Skip to main content

¡Qué copado!

Nada más lindo que conocer a alguien copado, ¿no? Pero ¿de dónde viene ese término? ¿Por qué lo usamos tanto? Acá nuestra teoría.
Cómo hablamos
copado
| 11 febrero, 2020 |

Te propongo un experimento: elegí un grupo de WhatsApp, cualquiera, y escribí en el buscador la palabra “copado” o “copada”. ¿Cuántas veces aparece? Aunque no nos demos cuenta, existen muchos términos que usamos con una frecuencia mucho más alta de la que imaginaríamos.

“¡Qué copada!”, “está copado”, “me copa”. Frases como esas son parte de nuestro vocabulario diario. No decimos genial, divertido o buena onda. Decimos copado o copada –como adjetivo– y me copa –como verbo–. Si algo está muy bueno, está copado. Si una chica es muy agradable y divertida, es copada. Si te prendés en un plan, te copás. Y así.

Pero ¿de dónde viene la expresión? Según la RAE, alguien está copado cuando está “entusiasmado o fascinado con algo”. A eso nos referimos cuando “nos copa” algo o alguien. Pero, en la Argentina, también lo utilizamos para describir al objeto o al sujeto de nuestro entusiasmo: por eso decimos que esa chica “es copada” o que un lugar “está re copado”.

Como sea, no hay nada mejor que conocer gente copada y, por suerte, acá tenemos mucha: esas personas que se prenden en todas, que le ponen buena onda a cualquier situación e irradian una energía que hace que tengamos ganas de tenerlas cerca.

Rating: 5.0/5. De 1 voto
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X