clima-header

Buenos Aires - - Martes 28 De Septiembre

Home Gente Cómo hablamos Pequeño diccionario de lunfardo

Pequeño diccionario de lunfardo

Herencia de las corrientes inmigratorias que llegaron a nuestras tierras, el lunfardo es una parte fundamental de nuestra habla.

Cómo hablamos
Lunfardo

Alguna vez, la Argentina fue algo así como la tierra prometida para aquellos que escapaban de situaciones apremiantes en sus países de origen. En los barcos llegaron nuestros abuelos, bisabuelos y tatarabuelos, provenientes de los lugares más diversos. Aquí hicieron su hogar, formaron su familia, le pusieron trabajo y amor a una tierra que no era suya, pero terminaron por adoptar. En el proceso, la transformaron. ¿Qué sería de nuestra identidad sin el aporte de los inmigrantes?

Entre los muchos componentes que tiene la cultura de un pueblo, el lenguaje es, sin dudas, uno de los más importantes. Y lo más maravilloso es que está en movimiento constante: no es estático, permanentemente surgen nuevos términos que tienen que ver con préstamos de otras lenguas, neologismos de las nuevas generaciones o tecnicismos que se vuelven de uso común. Dialectos, cronolectos, tecnolectos, entonces, son algunas de las formas en las que el idioma se transforma constantemente.

En Argentina, más específicamente en Buenos Aires, el lunfardo es parte de nuestra habla cotidiana desde hace varias décadas. Según la Academia Porteña del Lunfardo, existen aproximadamente 6000 términos y se agregan alrededor de 70 cada año. Todos los usamos, sin siquiera darnos cuenta, porque son parte de nuestro lenguaje diario. Palabras como pibe, macana, chamuyo, laburo, mina, guita, trucho, chabón o gil son algunos ejemplos de términos que están absolutamente insertos en nuestra habla.

 

Breve historia del lunfardo

Como decíamos, el origen del lunfardo está en las corrientes inmigratorias que llegaron a Buenos Aires a finales del siglo XIX y principios del XX. Y, por más que queramos verle el lado poético al asunto, lo cierto es que surgió como una necesidad de supervivencia: en los conventillos vivían hacinadas personas de distintos orígenes que necesitaban comunicarse. De esa mezcla de lenguas diversas, nació el lunfardo.

Al parecer, el término lunfardo tiene origen en el gentilicio lombardo, que en algún momento fue sinónimo de ladrón, dado que los originarios de Lombardía habían sido usureros y prestamistas siglos atrás. Pero el lunfardo no tenía que ver solo con la vida marginal: poco a poco su uso se fue extendiendo a otros sectores de la sociedad.

Cuando su uso es recurrente y persiste en el tiempo, los vocablos provenientes del lunfardo son, incluso, incorporados por el Diccionario de la Real Academia Española. Pibe, macana y banquina son algunas de las palabras que ya han sido reconocidas por la institución encargada de regular el idioma español.

 

¿Cuántas de estas palabras usás todos los días?

Para que veas en ejemplos concretos la magnitud de la preponderancia del lunfardo en nuestras vidas, te acercamos algunos términos definidos por Oscar Conde en su Diccionario etimológico del lunfardo.

 

  • Afanar: robar. Del antiguo español popular.
  • Biaba: paliza. Del italiano. Refería al alimento que se daba comer a los animales.
  • Bondi: colectivo. Del brasileñismo "bond", surge en Río de Janeiro en 1876 y su origen aludía al tranvía.
  • Chabón: tipo. Del español. Fórmula de tratamiento innominada de llamar a alguien. Contracción de chambón, que refiere a una persona poco hábil.
  • Changa: ocupación transitoria. Del español familiar, negocio de poca importancia.
  • Chamuyar: conversación, habla. Del caló, hablar. Habilidad para persuadir. 
  • Facha: rostro. Del italiano "faccia".
  • Fiaca: desgano, pereza. Del italiano "fiacca".
  • Groso: importante, grande. Del portugués "grosso". Surge en Brasil en la década de 1980.
  • Guita: dinero, moneda. Del español popular.
  • Laburo: trabajo. Del italiano "lavoro".
  • Malandra: delincuente, mal viviente. Del español "malandrín".
  • Matina: mañana. Del italiano "mattina".
  • Mina: mujer, chica. Del italiano jergal.
  • Morfar: comer. Del italiano "morfa" (boca).
  • Pibe: niño, joven. Del italiano genovés "pivetto"; también del italiano jergal "pivello".
  • Pilcha: ropa. Del araucano "pilcha" (arruga). 
  • Quía: persona. Del español "quídam", que significa "sujeto indeterminado, alguien de poca monta". Tomado del latín "quiddam".
  • Quilombo: lío, desorden. Africanismo. Del quimbundo: aldea. Se usaba en el Brasil del siglo XVII para darles nombre a las aldeas clandestinas que armaban los esclavos fugitivos. La palaba quilombo pasó al Río de la Plata primero con sentido de prostíbulo y luego como lío, desorden.
  • Trucho: falso, falto de calidad. Del español "trucha" (persona astuta). 
  • Tuje: buena suerte. Del idish "tujes" (uno, cola humana).
  • Yeca: experiencia. Vesre de la palabra española "calle".
  • Yuta: policía. Del italiano, forma contracta de "yusta", y se trata de una rioplatenización de la palaba italiana "giusta". La giusta en Italia es quien lleva la justicia.

 

Fuente: Ministerio de Cultura Argentina

Fecha de Publicación: 19/03/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

guarda Guarda
Pilcha La palabra "pilcha" ¿pertenece al lunfardo?

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Cosme Argerich Cosme Argerich. Primer sanitarista y maestro de Medicina

En tiempos de curanderismo y la charlatanería, Argerich impuso ciencia, con los adelantos de las ca...

Historia
Colectivo chofer Bondi de mi vida. Orígenes y estampas del colectivo argentino

Los apretujados pasajeros de Floresta a Primera Junta del 24 de septiembre de 1928 fueron como los p...

Arte y Literatura
Maca De Noia Te presentamos a Maca De Noia , una fotógrafa muy especial

Es una fotógrafa en constante expansión y movimiento. En sus trabajos se advierten las ganas de crea...

Historia
Domingo y Dominguito Sarmiento Las cartas de Dominguito. Morir por la Patria es vivir

Sarmiento es el intelectual más notable del siglo XIX, con un proyecto desmesurado y totalizante. Qu...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades