Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Argentina y Brasil jugarán el match suspendido de eliminatorias, por una absurda picardía criolla

En septiembre de 2021, Ser Argentino anticipó cual sería la reacción de la FIFA frente al encuentro alterado por irregularidades sanitarias: El duelo se jugará una cancha neutral y el equipo argentino recibió una sanción por graves violaciones en estatutos de seguridad.

Es una situación que se viene repitiendo todo el tiempo y de la que nadie en su sano juicio a esta altura parece haber aprendido algo. Los partidos hay que ganarlos en la cancha y en el caso que el mismo no pueda proseguirse por alguna razón bastante valedera, recién ahí se evaluará que castigo corresponde aplicarle al club infractor en ese caso. El partido que Brasil y Argentina comenzaron a jugar en la tarde del domingo 5 de septiembre, un match que fue suspendido a los 4 minutos 39 segundos por invasión de autoridades sanitarias al campo de juego, tras comprobarse una serie de severas irregularidades en la declaración jurada que varios jugadores blanquicelestes presentaron al llegar a San Pablo, finalmente continuará en junio en alguna cancha europea o también en Qatar. Las sensaciones luego que Argentina ingresara de manera irregular a San Pablo, con cuatro jugadores que venían de Inglaterra sin cumplir aislamiento, en aquella época de la pandemia dura, presagiaban a primera lectura que nuestra selección se vería afectada por esa contravención a todos los estatutos sanitarios de aquél momento. Ser Argentino anticipó en un informe en contexto de primicia durante el mes de septiembre, que ANVISA remitiría un informe totalmente desfavorecedor para la selección dirigida por Leonel Scaloni y ese vaticinio se cumplió al pie de la letra.           

El lunes pasado el mediodía, la FIFA ordenó repetir el encuentro suspendido entre Brasil y Argentina, partido que deberá jugarse en una cancha neutral y al mismo tiempo, tomó la decisión de suspender por dos partidos oficiales a Buendía, "Dibu" Martínez, Lo Celso y "Cuti" Romero, a raíz de su irregular conducta sanitaria, poniendo en riesgo la situación de sus propios compañeros y los rivales. Ante los hechos ocurridos, la FIFA finalmente en una reunión ejecutiva determinó que el clásico Brasil-Argentina, suspendido el pasado 5 de septiembre de 2021 a los casi cinco minutos de juego, deberá repetirse en una fecha a determinar, encuentro que se jugará en una cancha neutral. "Después de una investigación exhaustiva de los diversos elementos fácticos y a la luz de todas las normas aplicables, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido que el partido debe repetirse en la fecha y el lugar que decida la FIFA", comienza indicando el comunicado del ente que regula el fútbol mundial, publicado en su página oficial. Ese partido suspendido, correspondiente a la sexta fecha de las eliminatorias sudamericanas, en su momento fue suspendido por el ingreso a la cancha de las autoridades sanitarias locales, quienes apuntaron contra la AFA, advirtiendo el incumplimiento del protocolo de salud internacional en las inscripciones de los futbolistas Buendía, Martínez, Lo Celso y Romero.

 

 

Estos jugadores que infringieron gravemente las reglas sanitarias existentes durante aquél tiempo de realización deportiva en San Pablo, recibieron una suspensión por dos fechas que deberán cumplir en partidos oficiales, no estando habilitados a hacerlo en encuentros de tono amistoso con otras selecciones. La Argentina además fue sancionada con una muy severa multa cercana a los 200 mil francos, en tanto que la FIFA también notificó a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) sobre lo ocurrido en el campo de juego, una conducta que será penalizada con una multa económica de 500 mil francos suizos por "infracciones relacionadas con el orden y la seguridad" y otros 50 mil francos suizos por "abandono de partido". La sanción a la Asociación de Fútbol Argentino se determinó en 200 mil francos suizos por "incumplimiento de sus obligaciones en materia de orden y seguridad, preparación y participación en el partido", duro castigo que como inmediata respuesta tuvo la automática réplica de la entidad argentina, cuando el presidente de la AFA, Claudio "Chiqui" Tapia, anticipó oficialmente que se apelará el fallo y que de esta manera se llegará al TAS.

Sobre la fecha y el lugar donde se retomará este partido internacional suspendido por las irregularidades cometidas por la delegación argentina, pudo saberse que, si bien todavía no hay nada oficial, asoma como posibilidad la fecha FIFA de junio en la que la Selección Argentina va a enfrentar a Italia en el duelo de campeones sudamericanos y europeos, un partido previsto para el 1 de junio en algún estadio europeo. Con la albiceleste estando ya en Europa para jugar ese partido, duelo que sería en Londres, se entiende que alguna otra cancha importante del viejo continente podría albergar el clásico sudamericano, aunque ciertos analistas no descarten que este match pospuesto se juegue en Qatar, como forma de promocionar el inminente campeonato mundial de balompié en ese territorio árabe los meses de noviembre y diciembre.