Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Alejandro Allub: un rugido con tonada cordobesa

Un día como hoy nacía el puma que llegaría a tener el rugido más potente de la selección. Su lucha no solo se vive en la cancha, sino también fuera de ella.

Se trata de Alejandro Allub, un jugador de rugby que no solo se juega todo en la cancha. Este cordobés tiene una personalidad camaleónica, y vive entre sus dos personalidades: entre puma y héroe. Este deportista de alto rendimiento nació en la Ciudad de Córdoba un día como hoy, un 11 de febrero de 1976. Se desempeñó toda su vida como segunda línea, pero en un momento decidió combinar la camiseta de la selección con el guardapolvo de héroe. Ya que se calzó el uniforme de una profesión admirable: actualmente ejerce como cardiólogo infantil. 

Talento cordobés

Este talento surgió en el Jockey Club Córdoba, una de las cunas del hockey y el rugby cordobés. Como también uno de los íconos de la equitación y los caballos. Alejandro comenzó su carrera con un futuro prometedor. En 1997 fue seleccionado por los Dogos, siendo uno de las estrellas del combinado provincial. Fue convocado a los Pumas por primera vez en septiembre de 1997 para enfrentar a Paraguay, se hizo frecuente en el equipo titular y jugó con ellos hasta su último partido en junio de 2001 frente a los All Blacks. En total jugó 30 partidos y marcó un try (5 puntos). Jugó con ellos entre 1997 a 2000 y de 2010 a 2013. En el 2000, fue contratado por el USA Perpignan del Top 14. Y no se equivocaron. Desde que comenzó su carrera profesional, lo dio todo.  

Rugido mundial

Solo disputó una Copa del Mundo: Gales 1999 donde Argentina derrotó al XV del Trébol para llegar por primera vez a la fase final del torneo. Allub jugó todos los partidos y marcó un try ante Samoa, este fue el único que hizo con su selección.

Peripecias 

Pero el episodio por el que la vida le dio un giro inesperado fue otro. En su última gira con el seleccionado argentino por Nueva Zelanda, en junio de 2001, sufrió un infarto agudo de miocardio y debió retirarse. A Alejandro no le faltó garra y con 25 años logró zafar de esa. Su carrera con los Pumas terminó. Pero luego de hacer las consultas necesarias, se permitió seguir con la guinda un par de años más. Regresó a jugar luego de ocho años, con 32 años en 2009 y con su club. Fue convocado nuevamente al seleccionado cordobés. Y siguió jugando hasta los 41 años como hobby, ya no de manera profesional. Con el paso del tiempo decidió retirarse y convertirse en estrella, pero de otro ámbito. Su historia es inspiración para muchos. 

Siempre se vuelve a ser un héroe

Luego del episodio del infarto, volvió a su ciudad impulsado por el clic de haberse enfrentado  a la muerte cara a cara.  Así, llevó a cabo las tareas que le habían quedado pendientes: terminar la carrera de medicina. Alejandro Allub volvió de Nueva Zelanda y se recibió de médico. Hoy ejerce como cardiólogo infantil. Su trayectoria como profesional de la salud lo convierte en un héroe, y en una estrella del ámbito médico. Hoy, junto a miles de profesionales de la salud, enfermeros, médicos y personal de limpieza, se exponen para poder salvar vidas. Combatiendo al enemigo invisible que acecha a nuestro país y al mundo. En medio de una pandemia, Alejandro Allub trabaja en equipo dentro y fuera de la cancha. Este ex Puma es pura garra.

Esta personalidad destacada en Córdoba no solo es reconocidopor su desempeño como gran deportista, sino también por su talento y su capacidad de salvar vidas. En el día de su nacimiento, desde Ser Argentino queremos desearle un muy feliz cumpleaños.

 ¡Aplausos para este puma pura garra con tonada, pura pasión y convicción en sus jugadas!

 

Rating: 5.00/5.