la joven de 30 años dijo que es una circunstancia que permite visibilizar varias cuestiones. Para empezar, sostuvo que si el impacto fue tan grande significa que queda mucho por aprender como sociedad.

Sin embargo, eligió quedarse con el lado bueno del fenómeno: mostrar que se puede ejercer la maternidad y cualquier profesión simultáneamente. También, anheló que existan muchas más mamás en las canchas y que sientan que pueden volver a jugar después del embarazo. Mientras aseveró que se puede luchar para que situaciones así estén amparadas en la ley.

La entrerriana relató que su madre le dio la teta mientras jugaba partidos de básquet y hoy ella hace lo mismo. Y destacó que no considera ser la única, sino que debe haber muchas mujeres más que lo hacen en distintos lugares y contextos. Antonella no se define como una heroína, por el contrario, para ella es un acto natural darle de comer a un hijo. Por eso, enfatizó en que da a pensar que la imagen repercuta tanto, y que ojalá sirva para que todos seamos más humanos. De esa forma inesperada y espontánea, Madelaine mamó empoderamiento femenino con menos de un año de vida. Una conexión con su mamá que se van a guardar para siempre.

Rating: 4.50/5.