clima-header

Buenos Aires - - Sábado 24 De Julio

Home Gente Deportes A 45 años de su muerte, Oscar “Ringo” Bonavena sigue presente en el recuerdo de la gente

A 45 años de su muerte, Oscar “Ringo” Bonavena sigue presente en el recuerdo de la gente

El legendario boxeador mostró su capacidad deportiva en el mundo, pero el mal camino lo llevó a un circuito sin retorno, vida que será evocada en una próxima biopic televisiva.

Deportes
“Ringo” Bonavena

Las décadas pasan a velocidad supersónica buscando la velocidad de la luz y el recuerdo del histórico boxeador Oscar Natalio Bonavena, un personaje hecho y derecho de la gran historia de ese deporte se mantiene absolutamente intacto a pocas horas que se cumplan 45 años de la tarde en que insólitamente fue asesinado por un matón norteamericano. Los memoriosos no olvidan al púgil nacido en Argentina el 25 de septiembre de 1942, ídolo del barrio de Parque Patricios que trascendió no solo por su potente pegada, sino también por una conducta entre pícara y polémica, querido personaje que también sorprendía a los menos abocados al deporte por ciertas apariciones en el mundo del espectáculo que vivió la curiosa circunstancia de tenerlo maniobrando como ocasional actor y cantante.

 

Con su metro setenta y nueve, no convenía hacerle el bravucón con Ringo, apodo que se ganó en Argentina y otras partes del mundo que lo llamaban el “Beatle latinoamericano”, pues Oscar donde ponía su mano derecha dejaba alguien en el suelo por varios minutos. Tras una trayectoria en permanente ascenso en nuestra nación que coronó con varios combates de importancia en 1970, se mudó a los Estados Unidos impulsado por un promotor de las peleas en suelo norteamericano, sitio donde finalmente falleció asesinado en la mañana del 22 de mayo de 1976, situación que el sábado sumará el aniversario número 45 sin su presencia. Los adictos a esta especialidad deportiva rememoran las 68 peleas que sostuvo a lo largo de su historial, con 58 victorias (44 por nocaut), 9 derrotas y tan solo un empate.               

 

Su comienzo deportivo lo halló debutando como boxeador en el Club Atlético Huracán, secuencia donde logró consagrarse campeón amateur en 1959, un firme crecimiento que muy lentamente le permitió ascender en los rankings y enfrentar a difíciles peleadores de nuestro país y el continente que caían veloces como mosquitos cuando Ringo acertaba una derecha al rostro de su rival. Su destacada trayectoria comprende la curiosidad de no haber alcanzado un título nacional, pero haber competido seguido con varios boxeadores de fuste, un camino donde Bonavena no dejó pasar todos los ofrecimientos profesionales que le hicieron en los 60, cuando The Beatles conquistaba el mundo con sus canciones hiper pegadizas.

 

A fines de esa década, una clara derrota frente al histórico boxeador Joe Frazier no pareció cerrarle sus intenciones de pelear por el título mundial en los Estados Unidos, nada menos que ante Muhammad Alí, conocido en la órbita boxística como Cassius Clay. Su combate con el legendario campeón de boxeo en los Estados Unidos durante el mes de diciembre de 1970 entró en la historia, combate donde el norteamericano besó la lona, por más que el árbitro de ese combate buscara disfrazarlo de resbalón. La pelea se definió en el último round, cuando en la vuelta 15 Ringo venía muy disminuido por los golpes de su rival, instantes donde Cassius Clay lo derribó sobre el final de esa vuelta quitándole esa remota chance de conseguir un título internacional nada menos que frente a una poderosa leyenda de la especialidad. Esa pelea, clave para mantenerse en el sitial de la categoría de los peso pesados, lo llevó a mudarse a los Estados Unidos, donde ha ya había combatido en sus comienzos para ganarse un lugar en la escena mundial. Antes de aquella pelea en el Madison Square Garden que paró todo en nuestro país, Bonavena había peleado con Jor Frazier, al que derribó dos veces, enfrentamiento que en su segunda batalla tenía por esa época en juego el título de la Asociación Mundial de Boxeo, combates donde perdió por una mínima diferencia. La pelea con Muhammad Alí el 7 de diciembre de 1970 se sigue emitiendo por ciertas señales deportivas, más allá de las limitaciones técnicas del soporte en que fue almacenada, solo para recordar la guapeza del argentino.   

