Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Se le van los chivitos para los cerros

Cuando alguien tiene algún episodio de locura o reacción violenta, en Mendoza decimos que “se le van los chivitos para los cerros”. Aunque pocos lo conocen.

En esos momentos en los que una charla deviene en discusión, pero dentro de los límites de la cordura, y alguien, de repente, rompe con todos los esquemas, grita, dice cosas incoherentes y se torna violento. A esa persona se le van los chivitos para los cerros.

En primer lugar, es importante comentar qué es un chivo. Para los mendocinos, es algo muy común, y forma parte de las mayores producciones que existen en nuestra provincia. Ya hemos explicado en este sitio su importancia. De hecho, tenemos, en el sur, la Fiesta Nacional del Chivo.

El chivo es el macho de la cabra. Y a las crías se las conoce como chivatos o chivitos. Para los puesteros que se dedican a la producción caprina es todo un problema que los chivitos se vayan para los cerros. Es que son animales de piedemonte. El relieve y la vegetación de esta zona es propicio para la producción y alimentación de estos animales. Y, al ser sumamente mansas, las cabras suelen vivir sin un corral o cerco limítrofe. No obstante, a veces, ahuyentados por el ser humano, autos o ruidos molestos, estos animales deciden huir y lo hacen en dirección a los cerros, hasta donde deben, posteriormente, dirigirse los puesteros para recuperarlos. Lógicamente, esto representa todo un problema para los trabajadores.

Cuando se presenta esta situación, algo está mal en la cría de cabras o chivitos. De igual manera, algo está mal en la cabeza que reacciona como hemos descripto anteriormente. Por eso, cuando alguien muestra rastros de locura, decimos que se le van los chivitos para los cerros.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Somos mendocinos, no chilenos
Con artículo, por favor

Rating: 1.50/5.