Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Los cordobeses somos unos animales

Somos unos animales, o al menos así nos llamamos entre todos. Nuestro diccionario está conformado por el zoológico entero.

Los cordobeses tenemos mil y una formas de llamarnos entre nosotros. Siempre con cariño, pero pocas veces con respeto. Para llamar la atención de un par, podemos llamarlo como cualquier animal, y seguro se va a dar por aludido. Yo no sé por qué, pero en Córdoba usamos el zoológico entero en nuestra habla cotidiana. Nuestro diccionario es una bestia. Tal vez porque hablamos como animales. Tal vez porque somos una especie extraña.

1. Mono

Los cordobeses solemos hacer bastantes monerías entre amigos. Capaz por eso entre nosotros nos decimos monos. Cuando contamos una situación o hablamos de nuestra manada, nos referimos a los primates. Por ejemplo, podés contar “estábamos con los monos ahí, y pintó un asau”. Y sí, mono, es así.

2. Bestia o mostro

Es un poco un halago que te digan bestia o mostro (que significa monstruo en cordobés). Es una expresión que quiere demostrar la admiración que siente la otra persona por vos (ponele). Entre nosotros nos saludamos así.“Qué hacé, bestia?” o Cómo andai, mostro?”.

3. Chancha

Chancha es una forma cariñosa de llamarnos entre amigos. “Chancha, ¿me pasas la jarra?”. Si te dicen chancha y sos mujer, no es por insultarte, es con cariño. Si te dicen chancha y sos hombre, tampoco te están bardeando. “Eh, chancha, no te enculei”. El término se usa para todos los géneros por igual.

4. Cara’ e poio

Cara’e puede estar acompañado de cualquier animal o cosa del planeta. Es una constante en nuestras frases. Sin embargo, ser cara’e poio es lo más común del mundo.

5. Pescau

Si te dicen que sos un pescau, medio que te están bardeando. Así que fijate qué moco te estás mandando, porque seguro que algo mal estás haciendo.

6. Los clásicos: pesho y gato

Estos animales son más clásicos. El perro y el gato se usan en todo el país. El gato, más como un insulto. Y el perro, depende del contexto. Si estás jugando fútbol y te gritan “perro”, tenés que seguir entrenando para mejorar, porque te quieren decir que sos malísimo. Pero, si llegan a tu casa y te dicen “hola, pesho”, “tá tó ien”. Traducción: está todo bien.

 

Dato de color: en el resto del país es perro. En Córdoba es pesho. No te vayas a confundir.

Rating: 0/5.