Traigan puertas que manijas sobran - Cómo hablamos - Ser Argentino Skip to main content

Traigan puertas

…que manijas sobran. ¿Les suena esa frase? Pero ¿de dónde viene? Te contamos cómo una simple manija se convirtió en una palabra con muchos sentidos.
Cómo hablamos
Manija
| 22 mayo, 2020 |

¿Qué quiere decir un argentino cuando dice que está manija? ¿Es bueno o es malo? ¿O depende del caso? Es un país donde manijas sobran, un simple sustantivo común se convirtió en un adjetivo que describe varias cosas. Pero comencemos por el principio: ¿de dónde surge el uso actual?

En su sentido más literal, una manija es la que abre (puertas, ventanas) y, a veces, la que permite que algo funcione (en ciertas herramientas, por ejemplo). El término tiene, también, un sentido figurado que se desprende del literal. Dice la RAE:

  • Poder que tiene y ejercita alguien en razón de su situación social, profesional o jerárquica. En esta oficina Juan TIENE LA manija.
  • Influencia que alguien intenta ejercer sobre otra persona para incitarla a pensar o a actuar de cierta manera. Pedro DA manija a Juan.

Si buscamos en nuestro lunfardo, en los tangos, el manija es una persona importante, que ordena, dispone o decide ante una situación, que tiene influencia o poder. Parecido a lo que dice la RAE. Pero manija también es otra cosa. Es ese estímulo, ese impulso, que nos lleva a hacer algo. Y que, en ocasiones, nos produce ansiedad.

Por eso, se puede

  • estar manija: cuando tenemos ansiedad por algo que algo que está por pasar. “El finde me voy de vacaciones. Estoy re manija”.
  • quedar manija: cuando nos quedamos con la sensación de que no fue suficiente: “Fui a entrenar, pero estuvo re tranqui. Quedé manija”.
  • darse manija o manijearse: cuando pensamos mucho y le damos vueltas a lo mismo. Es decir, cuando nos maquinamos: “No te des manija. Ya se va a solucionar”.
  • ser manija: cuando una persona es muy ansiosa e intensa con ciertas cosas. “¿Ya terminaste la serie? Sos un manija”.

Intensos, emocionales, pasionales, exagerados. ¿Les suena? Traigan puertas –entonces– que, en este país, manijas sobran.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar