Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Argentina vs. Brasil: ¿Súper Clásico a días del Mundial 2022?

Las idas y venidas sobre el partido suspendido por la indebida inclusión de varios jugadores argentino provenientes del Reino Unido, se convirtió en una intrincada novela deportiva.

Las pésimas conductas buscando forzar una ventaja deportiva y las previsibles reacciones  buscando que la misma no sea ejecutada, han deparado un caso bastante curioso dentro de los anales deportivos en la historia de las eliminatorias sudamericanas. Durante finales del 2021, Brasil y Argentina debieron jugar un partido para cumplir con un cierto calendario existente en las revanchas de la primera ronda de clasificación del Mundial Qatar 2022, algo que inesperadamente o no tanto detonó un conflicto y segundos más tarde la reacción para cancelar algo que se intuía viciado de ilegalidad por las conductas previas. Según los cánones reglamentarios, los jugadores que debían participar en esa época de restricciones duras con la presencia de la pandemia, obligaba a todos los equipos a presentar jugadores que no hubiesen estado en el Reino Unido en un período inferior a los 14 días. Algo que la selección argentina de Lieonel Scaloni incumplió al incluir cuatro jugadores que llegaron desde ese territorio europeo, entre ellos el arquero Emiliano Díaz. Alojados en un hotel brasileño en donde las autoridades de ese país certificaron que el equipo de nuestra nación incluyó al ingresar una declaración jurada falsa sobre esos deportistas provenientes del Reino Unido, el problema aumentó de dimensión, cuando las autoridades sanitarias de Brasil entraron a la cancha cuando apenas se jugaban apenas cuatro minutos y 37 segundos, lo que obligó al árbitro a suspender el partido.

Lo cierto es que los minutos fueron pasando y como nadie sabía como interpretar todo eso que ocurría dentro del campo de juego, el juez principal apoyado por sus colaboradores en ese encuentro decidió suspender el encuentro y dejar de esta forma, que la justicia de tono deportivo se encargara de acomodar semejante embrollo con ese asunto sanitario que dejó inconcluso el partido cuando los jugadores todavía casi no habían pateado a los arcos para probar puntería. Cada seleccionado, después del escándalo despertado por ese problema a todas luces vergonzoso por dónde se lo analice, decidió presentar su amparo. Por el lado argentino, argumentando que la policía y los agentes sanitarios detuvieron la normalidad del encuentro, dando a entender que las cosas estaban ocurriendo sin alteraciones hasta ese momento en que personal sanitario se introdujo a la cancha para retirar a los cuatro jugadores provenientes de Inglaterra. Del lado brasileño, sin hacer demasiado escándalo, argumentar que el equipo de nuestro país había falseado la declaración jurada sobre los deportistas que en ese momento habían llegado en un vuelo privado a Sudamérica para esos partidos.

¿Quién mueve Marcelo?

En aquel momento la justicia deportiva se tomó su tiempo para dar su veredicto, mientras ambos seleccionados seguían jugando los partidos que faltaban para completar la zona de Sudamérica correspondiente a las eliminatorias mundialistas para el Mundial Qatar 2022. Tanto Brasil como Argentina clasificaron no solo para dicho campeonato mundial, sino que lo hicieron con suficiente antelación para que ese partido pospuesto no alterara la ubicación de ambos equipos en la zona destinada a definir quienes jugarían ese campeonato. El tribunal de la Conmebol decidió en un fallo salomónico castigar a ambas instituciones deportivas, a fin de no generar un problema mayor, momento donde penalizó a los cuatro jugadores de la selección argentina, imponiendo una multa económica a ambas naciones, ratificando a nivel oficial que el partido deberá jugarse en los próximos meses. Al principio se indicó a los medios que el duelo pendiente no podría jugarse en territorio brasileño, como una muy discutida forma de castigar al equipo local por el ingreso inesperado de personas al campo no autorizadas, pero semanas más tarde la misma entidad indicó que el duelo finalmente se jugaría en suelo carioca, lo que provocó el enojo y fastidio de la AFA, quien decidió al respecto protestar la sanción, apelando ante la FIFA por esa decisión operativa.                                   

Pues bien, después de aquél reclamo hecho por los dirigentes de nuestro país, finalmente se supo que la Comisión de Apelaciones de la FIFA , ratificó que la Selección Argentina debe jugar ante Brasil, algo a lo que se oponían los representantes de nuestro equipo ante lo ocurrido en tierra brasileña. La decisión del segundo órgano legal de la casa madre del fútbol mundial, finalmente  no dio lugar al pedido de la Asociación del Fútbol Argentino, entidad que decidió apelar ante el TAS para revertir la medida. Este gran organismo de la FIFA consideró que el encuentro suspendido entre Brasil y la Selección Argentina, por las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, deberá jugarse nuevamente, pero sin aclarar oficialmente donde se llevará a cabo.

Lo que viene, lo que viene

Desde aquella primera decisión tribunalicia indicando que el partido debía jugarse, solo se cumplió con una parte de la misma, pues los cuatro jugadores suspendidos ya cumplieron sus fechas sin jugar, en tanto que la FIFA redujo las multas económicas para la AFA (de 200 a 100 mil francos suizos) y para la CBF (de 500 a 250 mil francos suizos), aunque la decisión central se mantiene, ratificando que la realización de dicho partido que el 5 de septiembre de 2021 fue suspendido deberá jugarse sí o sí antes del próximo mundial que tiene fecha de inicio para el próximo 18 de noviembre.

Tal como era de esperar, apenas se conoció el fallo de la Comisión de Apelaciones de la FIFA, la AFA confirmó que irá al TAS por el fallo de Brasil vs. Argentina. En un breve pero contundente mensaje tras conocerse el fallo, la Asociación del Fútbol Argentino publicó en todos sus canales comunicacionales su rechazo a lo ocurrido y la consiguiente apelación para no jugar dicho encuentro, indicando que los puntos en juego le corresponden. La AFA en un mensaje escueto indicó que "La Asociación del Fútbol Argentino solicitará en el día de hoy los fundamentos de ambas decisiones y efectuará las apelaciones correspondientes ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) a fin de seguir defendiendo los derechos de nuestro seleccionado". En caso que dicha entidad deportiva mantenga la determinación demarcada por la FIFA, Argentina deberá jugar contra Brasil, duelo que podría llevarse a cabo en tierra carioca, Londres, Australia o la mismísima Qatar, como una gran forma de promocionar el inminente torneo mundial de selecciones, con un gran duelo de equipos sudamericanos.  

 

Imágenes: Télam

Rating: 0/5.