Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Tucumano básico, un vocabulario en constante crecimiento

La cantidad de palabras autóctonas y nuevas que se usan en Tucumán popularmente se han organizado y definido bajo el concepto de “tucumano básico”.

Cada región, como cada provincia, tiene tonos distintos para hablar. Es fácil reconocer a un porteño, a un cordobés, a un santiagueño y a un tucumano. Pero en Tucumán el lenguaje popular es más complejo, no solo el tono los diferencia del resto. Lo hacen las palabras que agregan a su vocabulario frecuente y que no figuran en ningún diccionario. Por eso es fundamental conocer el tucumano básico.

Aquí te dejo un resumen con algunas de las más utilizadas y sus significados. En una visita a Tucumán es casi imposible que no te lleves alguna incorporada a tu vocabulario.

10 palabras muy usadas del tucumano básico:

  1. Ydiay: Es una expresión que reemplaza el “¿y?”. Utilizada para apurar una respuesta o acción de la otra persona.
  2. Llantiar: Caminar. La podés escuchar como “llantiamos 20 cuadras”. Es una nueva conversión de la palabra llanta, que también es popularmente vinculada a las zapatillas. “Altas llantas”.
  3. Apretao: Es el típico sánguche de fiambre y pan francés. En otros lugares son llamados pebetes o sánguches, pero aquí es muy popular ver un cartel con el texto “Apretao + la coca”.
  4. Choriar: En Tucumán choro es “ladrón”, en otras regiones es chorro. A la hora de conjugarlo, choriar significa “robar”. Al ser una de las provincias más inseguras del país, es frecuente escuchar: “Me han choriao el celular” o cualquier otra cosa.
  5. Ramiar: Palabra clásica en una pelea o en una amenaza; significa arrastrar. “Te vua a ramiar”.
  6. Turucutu: Los salteños la conocen como cococho, es la clásica pose de caballito. Cargar a un niño o persona en nuestros hombros o espalda.
  7. Chuñar: Significa vomitar.
  8. Aca: Sin acento cambia absolutamente el significado en Tucumán. Representa la materia fecal o la nada misma. Es muy usado en insultos: “No vale ni aca” y también para indicar que no hay nada: “No tenemos ni aca”.
  9. Pingo: En el resto del país puede ser un sinónimo de caballo. En Mar del Plata recuerdo había un juego de apuestas que se presentaba así: “Raspe su pingo y gane”. En Tucumán es un insulto que hace referencia al órgano sexual masculino. Pero también se usa como un destino, con el mismo fin, insultar: “Andate al pingo”.
  10. Apoliyar: Para un tucumano esto significa dormir: “No lo jodas, está apoliyando”.

¿Frío o calor?

Estas son solo algunas de las muchas palabras que se utilizan en Tucumán. Chuy y tuy son expresiones clásicas también que representan frío y calor. Estas palabras tienen un origen quechua, y probablemente muchas otras también. Pero la mayoría del tucumano básico son solo deformaciones de otras palabras cargadas con un nuevo significado.

Rating: 0/5.