Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Nos comemo un par de letra

En la dieta principal de los cordobeses tenemos: fernet con coca, salame de colonia caroia y… nos comemo un par de letras. Te contamos cuáles son.

Como en la mayoría de nuestras provincias, nos encanta meterle algunas letras, consonantes o vocales por igual, a nuestra dieta. Es que la magia del idioma cordobés no reside solo en la tonada o en la cadencia. Tiene un par de trucos más que tenés que saber. A decir: la utilización de verbos que solo se usan en estas tierras. La apodología como forma de vida: dícese del arte de ponerles apodo a todas las cosas que tengan vida. Ser cordobés no es solo tomar fernet y decir “culiado”. Tampoco es solo ir al baile de La Mona y tomar pritiau (aunque sume puntos para tener la nacionalidad cordobesa). Para ser cordobés, tenés que saber muchos trucos. Entre ellos, añadir en tu dieta cotidiana un par de letras. Porque sí, los cordobeses nos comemo un par de letras. Te contamos cuáles son.

1. La s é una delicia

Obviamente, como en casi todas las provincias, nos comemos la s. ¡Nos encanta!. No solo nos la comemos, sino que hasta a veces la transformamos en una especie de “j”. Andá sabé por qué, ¿nocierto?

Cuestión que nos comemo las s y, a vece, decimo “lojojo” en vez de “los ojos”. ¿Mentendé?

2. La b es asolutamente rica

La b, cuando está en el combo “bs”, ¡chau! Ni la decimos… ¿Para qué? Si se entiende igual, y hasta es más fácil. En Córdoba no observamos, oservamos. Vamos al susuelo, no al subsuelo. Y nos encontramos con ostáculos, en vez de encontrarnos con obstáculos.

3. Desativamos la c

A la c ni la tenemos en cuenta si viene en el combo “ct”. Así es que tomamos el coletivo, miramos a las atrices de la tele, nos cuidamos de las baterias y nada nos afeta. Es por esto que nos comemo la c y la desativamos de nuestro diccionario.

4. En esta ciudá no usamos d final

Es así. Si alguna palabra termina en d, la dejamos que se vaya. Esto nos da tranquilidá y felicidá. No andar preocupados por usar la d final es una total libertá.


 

Rating: 5.00/5.