 

“Ringo” Bonavena

 

La atractiva trayectoria del púgil argentino se trastocó en los primeros días de 1971, tras suscribir un suculento contrato con el manager Joe Conforte para potenciar su carrera en los Estados Unidos, fue el inicio de un proceso de deterioro progresivo. Ilusionado por tener una revancha con Cassius Clay, algo que el veterano manager norteamericano le había prometido, Ringo firmó el acuerdo y se mudó a los Estados Unidos. Siempre se dijo que, tras ese contrato, Conforte le programó peleas con boxeadores inferiores a los que derrotó de manera inapelable, pero esos combates estuvieron sospechados por todos los que conocían el mundo de las apuestas en esa especialidad deportiva. En una difícil situación anímica y presionado por las circunstancias, Bonavena intento romper aquel acuerdo comercial y buscó que Rally Conforte, esposa del manager lo ayudara con esa cancelación contractual. El 26 febrero de 1976 Ringo disputó en Las Vegas la que sería su última confrontación, pelea contra Billy Joiner que ganó, pero la misma nunca tuvo el tono de complicación que podía haberse esperado para aquel combate.   

 

Algunos meses más tarde, mientras crecían los rumores de una relación sentimental del púgil con la esposa del manager estadounidense, ocurrió la trágica noticia. Durante esa mañana del 22 de mayo, Oscar Bonavena se acercó al Mustang Ranch, complejo donde se alojaba su empresario harto del desgaste existente y también muy molesto porque cierta tensión entre este y el púgil argentino había devenido en un atentado a la casa rodante en donde se alojaba por entonces el boxeador de Parque Patricios. La historia recuerda que el legendario boxeador argentino discutió varios minutos con John Coletti, guardia central de la seguridad que le solicitó que permaneciera sin moverse allí. Bonavena no hizo caso de la indicación y dos segundos más tarde se oyó el disparo proveniente de un fusil que apuntado al combatiente porteño de 33 años lo ejecutó de manera inmediata. La enorme conmoción de la noticia ocurrida en EEUU ese día, alteró lo que debió ser una jornada histórica para el boxeo nacional, pendiente de la suerte de Víctor Galíndez peleando en el exterior por el título mundial con Richie Kates. Aquella noche, el morrudo boxeador tras quince rounds históricos por pelear con una incontenible pérdida sanguínea en su párpado logró la remontada de vencer a su rival por nocaut en el round 15, pelea que dedicó a la memoria del púgil de Parque Patricios.      

 

La persona que asesinó a Bonavena, el guardaespaldas William Ross Brymer, recibió la insólita condena de apenas dos años de prisión del juez Stan Gregory, pena que cumplió en una prisión de Nevada. El asesino de Ringo al año y medio quedó en libertad, pero seis años más tarde reincidió por portación ilegal de armas y posesión de drogas, algo que devino en la condena a cadena perpetua, una sanción que le permitió salir nuevamente en libertad en 1991, falleciendo en Reno el 30 de junio de 2000 a los 55 años. Los últimos años de Bonavena antes de ser asesinado en los Estados Unidos, tras una confusa gresca en Nevada, fueron tiempos donde el boxeador fue y vino de Argentina a Norteamérica de manera muy frecuente.

