clima-header

Buenos Aires - - Jueves 29 De Julio

Home Gente Cómo hablamos ¿Hablar bien o hacerse el porteño?

¿Hablar bien o hacerse el porteño?

En Mendoza, cuando escuchamos que alguien habla sin artículo antes del nombre o pronuncia bien la “s”, lo tildamos de porteño. ¿Con razón? No.

Cómo hablamos
Porteño

En primer lugar, debe explicarse un mal que, seguramente, debe pesarles a los habitantes de la provincia de Buenos Aires. Y es que, para nosotros, son todos “porteños”. Alguna vez alguien me explicó que no es así. Sino que, antiguamente, el porteño era solo aquel que vivía y se desempeñaba en el puerto. Sin embargo, con el tiempo, y por extensión, se los llamó así a todos: a los habitantes de la provincia y, también, a los de Capital Federal.

Una vez aclarado esto, vamos a lo que nos compete. En el interior, en general, pero en Mendoza, en particular, cuando escuchamos que alguien habla y pronuncia correctamente, ya lo tildamos de “porteño”. E intuimos que esa persona habla así porque “se quiere hacer el o la copada”. Y, ni hablar, cuando no se antepone el artículo para referirse a un nombre propio.

Algunos ejemplos

Explicaremos todo con ejemplos. Si una persona dice “cashate”, para referirse al imperativo del verbo “callar”, se está haciendo la porteña. Si alguien dice “vamos a hablar afuera” (destáquese la pronunciación marcada de la letra “s”) en lugar de “vamo a hablar afuera”, se está haciendo el porteño. Y directamente queda descalificado de la charla aquel que va a dormir a “lo de Manuel” en vez de ir a “lo del Manuel”.

Sin embargo, en un baño de humildad, debemos admitir que el tema acá es que en el interior hablamos, o pronunciamos, pésimo. Si nos remitimos a los manuales de nuestra lengua, al castellano, veremos que el artículo antes del nombre no se usa, aunque nosotros lo hayamos adoptado como un regionalismo. Y el tema de la letra “s” es el más evidente. Es que la norma dice que la “s” que está antes de una vocal debe ser sonora. Mientras que la que está antes de una consonante, debe aspirarse.

Por ejemplo, en la frase “vamos a ver una película”, debe destacarse la letra “s”. Pero, en la frase “los pelos de mi gato son marrones”, debe aspirarse la letra “s” y llevarla casi a un sonido de “h”.

Quizá, lo único que en Buenos Aires deberían corregir es el tema de la pronunciación de “sh” al momento de referirnos a la doble L. Aunque, en definitiva, es un regionalismo de “los porteños”.

 

Fecha de Publicación: 30/08/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Chau-Pinela ¡Chau, Pinela!
Más tonto que los chocos nuevos Más tonto que los chocos nuevos

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
Silvina Ocampo Silvina Ocampo. Tan desarticulada

Desarticulada era una de la autodefinicaciones favoritas de Silvina Ocampo. Su escritura corroe las...

Arte y Literatura
Teatro Abierto Teatro Abierto 40 años. La máquina cultural

El movimiento de las tablas argentinas que enfrentó a la dictadura. La resistencia ciudadana que mod...

Salud y Estética
Vida de Yoguini Moderna - Yoga Challenge - Quinta parte Quinta práctica del Reto Yogui

Avanzamos con el reto. ¡Vamos que falta poco para el final!

Empresas y Negocios
Mural Unicornio Mural, un nuevo unicornio argentino

La empresa que digitalizó las pizarras de las salas de reuniones ya está valuada en más de 1000 mill...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades