Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Balón veloz

Un día como hoy llegaba al mundo el jugador que revolucionaría el mundo del básquet con su táctica, su habilidad y su talento. Te contamos un poco de su historia…

Se trata de una estrella incipiente en el básquet a nivel internacional. Leandro Bolmaro nació un 11 de septiembre del 2000. Hoy, cumple solo 20 años, es la promesa del básquet argentino y nos posiciona a nivel mundial. La calidad de sus jugadas, su habilidad y su técnica nos dejan boquiabiertos cuando lo vemos hacer sus bailes en el parquet. Su danza con el balón anaranjado es digna de ser admirada.

Este pibe nació en Las Varillas, en el interior de la provincia cordobesa.Su pasión por esta disciplina la heredó de su rama paterna, y fue un factor clave en el desarrollo de su vida. Su papá le daba fundamentos sobre jugadas de básquet en el patio de la casa de la localidad cordobesa. En solo dos años, Leandro pasó del club Almafuerte de Las Varillas a Bahía Basket, para luego llegar sin escalas al Barcelona. Actualmente se desempeña como escolta-alero en el Barcelona de la Liga ACB de España. Y promete llegar a la NBA. Todo indica que tiene chances de dar el gran salto a la mejor liga del mundo.

¿Nuevo mesías del básquet?

Esta jugador siempre fue especial. Con 2,03 metros de estatura y 81 kilos, Leandro no para de hacer sus jugadas mágicas. Talento y pasión se hacen carne en un joven que triunfa y persigue sus sueños. Además, sigue con sus proyectos. Entrena, se juega todo en la cancha y también en el estudio. Es un ejemplo a seguir para muchos deportistas, por su potencial y su compromiso. Argentina y el mundo ponen todas sus expectativas en el ¿nuevo mesías del básquet? Svetislav Pesic, entrenador del equipo de básquetbol de Barcelona, lo bautizó como el "Leo Messi del baloncesto". Y así lo conocen hoy.

Tierra de campeones

Leandro Bolmaro nació en Las Varillas, que pareciera ser la tierra fértil para estrellas del basquet. Ya que uno de los referentes cordobeses de esta disciplina a nivel mundial también nació allí. Estamos hablando de Fabricio Oberto. Desde Europa hasta Estados Unidos la camiseta de Bolmaro llamó mucho la atención. Y, ahora, es uno de los jugadores más codiciados. En el ranking de los jóvenes talentos, Bolmaro está primero, por encima de jugadores muy famosos y con alta trayectoria. Este pibe es una maravilla. Verlo jugar es deleitarse con estrategias inigualables y rapidez insólita. Entre muchas otras cualidades. Su mayor ventaja es su espíritu libre de alma creativa, que le permite crear jugadas inesperadas y sorprendentes. Se destaca por su juego agresivo, también, y por ejercer una atención múltiple que le permite jugar de escolta, y al mismo tiempo desplegar sus habilidades como base. Este jugador cuenta con una gran capacidad de pase y es un visionario del juego, por eso, es la estrella del parquet. Como defensor es intenso, agresivo y con una habilidad innata para robar balones. Entre estas, muchas ventajas más que hacen que su juego sea inédito. 

Al draft

En el año 2019 se anotó para el draft de la NBA en primera instancia, pero pocos días antes de la prueba "se bajó", con el objetivo de poner su nombre en la mira de todos. Que, vale la pena aclarar, consiguió. En esta edición 2020, Leandro Bolmaro presentó los papeles para anotarse en el draft. Pero esta vez decidido a tener la posibilidad de ser elegido en el evento. Por eso, la expectativa gira en torno a que el pequeño-gigante cordobés se convierta en el noveno argentino que forma parte de la NBA. Todo queda en suspenso hasta que se sepa quiénes son los elegidos, luego del draft en octubre.

Algunos expertos dicen que Bolmaro puede ser un stash, término en inglés que se utiliza para denominar a un jugador que es drafteado, pero que se queda un año más en el equipo de origen. Sobre todo en vistas a mejorar sus habilidades y perfeccionar su desarrollo. Sin embargo, lo que pasa después del draft no importa tanto como que sea elegido en primera ronda. Porque los jugadores seleccionados en los 30 primeros puestos se garantizan el contrato con el conjunto que los prefirió. Y nosotros queremos ver a Bolmaro jugando en la NBA... no importa cuándo ni con quién, solo importa verlo jugar.

 

Rating: 0/5.