 

“Ringo” Bonavena

 

Entre 1966 y 1975, Oscar Bonavena había tenido apariciones en el mundo del cine en películas como Muchachos impacientes” (1966), “Pasión dominguera” (1970) y “Los Chantas” (1975), sin olvidar que se había codeado de figuras del espectáculo como Susana Giménez o el mismísimo Pepe Biondi, participando en uno de lo sketchs que el humorista argentino realizaba con el personaje de “Pepe Galleta, único guapo en camiseta”. Por aquellos tiempos, Ringo también participó en la industria musical al grabar el legendario hit “Pío Pío Pío”, que tantas veces se usó como cortina primaveral en la señal Crónica TV de cable. Amante del fútbol y fiel seguidor de su equipo favorito, veía todos los partidos de Huracán como local en el Estadio Tomàs Ducau, estadio que en la actualidad tiene una tribuna con el nombre del boxeador. Una calle de Buenos Aires, pocos años más tarde se convirtió en la ahora conocida “calle Ringo Bonavena”, recordando al púgil que antes de ir a la cancha comía los ravioles que le preparaba su madre Dominga. Una anécdota lo pinta de cuerpo entero: una vez en Mar del Plata visitó en el barrio Los Troncos a “Coco Maglione”, quien lo recibió con una torta decorada con mucha crema. Fastidiado en esa jornada sin motivos aparentes, el boxeador ingresó al chalet, se acercó al pastel y con dos dedos barrio la crema superior para probarla. “Está muy rica”, dijo, pegó media vuelta y se retiró de la casa de la calle San Lorenzo sin degustar esa comida en su honor, una payasada muy “a lo Ringo”.   

 

En estas horas, al aproximarse en aniversario número 45 de su partida física, la señal de televisión Star (ex Fox Channel), anunció que llevará a cabo una biopic sobre el famoso boxeador argentino, miniserie que llevará el nombre “Ringo”. Inspirada en la vida del campeón argentino de boxeo Oscar “Ringo” Bonavena, la producción recorrerá el origen, ascenso y ocaso de esta leyenda del deporte, quien fue un muy duro rival de gigantes del pugilismo internacional como Mohamed Alí y Joe Frazier. Esta producción se sumergirá de lleno en los mundos del boxeo y el espectáculo, para relatar su ascenso, la gloria de su éxito y su decadencia.  Consultado al respecto de este anuncio, un directivo de la flamante señal destacó que “esta serie de ficción relata la vida de un ídolo del deporte, una persona que supo construir su propia fama hasta llevarla a la categoría de mito, al triunfar rápido y morir joven de manera trágica. Se trata de una historia verdadera y picante, sobre un personaje único, que merece ser contada. Es un gran privilegio para nosotros poder hacerlo”, tal lo comentado por Fernando Barbosa, actual gerente general de producciones locales de The Walt Disney Company Latin America. Este nuevo proyecto artístico para recordar al boxeador está producido por Star Original Productions. “Ringo” es realizada por Pampa Films, Gloriamundi Producciones, Primo Contents, EO Media y Story Lab, y dirigida por Nicolás Pérez Veiga. Su rodaje tendrá lugar en diferentes locaciones de Buenos Aires, Argentina, y pronto se anunciará el elenco que dará vida a los personajes de la esperada serie biopic.

Fecha de Publicación: 22/05/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Ringo Bonavena Ringo Bonavena, un showman del boxeo
El boxeador que no pudieron tocar El boxeador que no pudieron tocar

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
payador La famosa payada que dio origen al día del payador

Se celebra todos los 23 de julio; fue declarado en 1992, a partir de una célebre payada. Leé la hist...

Espectáculos
Mirtha Y Marcelo Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, dos estrellas en un año predestinado al olvido

La legendaria animadora confirmó oficialmente que no volverá a la pantalla chica antes de octubre, m...

Arte y Literatura
Instituto Di Tella París está muy bien pero le falta un Di Tella

Mito y gloria de la cultura argentina, el Instituto Di Tella permanece como un fenómeno social que d...

Deportes
Carlos Alberto Reutemann Carlos Alberto Reutemann: un tardío reconocimiento al mejor piloto de la Fórmula 1

La sociedad y los medios especializados nunca valoraron en su justa escala la trayectoria del fantás...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades