clima-header

Buenos Aires - - Lunes 22 De Abril

Home Gente Cómo hablamos Más loca que una cabra

Más loca que una cabra

¿Por qué decimos que la cabra está loca? ¿Qué velas son las que no tiene que arder? Enterate del origen de estas frases y quedá como un duque.

Cómo hablamos
Más loca que una cabra

En Ser Argentino seguimos investigando los orígenes de las frases que utilizamos todos los días. Muchas veces sabemos perfectamente el significado y cuál es el contexto en el que las deberíamos usar, pero no estamos al tanto de la génesis (que suele ser lo más divertido). Por ejemplo: ¿qué tiene que ver la locura con la cabra?

Si quieren leer las ediciones anteriores (en donde van a poder conocer el origen de “tirar manteca al techo”, “ponerse la gorra”, “me cortaron las piernas”, “como turco en la neblina”, “a seguro lo llevaron preso”, “no hay tu tía” o “no quiere más lola” entre otras), pueden hacer click acá, acá, y acá . Ahora sí, a lo nuestro: estas son las nuevas. Como van a ver, una es muy tierna y la otra, bueno, no tanto. Eso sí: las dos son muy interesantes.

Más loca que una cabra

La mayoría de las crías de animales cuando son destetadas siguen a sus madres aunque ya no necesiten del alimento. Pero hay una especie que rompe la regla: las cabras. Cuando ya no toman más leche, los cabritos salen como flechas para cualquier lado y la pobre cabra se ve obligada a correrlos sin descanso. Por eso, los pastores usaban con mucha frecuencia “más loca que una cabra” en referencia al pobre estado de estas madres del reino animal. (¿A que no se la imaginaban tan tierna?).

Hasta que las velas no ardan

Para compensar la ternura de la anterior, vamos con una que se originó en los prostíbulos. En épocas en que no había luz eléctrica y los relojes no estaban al alcance de cualquier bolsillo, las madamas habían encontrado una forma muy eficiente de medir el tiempo: con velas. ¿Cómo es esto? Fácil: le entregaban al cliente la cantidad de velas que hubiera pagado y, cuando la última se consumía, se acababa el turno. Es decir, contrataba a la prostituta “hasta que las velas no ardan”.

Fecha de Publicación: 16/07/2022

Compartir
Califica este artículo
3.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Esa-burra-no-fue-a-la-escuela Esa burra no fue a la escuela
Que fiaca ¡Qué fiaca!

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Emprendedores
desafio led shine Emprendedores argentinos y un desafío que potencia a otros emprendedores

Dos amigos emprendedores se unen para generar un desafío que potencia las habilidades de los maquil...

Nostálgicos
El chocolatinero El chocolatinero

Era un integrante del elenco que trabajaba en el cine. No se consumían bebidas ni pochoclos, eran ot...

Historia
Julio Argentino Roca Julio Argentino Roca. Un Zorro que imaginó la Argentina

Durante cuarenta años fue el estadista excluyente de la Nación por hacer. El tucumano, dos veces pre...

Editorial
Colegio tomado Hay que prohibir la militancia en las universidades y colegios

Uno de los dos grandes males de la Argentina moderna es la Educación. Esa que nos llevó a ser potenc...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades