Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Traigan puertas

…que manijas sobran. ¿Les suena esa frase? Pero ¿de dónde viene? Te contamos cómo una simple manija se convirtió en una palabra con muchos sentidos.

¿Qué quiere decir un argentino cuando dice que está manija? ¿Es bueno o es malo? ¿O depende del caso? En un país donde manijas sobran, un simple sustantivo común se convirtió en un adjetivo que describe varias cosas. Pero comencemos por el principio: ¿de dónde surge el uso actual?

En su sentido más literal, una manija es la que abre (puertas, ventanas) y, a veces, la que permite que algo funcione (en ciertas herramientas, por ejemplo). El término tiene, también, un sentido figurado que se desprende del literal. Dice la RAE:

Si buscamos en nuestro lunfardo, en los tangos, el manija es una persona importante, que ordena, dispone o decide ante una situación, que tiene influencia o poder. Parecido a lo que dice la RAE. Pero manija también es otra cosa. Es ese estímulo, ese impulso, que nos lleva a hacer algo. Y que, en ocasiones, nos produce ansiedad.

Por eso, se puede

Intensos, emocionales, pasionales, exagerados. ¿Les suena? Traigan puertas –entonces– que, en este país, manijas sobran.

 

Rating: 4.50/5.