Skip to main content

La cultura y la lengua wichí ganan reconocimiento

La cultura autóctona de nuestras tierras va recuperando recocimiento y se adapta a la cultura actual. Ahora podemos reconocer la lengua wichí.
Cómo hablamos
cultura-inclusion
| 12 febrero, 2020 |

La cultura wichí, en estos últimos tiempos, va recuperando espacios y visibilidad. Wichí significa “persona” y se usa para identificar a los aborígenes de algunas zonas de Formosa, Chaco y Salta. En Salta hay un reconocimiento a la lengua Wichí Ihamtes en una búsqueda de enriquecer su capital y diversidad cultural.

La zona de influencia que hoy vemos es limitada; si retrocedemos previo a las invasiones de colonización, el espacio de influencia era mayor. La colonización ha terminado prácticamente con muchas corrientes culturales, lenguas, tecnologías, creencias y sociedades. Se han perdido para siempre, pero ese es el fin de una colonización, exterminar lo que hay e imponer un orden nuevo.

La negación a la cultura autóctona

En Argentina históricamente rechazamos y despreciamos lo autóctono. Nos basamos en discursos de moda que nos cautivan y endulzan. Uno de ellos fue pensar que somos un país europeo en América. Eso evolucionó y lo entendimos como “somos del primer mundo”; actualmente lo escuchamos como “volvimos al mundo”. El peor de los casos, el que muestra ignorancia, pero por sobre todo odio, son esos discursos que califican de terroristas a culturas autóctonas. Si hay un sector que mejor representa nuestra fragilidad o ignorancia con la cultura autóctona es el trato a los gauchos. Sujetos a los que les damos distintas significaciones según nuestra conveniencia. A veces nos referimos a ellos como ignorantes, en otras, sobrecargamos su imagen como un sujeto de patriotismo y nacionalismo.

La cultura es una construcción, que toma elementos propios y ajenos, pero la relación con nuestros orígenes siempre ha sido de negación y destrucción. Los wichí y su lengua son solo uno más de los sectores autóctonos que luchan por mantenerse en nuestro país. La idiosincrasia de pensar que lo autóctono atrasa no solo destruye nuestra historia, sino que nos impide crecer.

El lenguaje en el norte argentino está plagado de palabras y referencias que vienen del quichua, wichí u otras culturas aborígenes. Hoy les toca a los wichí y a la lengua wichí tener algo de reconocimiento y ver cómo parte de su cultura se suma a lo que entendemos como popular. Universidades del norte ya se adaptaron para que los Wichis tengan un acceso al estudio.

Hay una inclusión y reconocimiento de lenguas autóctonas que influyen no solo en el lenguaje del norte, sino en muchas de las provincias del país. Las palabras que nos parecen raras generalmente esconden eso, son un acto de supervivencia de lo autóctono.

Los paradigmas del lenguaje

Hoy nuestra sociedad se divide en tres paradigmas de la lengua. El primero y más hegemónico busca negar todo lo que no tenga un origen europeo, como si eso le diera más dignidad. El segundo es una falsa búsqueda inclusiva que busca aplanar todo y resumirlo en una sola letra, la E. La tercera y última es la que busca todo lo contrario, no se desentiende de lo dominante, pero lejos de resumir, busca agrandar y enriquecer la cultura. La lengua wichí hoy representa a una parte de la historia que no se pudo aniquilar y puede sumar mucho a nuestro sistema cultural.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X