Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El arquero del pueblo

Conocé al Chino Vega, arquero de river y orgullo de Cutral Có

Cada vez que un joven se marcha de un pueblo natal es novedad. Si el desarrollo de ese joven por fuera del pueblo amerita ser tema de conversación, el comentario se extiende a las localidades vecinas. Y si, además, esa persona que se fue está muy presente en la televisión o en los medios en general, la cuestión se pone aún más interesante: aquellos que lo añoran y vieron dar sus primeros pasos (pero también los que simplemente saben su nombre y procedencia) sienten orgullo y autoridad suficiente para hablar al retoño del pueblo que está florando en otra parte.

Este es el caso de Mario Daniel Vega, arquero de primera que salió de las inferiores de Alianza de Cutral Có, la modesta pero orgullosa ciudad neuquina. A Daniel le dicen el chino, el indio o simplemente Dani. Todos en el pueblo (Cutral Có es una ciudad de casi 50 mil habitantes, vale aclarar) saben quién fue, cómo era de chico, qué le gustaba, cómo atajaba, e innumerables etcéteras que hacen de la vida de Daniel una catarata de datos.

Lo cierto es que el "Chino” empezó a atajar a una corta edad y rápidamente se destacó por su agilidad y sus saltos. Una fuente que peina canas indica: “El Chino era sorprendente, en los entrenamientos le pateaban los jugadores de primera y, siendo un nene, ¡les atajaba todo!”. Debido a su alto rendimiento en Alianza, Daniel fue transferido a Nueva Chicago. A partir de este momento, su nombre pasó a ser asunto de Estado... por lo menos en Cutral Có. En el Torito de Mataderos, le ganó la titularidad al histórico Daniel Islas. Afianzado en el equipo, se quedó allí por 4 años y atajó 56 partidos hasta el 2007.

La presencia del Chino en el arco de Nueva Chicago alcanzó para que una buena parte de los habitantes de Cutral Có siga las campañas del equipo de Mataderos. Pero su transferencia a un club grande fue el hito que volvió a poner a Cutral Có en primera plana. River Plate contrató a Daniel Vega en 2007 y en su ciudad natal se armó revuelo. Hinchas de todos los equipos contaban con asombro y orgullo la novedad. Un año después, precisamente el 26 de octubre del 2008, Daniel Vega debutaba en el arco de River. Entró desde el banco en el segundo tiempo en un partido “chivo” contra Gimnasia de Jujuy. La lesión de Juan Ojeda le permitió sumar minutos de titular y así se fue ganando la confianza del Mono Burgos, asistente y entrenador de arqueros del Cholo Simeone, el director técnico de esa época.

Lamentablemente para Daniel y para todo los hinchas de River, aquellos años no fueron buenos. De hecho, se los recuerda como la época más funesta, en la que el club terminó un torneo en el último puesto y, tras una serie de malas campañas, descendió por primera vez en su historia

Sin embargo, Daniel es recordado por el pueblo millonario con cariño y respeto, debido a que fue de los pocos jugadores que “pusieron la cara” y “bancaron la parada”. Además, con 79 partidos jugados, rompió un récord de Amadeo Carrizo de 7 partidos con la valla invicta. 

En la actualidad el nombre del Chino ya no suena tanto entre las novedades de Cutral Có. Daniel se encuentra jugando para el San Jose Earthquakes de Estados Unidos, pero su figura va a ser siempre un motivo de orgullo para el pueblo.

Rating: 0/5.