Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Por qué gato es un insulto?

La palabra gato ya designa a mucho más que al animal. Te contamos la evolución del término hasta el sentido que tiene hoy.

El término gato hace tiempo que no designa únicamente al animal. Su uso se fue transformando, tanto que podría decirse que es una de las palabras más versátiles que tenemos.

Antiguamente, se utilizaba la expresión pobre gato para una "persona insignificante o sin medios económicos". Luego, el término fue adoptado por el mundo de la prostitución. Gato para designar al que paga a una mujer (asociado al término gatillar). Y, por transferencia, para designar a la mujer que cobra a cambio de sexo.

Posteriormente, el uso tumbero ganó la escena. Con el sentido de "sirviente", es aplicado a un preso sometido por otro más poderoso. Y aquí surge una ambigüedad. Gato también es "policía", tal vez asociado a la voz bigote, que designa por metonimia al agente de típico bigote y lo relaciona con los bigotes del animal.

De cualquier forma, ya no podemos pensar solo en un animal cuando escuchamos esta palabra. En la mayoría de los casos, de seguro estaremos frente a un insulto.

Rating: 0/5.